Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttps://2img.net/h/i1198.photobucket.com/albums/aa453/sparskfly/35x35-2.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

Las ondas del agua {Jordan}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Dom Jun 12, 2011 9:17 pm
Hoy era mi día libre. No sé muy bien por qué había decidido ir hoy al lago en vez de ir a mi bar cotidiano. Supongo que porque lo habitual acaba siendo aburrido en una vida como la mía, en la que todo es lo mismo. Lo que daría porque una vez pasara algo interesante que no fuera ir detrás de hechiceros, a lo que ni siquiera me interesaban. Solo lo hacía por pura obligación, aunque poco a poco mi mente había empezado a aceptarlo. Quizás, el lago, ayudaría a calmar mis pensamientos, a distraerme de todo lo que me rodea o simplemente de mi misma.

La tierra cerca de la orilla estaba extremadamente húmeda. Y yo, tan estúpida como siempre, me metí por la orilla llenándome las deportivas de barro. Y me daba igual la verdad, ni siquiera me molestaba en pensar en ello. A los minutos de fijarme que el agua del barro empezaba a colarse por la tela de la deportiva, me empece a alejar unos metros hasta donde la tierra ya era seca. Las plantas que crecían por la zona ya estaban prácticamente secas por el calor que producía el sol de verano. Me quite la chaqueta que llevaba puesta, tirándola al suelo, y sentando encima de ella. No hacía frío por lo que no me importaba quitármela. Encogí las piernas pasando los brazos por detrás del muslo.

Había mucho silencio, demasiado. Hasta se podía oír como el viento era cortado por las ramas de los árboles más cercanos. Como se notaba que aquí no había nadie. Estaba completamente sola. O al menos eso creía, ni si quiera me moleste en mirar si había alguien cerca. Saque mi paquete de cigarro que estaba en uno de los bolsillos de la chaqueta en la que estaba sentada. También saque mi querido mechero de Black Stones, al que le tenía muchísimo cariño. Siempre andaba conmigo. El había encendido todos los cigarros de mi vida y esperaba que así fuera por siempre. Saqué un cigarro de la caja y volví a guardar la. Seguidamente encendí el cigarro y guarde el mechero.

Note como el humo del cigarro recorría mis pulmones. Sabía que aquello era malo, sabía que era cancerígeno. Pero aun así, no pensaba dejarlo. Digamos que era casi como el sexo para mi. Suave, tranquilizador, sensual y satisfactorio. Todo lo que necesitaba, nada más.

Fui dando largas caladas al cigarro. A veces jugando con el humo a hacer círculos o mirando las formas que hacía el solo cuando lo expulsaba de mi cuerpo. Había demasiado silencio. Como esto siguiera así el aburrimiento me mataría. Aguanto el silencio, la paz y la tranquilidad durante unos minutos. Unos veinte ...quizá treinta. Pero ni uno más. Me acababa poniendo nerviosa el no hacer nada. Si al menos me hubiera traído mis cajas de pinturas, podría entretenerme. Lo que daría por un poco más de diversión. Por algo, o con alguien con el que charlar. Lo que daría.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Dom Jun 12, 2011 10:56 pm
El lago Moonbeam no era de sus lugares favoritos, pero Jordan necesitaba pensar. Los sucesos que estaban ocurriendo con demasiada rapidez en las últimas semanas le provocaban una sensación de ahogo que necesitaba dejar a un lado. El sonido de la moto irrumpía con fuerza en su cerebro mientras conducía con velocidad en dirección a las afueras de Londres. A pesar de ser Enero, el tiempo había dado una tregua y el sol calentaba su espalda a través de la cazadora de cuero que llevaba. La velocidad aumentó una vez fuera del casco urbano de Londres, simplemente disfrutando de la libertad que le proporcionaba aquel vehículo. En apenas tres semanas desde que había empezado el mes había sido atacado con un taser y por una descarga de un mago desconocido que no había llegado a saber quién cojones era, pero que se las iba a pagar. Había perdido a un pez gordo en aquel callejón, algo que le enfurecía. Podría haber sacado de él información, parecía estar dispuesto a hablar y sin necesidad de tener a nadie delante para que lo hiciera, simplemente preguntándolo. Estúpido. Aquel fallo había sido una estupidez de novato, una forma de bajar la guardia que no podía permitirse.

A pesar el sol, el viento que corría por la carretera a la velocidad que iba era frío y cortaba sus mejillas, resecando sus labios. Apenas una media hora después de salir de su hogar llegó al destino que buscaba. Las aguas siempre le habían tranquilizado lo suficiente como para poder pensar. Dejó la moto en un camino que daba a la laguna y se bajó de la misma quitándose el casco que dejó colgando del manillar. No iba mucha gente por allí y menos en una estación invernal como en la que estaban. En verano era diferente, era un buen lugar para pasar un día en familia o una noche en pareja. Sí, él sabía lo que era ambas cosas. Frunció el ceño mientras negaba para sí, bajándose la cremallera de la cazadora y echando a andar a buen ritmo por el camino. Era mucho mejor que ir a Hyde Park, mucho más natural y tranquilo.

Tomó aire notando el olor a agua, a hierba y a humedad. Comenzó a andar con gesto pensativo por el lugar con las manos sueltas a ambos lados de su cuerpo. En uno de sus barridos vio un pelo rojizo que le resultó familiar y fue entonces cuando notó el movimiento que indicaba que quien fuera estaba fumando. Un movimiento rítmico que él conocía bien y que le ayudaba a pensar. Mientras se acercaba sin disimular su presencia, el perfil se le hizo visible y fue entonces cuando la reconoció: Nahevia, cazadora. Era una suerte que al menos fuera uno de los suyos y no algún tipo de ser sobrenatural, ya tenía bastante de los últimos por todo lo que iba de mes.

Ni él mismo se creía esa última afirmación.

Buenos días, Nahevia, no esperaba encontrarte por aquí.

Se detuvo a unos pasos de la muchacha mirándola. Según la contestación se marcharía por donde había venido, pero el mínimo de educación era saludar. Podía entender que necesitara estar sola, pensando o lo que fuera que estuviera haciendo, él mismo había ido allí precisamente para alejarse de la polución de Londres, por lo que si quería estar sola simplemente desviaría sus pasos. Observó el rostro juvenil con tranquilidad, los gestos del hermoso rostro que tenía, el movimiento de su mano cuando dio una nueva calada, el humo que se deslizaba de sus labios al expulsarlo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Dom Jun 12, 2011 11:39 pm
Cerré los ojos por un momento. La tranquilidad del lago inundaba mi cuerpo, dejándolo en paz,sin que nadie, absolutamente nadie lo interrumpiera. Paz y serenidad....¡No lo aguanto! ¡Qué alguien venga por favor! ¡Antes de que me de un ataque por no hacer nada! Si, me gusta meditar de vez en cuando. Si me gusta la soledad. Pero no aguanto no hacer nada cuando estoy sola. Aunque sea simplemente hablar, con solo eso me basta y me sobra.

Había tal silencio que se oía el aleteo de las aves que pasaban por encima de mi. El chapoteo delos peces más cercanos a la orilla.O a lo mejor era solo que tenía muy buen oído. Si seguramente era eso. Un humano normal no oiría esas cosas aunque no hubiera ni la mas mínima onda de ruido. Al final acabaría volviéndome loca. Si es que,...Quien me mandaría venir aquí, y encima sola. ¡Yo necesito ruido! ¡Aunque sea música! Espera, ¡Eso es música! Podría cantar algo del Cabaret. Así practicaría, me entretendría
y tendría algo de ruido con el que no sentirme incomoda. ¿No? Si desde luego la idea de cantar era muy buena. Además si quería podía bailar sin problemas.

Aparte el cigarro de mis labios durante unos segundos para cantar una parte de la canción que estábamos ensañando en el Cabaret. Así pude practicar un poco mi afinación. Ya que era yo quien cantaba el 90% de todas las canciones que hacíamos en el Cabaret. La voz salió de mi garganta al principio potente, como si estuviera en propio Cabaret y luego me di cuenta que no era necesario la elevación de tono.Por lo que baje el volumen.

Cuando la canción llego a un tiempo de silencio, aproveche para dar otra calada a el cigarro y entonces una voz resonó a mi lado. "Buenos días, Nahevia, no esperaba encontrarte aquí." Eso fue lo que dijo la voz que interrumpió el silencio. Lo que me llevaba a deducir que le conocía. Y a juzgar por la voz grave, y firme, se trataba de Jordan. Al menos alguien que conozco y con el que poder charlar. Aparte el cigarro de nuevo de mis labios y le mire:

-Hola.Yo tampoco.-le sonreí.- ¿Qué haces por aquí? Me resulta raro verte por aquí. ¿Me sigues o algo por el estilo?.-bromeé.

Jordan era uno de los muy, muy pocos que me caían bien dentro de la organización. Sabía mantener una conversación, y ser tranquilo (para lo que quería) o al menos eso es lo que me aparentaba a mi. Además era atractivo, lo que explicaba porque muchas chicas se volvían locas por el. A veces incluso me hacía gracia aquello.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 13, 2011 12:16 am
Algo que siempre había sorprendido a Jordan era la voz que tenía Nahevia. Era una de esas voces que se alzaban y dejaban a cualquiera que estuviera cerca pensando de dónde demonios podía salir, sobre todo por el cuerpo menudo de la cazadora, un cuerpo que sabía que estaba entrenado para hacer lo que fuera necesario. Quizá no tuviera una fuerza comparada con la suya, pero era rápida y flexible, rápida en sus movimientos. Volviendo a la voz, sabía que trabajaba en algún tipo de Cabaret —Jordan era un tanto despistado para esos detalles— por lo que no le extrañaba que tuviera una voz potente, pero la verdad es que había provocado que la mirara desde una nueva óptica. Sus pasos se habían acercado con tranquilidad por lo que no le extrañó que en un primer momento no se hubiera dado cuenta de que estaba allí.

Su altura considerable hacía que la mirara desde arriba por lo que cuando ella habló se acuclilló para quedar más o menos a la altura de sus ojos y no hacer que tuviera que estar mirando hacia arriba. Podía utilizar aquellos trucos cuando quería incomodar a alguien, pero el caso de la pelirroja que tenía delante no era aquel. Estaban en cierta manera en sus “horas libres”, así que no se podía considerar que fuera su jefe aunque reconocía que la mayor parte del tiempo se comportaba como tal. Era algo que no podía evitar y que a muchas personas ponía de los nervios. Frunció brevemente el ceño ante aquel pensamiento. ¿Realmente era tan pesado?

Lo era, no hacía falta que nadie se lo dijera, podía ser bastante sobreprotector sobre todo cuando se trataba de alguna de las personas que se metían directamente en su lista de gente a la que cuidar. Y esa lista incluía prácticamente a todos los Equites, por muy capacitados que estuvieran, ni siquiera Myron se libraba o Emerick o, incluso, Caleb. Las personas con las que más trato tenía de forma habitual.

Sí, la verdad es que te he puesto un chip de rastreamiento para ver qué hacías en los ratos en los que no estabas en la oficina.—comentó con tono serio, aunque había algo en su voz y en su mirada que mostraba con claridad que estaba bromeando. No, no había hecho nunca algo así y no lo pensaba hacer en esos momentos. — Necesitaba alejarme un tanto de la ciudad y de los Equites para poder pensar con perspectiva y sin darme cuenta me encontré aquí, supongo que necesitaba la tranquilidad de este lugar.

Aun en la posición en la que estaba volvió su rostro para fijar la mirada en las aguas que en esos momentos hacían ligeras hondas seguramente por algún pez que había saltado y vuelvo a meterse de nuevo en las aguas. Sus ojos claros se pasearon por el lugar, eso era lo que quería proteger, esa parte de la Naturaleza que era normal y que seguía las leyes de la lógica, lejos de todos los problemas que podrían traer el resto de los seres sobrenaturales que poblaban las calles y los distintos lugares de la geografía mundial.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Lun Jun 13, 2011 12:48 am
Se agacho mientras hablaba para poder quedarse a mi altura. Ya podía sentarse, el que una persona se quedara de cuclillas frente ami me ponía mas nerviosa que alguien de pies.Pero bueno eso no venía al caso. Jordan, siempre tuvo esos aires de superioridad, o de protección.No sabría decir con exactitud lo que era. Siempre pensaba en los Equites, en las cazas y en los hechiceros. Lo que le convertían en un chico obseso. Salvo por ese pequeño defecto, era un chico estupendo que cualquier mujer en sus cabales, acabaría loca y perdidamente. Y obviamente yo no estaba en mis cabales. Por lo que a mi nunca me atrajo tanto como a cualquier otra chica cercana a el. Haber, era atractivo, y tenía ese punto de...."Ven aquí que te como" (Por decirlo así). Pero no era algo que me fascinara a mi.

Bueno, tampoco es que habláramos mucho cuando nos veíamos y si hablábamos era del mismo tema todas las veces: "Cazas". ¿Por qué siempre acabábamos en eso? ¡ Así! Por el "trabajo". Bueno al menos aquella vez podríamos hablar un poco más. Aunque fuera un poco. Y para variar, cambiar de conversación. Quien sabe... A lo mejor teníamos mas en común de lo que creemos y nos convertimos en amigos inseparables. Todo es posible ¿No? Por soñar no pasa nada...

-Pues si me lo has puesto, ya se a quien denunciar si algún día me aparece un acosador..-reí. Obviamente era una broma. La verdad es que no estaría nada mal tener un acosador como el. Al menos podría hacer enfadar a muchas chicas, lo cual me entretendría bastante.

No es que me gustara hacerlas enfadar, ni mucho menos. Pero hay algunas, que me sacaban de mis casillas y no estaría mal hacerlas bajar a la tierra. Y si para ello había que ser mala.Que no se preocupen que cuando sacan mi mal genio...No hay quien me pare.

Lleve una mano a mi pelo y lo agité para (como digo yo) mi cabeza se oreara. Aunque no lo parezca el tener pelo larga daba calor. Entonces escuche las palabras de Jordan. " Alejarme un tanto de la ciudad y de los Equites" "Necesitaba la tranquilidad de este lugar." No se por qué, pero por un momento pensé que era una mala imitación de Jordan. Pero hasta el momento no se habían inventado los clones, por lo que era imposible que el fuera una falsificación de él. A no ser que estuviera hecho por el encantamiento de algún hechicero. No, lo dudo mucho, porque si no,ese hechicero tendría un problema. Y desde luego dudo mucho que este alucinando. Así que...¿Esto es un rasgo de Jordan? Vaya, al menos descubrí algo nuevo de él.

-Vaya,no conocía ese lado tuyo. Si al final va resultar que eres un trozo de pan y todo.-le sonreí.- Me imagino que es porque llevas mucho estrés encima. ¿Por qué no hablamos de otro tema? Asi te distraes un poco. ¿No crees?

Tome la última calada de mi cigarro y lo tire al suelo para después pisarlo. Unos segundos después,deje que el humo saliera por mis labios lentamente. Dibujando ondas cruzadas en el aire hasta que su visibilidad desapareció. Y mi mirada se volvió hacia Jordan.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 13, 2011 1:30 am
Asintió brevemente a sus palabras como si fuera lo más normal del mundo hablar de acosadores, aunque en cierta manera lo era, según la persona por supuesto. De todo tipo, a decir verdad. El chip de localización era algo que debería perfeccionarse desde los sabios, no por ellos, sino por la posibilidad de llegar a ponérselo a un mago. Era una idea que rondaba en su cabeza desde algún tipo y que podría funcionar llegado el caso. Pero era un sueño, una irrealidad a la que no se podía atar y que no tenía sentido en cierta manera. Ahora mismo tenía que concentrarse más en lo que tenía delante. Había ido allí para olvidarse por completo del tema de los Equites y todo lo que eso significaba. Frunció brevemente el ceño mientras la miraba y apoyó la mano en el su rodilla.

Entonces esperemos que no tengas a ningún zumbado rondando tu casa, no me gustaría que me llegara una denuncia.

Una ceja se arqueó ante su comentario. ¿No se esperaba el qué? ¿Qué fuera humano y en ocasiones se colapsara? Comenzaba a creer que todo el mundo le veía como el tipo que dirigía a los Equites y aunque no le molestara, al final terminaba por cansarle. Vale que era un Cazador y siempre lo había sido, al menos desde que había pasado todo lo que había pasado, pero había algo más en él. Era cierto que no podía tocar muchos temas porque había dedicado gran parte de su vida a trabajar, pero también sabía que no era el prototipo de cazador cabeza hueca que únicamente entendía de músculos y de nada más. Era cierto que tenía sus prioridades y era básicamente mantener a salvo a su gente, pero también tenía sus hobbies, aunque en cierta manera estaban vinculados a su profesión.

La miró en silencio unos instantes, mientras se movía ligeramente apoyando el antebrazo en la pierna flexionada. ¿De qué podrían hablar dos personas que parecía que únicamente tenían en común el trabajo? Siguió con la mirada el gesto de ella tirando el cigarrillo, pisándolo y cómo el humo salía de sus labios para después elevarse en volutas hacia el cielo desapareciendo lentamente en el aire.

Todas las personas nos sorprenden y todos tenemos días en los que nos gustaría alejarnos aunque lo que hagamos nos guste y nos motive.—respondió con tranquilidad mientras la miraba con gesto serio, siguiendo cada uno de sus movimientos. — Te he escuchado hace un momento cantar, no sabía que tenías esa voz, sorprende bastante.—dijo finalmente, era un tema como otro cualquiera, no es que fuera un especialista en música pero…— ¿Va bien todo en el… espectáculo? No sé muy bien cómo referirme a ello.

No había estado nunca en el local en el que ella trabajaba así que no sabía muy bien cómo llamarlo. ¿Espectáculo sería correcto? ¿Cómo se podría llamar? Sabía que cantaba y que bailaban, pero… bueno, espectáculo se quedaría por el momento. El Haven no tenía de esas cosas, únicamente alguna actuación de vez en cuando que animaba el ambiente y poco más.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Lun Jun 13, 2011 2:13 pm
Todos iban al mismo tema. Me hacía gracia. ¿Por qué confundían Cabaret, con un puti-club? No lo dijo, pero estaba tan acostumbrada a ese tema de comentarios, que con simplemente decirlo de una forma, cambiando el tono de voz, la forma de intentar expresarlo sin que suene brusco. No me molestaba que la gente lo confundiera con un bar de stripers. Pero, no se, supongo que me molestaba que me compararan con una prostituta, aunque no fuera su intención.

El Cabaret, era muy, muy distinto de lo que la mayoría de personas pensaba. Solo unos pocos, generalmente los que acuden a las actuaciones, comprendían el valor que significaba el Cabaret. Para mi era como un musical cómico. Cada uno lo interpretaba de una forma distinta. Las bailarinas salían al escenario vestidas exageradamente, o bien provocativas, o bien "cantosas". La idea era hacer una representación sobre un tema en concreto y hacer la canción cómica sobre ello. La cual solo cantaba una sola bailarina. El resto, simplemente la seguía al compás de la música.

Sonreí de medio lado, pensando en que no estaría nada mal que algún día Jordan viniera al Cabaret y me viera actuar. Seguro que cambiaba sus expectativas sobre mi, si tenía alguna. No estaría nada mal. Yo me enamore del Cabaret, por eso trabajo ahí desde hace mas de tres años. Se había convertido en mi vida, lo que más aprecio. Aunque como todo trabajo, alguna vez que otra acababa cansando y quería tomarme un día de descanso.

"Te he escuchado hace un momento cantar, no sabía que tenías esa voz, sorprende bastante." Sonreí. Era alagador por su parte. Supongo que por eso era cantante, porque tenía la voz potente, lo suficientemente alta para que resonara por el Cabaret sin problemas de usar micrófonos.

-Gracias. Es curioso recibir una alago de ese tipo tuyo.-reí. Obviamente bromeaba. Jordan sabía reconocer el talento cuando lo había, pero generalmente era relacionado con el trabajo. Supongo que empezaba a gustarme esa nueva parte de el, fuera del trabajo.- Y el trabajo bien...Lleno de espectáculos...Y muy agotador por las noches. Se llama Cabaret. Yo creo que si vas algún día, te sorprenderás mas de los que crees. Todo el mundo tiene una idea equivocada de ese sitio y luego es todo lo contrario. Se acaban enamorando de ello.

Le sonreí. A lo mejor diciendo eso, algún día le daba por pasarse por allí, y así se podría sorprender. O quizás no. Supongo que todo depende de la persona. Pero supongo que el se entretendría al menos.

-Bueno, ¿Y tu que tal? ¿Te ha pasado algo interesante?

Lo pregunte, por el simple hecho de preguntar algo. Sacar la conversación adecuada era difícil, y más con alguien con el que hablabas poco.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 13, 2011 7:12 pm
Una vez más Jordan arqueó una ceja, un gesto apenas visible mientras la miraba con atención. Sí, estaba claro que aquello que hacía más allá de los Equites le gustaba. Podía ver cómo los ojos la brillaban y cómo sonaba mucho más emocionada. Sabía que Nahevia no es que estuviera a gusto en los Cazadores, podía entenderlo, había gente que simplemente se había unido porque pensaba que era una cosa y finalmente se daban cuenta de que había que hacer sacrificios. Algunos habían tenido que sacrificar muchísimas más cosas que otros. Incluso a su familia. Jordan había sido uno de ellos. Había cortado los pocos lazos familiares que le quedaban, con su hermano fundamentalmente, cuando se había visto como Líder de los Equite. Patrick se encontraba en Estados Unidos y supuestamente podría llegar en cualquier momento, estaba esperando y arreglando un par de últimos trabajos antes de dar el salto de nuevo hacia Londres. Le echaba de menos, a fin de cuentas era su hermano pequeño y una persona en la que sabía que podía confiar, aun así estaba nervioso considerando la posibilidad de que se viera metido en los problemas en los que él se veía prácticamente todos los días.

Observó en silencio a la chica mientras pensaba en lo que le había dicho sobre el Cabaret. Sus referencias sobre él se reducían básicamente a lo que había oído y visto en alguna película. Burlesque había sido un éxito el año anterior y aunque no había ido a verla —no era el tipo de películas que le apasionaran— sí que sabía más o menos de qué trataba. El cine americano era una constante en su vida desde hacía unos años, sobre todo porque era utilizado para desconectar de su día a día. Podía ver películas de prácticamente cualquier tipo, aunque era cierto que muchos de ellas terminaban por aburrirlo y mucho. Volviendo al Cabaret… bueno, Jordan no negaba que podría ser interesante y artístico, era un espectáculo a fin de cuentas en el que se combinaba la música de todo tipo, el canto y una serie de actrices. Era un espectáculo en el que se iban deslizando como si fuera una obra de teatro pero con música una serie de escenas que muchas veces tenían vinculación unas con otras y en cambio en ocasiones solo eran puntuales.

Al menos así lo veía bien, pero como ya se ha dicho, no era un experto en la materia ni mucho menos, más allá de lo que podría haber visto u oído.

Parece ser que hoy es el día de las sorpresas.—comentó con tranquilidad mientras la miraba, arqueando de nuevo una ceja en un gesto interrogativo. — Quizá algún día consiga arrastrar a alguien y vayamos a verte, aunque ya sabes que por la noche normalmente estamos a tope por The Haven y sería bastante irresponsable por mi parte dejarles solos.—cada cual tenía su negocio y la tapadera de Jordan era nada más y nada menos que un bar de carretera que había que controlar porque muchas veces podía terminar por desmadrarse, sobre todo cuando aparecían algunos cazadores que se ponían ciegos a alcohol tras haber hecho una cacería que hubiera salido como tenía que salir. — Me temo que lo que podría contar te aburriría, puesto que está vinculado directamente con el trabajo. Ya sabes los problemas que estamos teniendo últimamente con los magos que parece que están perdiendo el miedo y que buscan mostrarse, además de los demás seres sobrenaturales.

Ella misma le había dicho de dejar de lado el tema del trabajo, pero en una persona como Jordan ambas cosas estaban bastante vinculadas sobre todo en aquel momento cuando parecía que el mundo sobrenatural se estaba agitando como si estuviera en mitad de un terremoto teniendo a Londres como epicentro.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Lun Jun 13, 2011 8:42 pm
Definitivamente Jordan no era como me lo esperaba. Supongo que el estar al aire libre cambia a un hombre ¿No?O quizás era salir del trabajo. Sus expresiones cambiaban. Su forma de hablar, de conversar...Más tranquilo...Más...¿Humano? No sabía muy bien ni como explicarlo yo misma. A lo mejor, yo también cambiaba. A lo mejor, era muy distinta cuando estaba con los cazadores que cuando estaba...aqui, por ejemplo. O en mi casa, o en el bar, o en el Cabaret o en cualquier otro lugar. Creo que las personas me caían aun mejor fuera del estrés.

La tranquilidad del lago era abrumadora. Y al menos, o mejor dicho, por suerte. Tenía a Jordan para interrumpir la tranquilidad del silencio. Aun así no me era de agrado. A penas sabíamos de qué conversar. No era que nos conociéramos mucho, no sabía nada de su vida, ni el de la mía. Por lo que complicaba más las cosas. Juegue con mis dedos entrelazados, mientras le escuchaba. Y como no, sus palabras volvieron al trabajo. No pude evitar soltar una risita por tal comentario. Me hacía gracia. ¿Para qué negar lo? Le había dicho que evitara hablar del tema y no habían pasado ni dos minutos y ya había dicho el primer comentario sobre el trabajo. Gracioso, si.O al menos para mi.

-Jaja. Te cuesta...-sonreí,de una forma divertida.- Tienes una obsesión con eso. Deberías buscarte algo con lo que entretenerte más que con eso..Ayudaría a distraerte...

Me mordí el labio pensativa. ¿Y por qué no? Podría charlar sobre sus gustos y encontrarle algo que le llamara la atención y poder sacarle del aburrido y matinal trabajo. Pero el dilema estaba. ¿En que le decía,si no sabía nada de él? Bueno, al menos, podría decir algo deduciendo a partir de su aspecto. Le observe cuidadosamente. De arriba a bajo, de izquierda a derecha. Pero por su aspecto apenas podía decir un par de cosas. Una, que tenía buen gusto para la ropa. Y con eso me refiero a que no era el típico friki que se pone pantalones a cuadros y camisa. Pero dudo mucho que le guste ir de compras a grandes almacenes con sus amigos. Y dos, que era atractivo, lo que favorecía a mujeres, lo que me llevaba al entretenimiento de una novia. Si es que a el le gustaban las mujeres porque si no...que desperdicio. Vale, solo me quedaba una opción para encontrar algo, o algo más al menos. Y era sacar le información.

Me tumbe en el suelo lentamente, para no darme un cabezazo, y para ponerme cómoda. Cerré los ojos para que el sol nome deslumbrara, mientras pensaba en las preguntas que hacerle:

-Veamos, que puedo decirte para cambiar de tema....mmm...¿Que tal el bar? ¿Mucha gente? ¿O que tal con las "chicas"? ¿O...que haces por las tardes QUE NO SEA el "trabajo"?.-típicas preguntas comunes, sencillas y muy poco pensadas. Pero no se me ocurría que decir.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 13, 2011 9:34 pm
Ayudarse a distraerse, por supuesto, esa era una de las razones por las que había terminado allí. Aquel lugar le permitía simplemente dejar de pensar durante unos instantes aunque estuviera pensando, podría sonar paradójico pero en su cabeza tenía sentido. Miró la laguna, las aguas y el paisaje. Observó los árboles, el verde que se extendía en suaves colinas. Los animales que apenas podían verse, pero que él sabía que estaban allí como aquella ardilla que había aparecido en un tronco no demasiado lejano y que miraba a los humanos como si estuvieran completamente locos por estar allí en esas fechas. Observó todo aquello con gesto tranquillo mientras ella le miraba y preguntaba. Aquella era una de sus distracciones, como podía ser la velocidad o el encontrarse con Myron para jugar una partida al billar. El hecho de que este último estuviera medio desaparecido por culpa de la cantidad de trabajo que tenía encima, solo hacía que Jordan se encontrara ligeramente más estresado de lo normal.

Le ayudaba hablar con su amigo de lo que le preocupaba. Siempre había alguna broma, siempre había algún empujón, alguna sorna que provocaba que Jordan le gruñera, pero le hacía pensar y aclararse, le hacía ver que no todo era tan grave ni tan oscuro como el moreno se empeñaba en pensar a cada momento de su vida que pasaba. Sí, oscuro, solo había una persona que conseguía disipar esos nubarrones con sus locuras y se encontraría seguramente ocupada trabajando en lo que fuera que un sabio trabajara a esas horas. Y tampoco es que fuera un motivo de tranquilidad ni mucho menos desde el momento en el que se había empeñado en querer practicar y entrenar con Frida.

Frida, otro motivo de problemas y de pensamientos. No es que estuviera ajeno de lo que estaba ocurriendo ni mucho menos. Casi estuvo a punto de gruñir al pensar en la rubia. Y en todo lo que significaba, sin excepción. Volvió su atención hacia la muchacha porque era mucho mejor hacerlo en ese momento y porque era una forma de distraerse de los pensamientos que estaban acechando en lo más profundo. Era mejor centrarse en la conversación banal y mundana, nada de seres sobrenaturales, únicamente palabras que buscaban hacerse una idea de la otra persona. La relajación que demostraba la pelirroja en aquel lugar donde cualquier cosa podría pasar hizo que Jordan arqueara una ceja, pero no dijo nada por unos minutos.

Haven está funcionando bastante bien, además tenemos algunas actuaciones que animan las noches más allá de los billares y los dardos, así que sí… viene bastante gente.—hablar de su otro negocio no es que le ayudara para relajarse, pero bueno, al menos era algo que podía controlar un poco más. Arqueó una ceja ante su comentario y negó brevemente. — Nahevia, ¿crees realmente que tengo tiempo para fijarme en mujeres? Además con los que nos cae encima cada día no me veo con las fuerzas suficientes como para arrastrar a alguien a mi vida en estas circunstancias, por otro lado es como si yo te preguntara si tienes novio ¿me contestarías de forma sincera o pondrías alguna excusa?

Ambos sabían que meter a alguien en ese tipo de vida que llevaban podría ser catastrófico. Jordan lo había vivido, de primera mano. Frunció por un momento el ceño y la observó unos instantes en silencio.

Soy hombre de gustos tranquilos, así que lo que más suelo hacer es leer o venir a dar una vuelta hasta aquí con la moto. Me temo que ya hace tiempo que dejé de lado las locuras de la juventud.

En parte era cierto, en parte era broma. No es que hubiera tenido precisamente una gran juventud considerando todo lo que había terminado por pasar, su vida no había sido ni fácil ni feliz salvo contados momentos, pero no es que le molestara de forma especial. Había tenido que crecer rápidamente, con fuerza y sin detenerse. Es más, era raro que tuviera conversaciones como la que estaba teniendo en ese momento con la pelirroja.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Lun Jun 13, 2011 10:49 pm
No era buena haciendo esto. Pero para nada. Me costaba conseguir distraer a una persona a la que solo tiene algo en mente. No digo que sea precisamente Jordan, había muchas personas a las que le pasaba lo mismo, y venían atraídas a mi como imanes. Y claro, yo no se responder a esas cosas. Yo hacía mucho mejor de psicóloga. Me contaban sus problemas, y yo les aconsejaba. Que el 99% de mis diagnósticos llegaban a ser los adecuados para el problema de cada uno. Pero ese no era el caso de Jordan. O al menos eso tenía entendido. Si las personas tienen algún problema, generalmente suelen decirlo, o decir cosas como "prefiero no hablar", o simplemente se les notaba la preocupación en sus caras. Esos casos se me dan mil veces mejor que estos.

Al menos siguió el rollo de conversación. Los que favorecía la cosa. Al menos eso creo. Estaba hablando del "The Haven". Al parecer, según me entere hace ya bastante tiempo, el era el dueño. Lo cual me generaba cierta envidia. Lo que me gustaría tener mi propio local. Sé que eso con lleva muchos, muchísimos problemas, y más para una chica para mi que ni siquiera termino sus estudios, aunque no fue por gusto. Pero ¿a quien no le gustaría eso?Sería fascinante. Siempre tuve el sueño de abrir mi propio restaurante. Pero ese no es el caso. "The Haven" era un bar muy conocido. Al menos por los que a mi me rodeaban. Lleno de gente, entretenido, con música...Todo lo que se puede pedir para pasar un buen rato.

-Sabes, te tengo cierta envidia por eso.-reí levemente.Lo que daría por tener mi propio local.- le mire de reojo tapando el sol con la mano para que no me deslumbrara en los ojos.- Deberías estar agradecido, muy agradecido por ello.-le sonreí.

Después de eso la cosa se torció un poco al tratar el tema de las mujeres. ¿Que tenían los hombres encontrar detener pareja? Aunque yo no era la más indicada para decirlo. Siempre andaba jugando con los hombres, nada más. Alguno que otro me pedía relación seria pero...No se, aunque sonara cursi, prefería esperar a tener una relación sería con aquel del que este enamorada de verdad. Y eso era muy dificil para mi pues a mi un hombre me tenía que gustar por su forma de ser, por nada más. En el caso de Jordan era distinto. Por sus palabras, me imagino que no le gusta es tener una relación que luego lleve consecuencia de dudas...o cosas por el estilo. Al menos, ese era mi parecer.

-Nadie dijo que tuvieras tiempo. Pero es una buena distracción para momentos como este, por ejemplo. Además si "salieras"con una de los Equites, que hay muchas, sería mucho más fácil y llevadero, ¿No crees? Al menos ese es mi parecer. Y aun así, yo no dije en ningún momento que sea novia. Podrías buscarte algún lío que otro. Que a lo mejor no eres de esos hombres, y lo siento si te ofende que piense así. Pero es tu vida y tu puedes hacer lo que quieras con ella.

Por el resto era un hombre normal. De gustos normales lo cual no había mucho que comentar. Si fuera un niño sería muchísimos mas fácil la tarea de distraerlo. Simplemente, lo desnudaría, le daría un patito de goma y le llevaría al agua a nada. Los niños son mucho más fáciles. Espera a lo mejor es buena idea y si...

-Oye y si...- << Espera, espera. ¿Te estas dando cuenta de lo que estas apunto de decir? >>.- No, no déjalo. Estaba a punto de decir una burrada. Bueno, ¿se te ocurre algo que hacer? Aunque aqui...No hay mucho que hacer.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 13, 2011 11:15 pm
Lo estaba, estaba agradecido por tener el The Haven en propiedad, aunque en cierta manera había sido suerte. Una suerte tremenda. Había sido de su familia, lo que significaba que había ido a parar a sus manos por cuestiones de herencias y de destino. Lo había reformado a su gusto y había logrado lo que era en ese momento. No había sido un trabajo fácil ni mucho menos, todo lo contrario: había sido un trabajo continuado que en muchas ocasiones le quitaba parte del tiempo que utilizaba para los Equites. En verdad, si uno se fijaba en Jordan, se daría cuenta de que siempre estaba haciendo algo. Momentos como aquel eran las excepciones y no la regla. Aquellos momentos eran los que se tomaba como un intento de seguir hacia delante cuando las cosas se ponían verdaderamente jodidas. El desconectar en el momento oportuno significaba que después tomaba el trabajo con más dedicación.

Es un buen lugar, aunque da mucho trabajo. Eso sí, después es gratificante ver cómo sale hacia delante y que tampoco necesita que esté todo el día encima.

No como los Equites, aunque estos era básicamente porque le costaba delegar algunas cosas y porque le gustaba estar al tanto de todo lo que ocurría. Pronto tendrían que hacer una reunión entre los miembros para saber cómo estaban las cosas, para saber si se había adivinado algo más sobre la Profecía y para en cierta manera conocer a la gente que tenía bajo su mando. No le gustaba no estar enterado de todo, esa necesidad de control iba desde el control de sus sentimientos hasta el control de su trabajo. Quería y necesitaba saber. Era una de las razones por las que había terminado metiéndose en la organización y por la que había subido tan rápidamente. Había tenido la capacidad de involucrarse más que muchos otros. La necesidad de control era algo que siempre estaba en su vida, de forma inconsciente. No llegaba a ser una obsesión, podría soportar no tenerlo, pero le hacía sentir en cierta manera incómodo.

Todos tenemos líos, dentro y fuera de los Equites, pero en mi caso prefiero mantenerme lo más lejos posible.—y allí estaba el punto final que indicaba que no quería seguir por ese camino. No, su vida sentimental y privada era algo que Jordan siempre mantenía completamente alejada de los Equites, estuviera o no estuviera de “servicio” como en ese momento. La verdad es que Jordan lo estaba siempre de forma general. Ante su comentario terminó por incorporarse sacudiéndose el pantalón. — Yo me disponía a dar un paseo por el lago, así que eso voy a hacer, si quieres puedes acompañarme.

Se detuvo en la posición para ver qué se decidía a hacer, ¿quedarse o acompañarle? Lo que Jordan no podía era estar quieto por más tiempo, aquel lugar necesitaba su exploración o mejor dicho él necesitaba estar en movimiento. Estar en una conversación sin moverse pasaba en muy pocas ocasiones. Bastante tiempo se pasaba detrás de la mesa de su despacho intentando seguir hacia delante y haciéndose cargo de todos los papeles. Analizaba cada uno de los informes que le llegaban sobre las misiones realizadas para ver qué funcionaba o qué no lo hacía. Sabía que ese era un trabajo de los sabios, pero no podía remediarlo: hasta en eso necesitaba el control.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Mar Jun 14, 2011 5:36 pm
El sol me ardía en la piel. Cuando estas en movimiento apenas lo notas. Se siente el calor del aire, y el calorcito de los rayos, pero cuando te paras, los rayos impactan directamente y te acaban quemando. Por suerte para mi no era una típica chica que se preocupaba por tener la piel morena y estar a la última. Por lo que no me ponía a tomar el sol. Sin embargo como estaba tumbada ahora, el sol impactaba en mi piel y acababa abrasándome. Si pudiera refrescarme, estaría mucho mejor. Sabía que nos metros hacia la derecha del lago. Se había formado una pequeña "costa" donde se podía acceder perfectamente a dar se un baño. Y yo pensaba hacerlo, pero como ahora estaba Jordan, tendría que esperar a que el se fuera para darme el baño. Pero tampoco quería que se fuera porque si no el aburrimiento me mataría. Y el problema no era que estuviera el, el problema es que no tenía bañador y la idea era bañarse desnuda o en ropa interior al menos. Pero con el cerca, ni una cosa ni otra.

Así que me tocaría esperar a que cayera la noche y el tuviera que marcharse para poder darme el baño a gusto y después regresar a casa para ducharme, arreglarme e ir al Cabaret a trabajar hasta las seis de la mañana. Por lo que un baño en agua natural y al aire libre no me vendría nada mal antes de eso. Asi que hasta entonces el sol me iba a estar abrasando la piel. Al menos, Jordan me propuso caminar un rato con el, ya que esa era su idea. Y si y me movía, el sol no me quemaría tanto.

-Pues si no te molesta que vaya contigo....

A la que esas palabras salieron de mi boca, me levante del suelo, tomando la chaqueta que tire para sentarme sobre ella. La sacudí, quitando todas las hierbas secas que se habían pegado a la lana y me la anude a la cintura por las mangas. Comprobé que el mechero de "Black Stones" y mi paquete de cigarros seguían en su sitio y no se habían caído. Allí estaban, en su sitio.

-¡Ah! No te he ofrecido...-saque el paquete de cigarro.- ¿Quieres?

No sabía muy bien si el fumaba o no, pero aun así le ofrecí. Ante todo educación y ser amable. ¿No?

fdr: inspiracion cero
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Mar Jun 14, 2011 7:20 pm
Jordan observó sus movimientos mientras se incorporaba. En esos movimientos había mucho más dicho que en sus palabras, eran flexibles y felinos, sabía que podía ser letal si se lo proponía, aunque era cierto que en el fondo no dejaba de ser una artista. A veces se preguntaba el por qué de que Nahevia finalmente se había adentrado en los Equites cuando estaba claro que en cierta manera no tenía madera para ello. No es que hubiera un prototipo de persona exactamente para saber quién era bueno o quien era malo cuando se trataba de ser un Equites ni mucho menos, simplemente algunas personas aunque tenían la habilidad necesaria para serlo, no tenían el carácter necesario.

No era solo tener la fuerza, la resistencia, la velocidad o el sexto sentido, ni siquiera la inteligencia, había que tener algo más. Nahevia era buena en lo que hacía, cierto, pero en ocasiones veía a la muchacha como ajena un tanto del mundo que le había tocado vivir, como si buscara salir de allí lo más pronto posible, como si los Equites en realidad no fueran más que un escollo que tenía que superar todos los días para seguir haciendo lo que en realidad le gustaba. No sabía cómo tomarse aquello. No era bueno hacer de aquello toda su vida, pero era cierto que los Caballeros Áureos como le gustaba llamarlos en ocasiones, exigían mucho de sus miembros.

Si no te importa, gracias.—comentó tomando el cigarro que le ofrecía y esperando a que diera fuego para dar una calada. El humo entró lentamente en sus pulmones. No era de fumar mucho tabaco, al menos no así, pero en ese momento lo necesitaba. — Tenemos un día de descanso a pesar de estar en pleno Invierno y ser Enero, la verdad es que casi parece como si Londres nos hubiera permitido descansar del frío y la lluvia.—fue más un comentario en voz alta que otra cosa mientras comenzaba a andar por la orilla acomodando las zancadas al paso de la muchacha. — ¿Tienes forma de llegar a Londres? ¿Has venido en coche o algo así? Cuando me acerqué no vi ningún vehículo.

No es que fuera la conversación más interesante del mundo, pero Jordan no era tampoco una persona excesivamente habladora. Di una nueva calada al cigarrillo, sintiendo ese humo característico y cómo lentamente comenzaba a elevarse al cielo desde sus labios, haciendo pequeñas volutas delante de él que pronto el aire dispersó.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Mar Jun 14, 2011 9:17 pm
¿Qué como había llegado hasta allí? La verdad es que aquello era una historia muy larga. Ni siquiera estaba allí porque venía con la idea de venir. Yo simplemente, acabe aquí. Desde luego la moto casi nunca la cojo, la tengo demasiado cariño y soy como una obsesa de que no la ocurra absolutamente nada.Por lo que siempre esta en el garaje, aunque limpia porque me preocupaba por su estado.

Si no recuerdo mal, para acabar aquí hice: Salí de casa y camine en dirección a las a fueras durante unos quince minutos aproximadamente. Iba caminando cerca de la carretera principal, y paro un coche con un montón de niñatos, yo diría que entre los dieciocho y los veinte años. Y como no, al estar cachondos empezaron con los típicos comentarios asquerosos. Pero me venían bien para alejarme de la ciudad, así que les pedí que me llevaran unos kilómetros mas hacia haya. Como no aceptaron. El problema fue después. A los diez minutos de estar en el coche, vi el lago.Y me pareció un sitio estupendo para pasar el día. Así que les pedí a los chicos que pararan. Entonces uno de ellos dijo: "¡Oh! ¡Vamos preciosa! Vamos a ir a una fiesta aquí al lado. Estaría muy bien que vinieras con nosotros". A lo que yo dije "Paso. Para el coche". Y ahí, es donde se complico la cosa. El chico que estaba a mi lado me insistió en acompañarlos y seguidamente intento tocar mis pechos. A lo que yo respondí rompiéndole la nariz y dándole en sus partes nobles. Según hice eso el conductor paro. Yo me baje del coche y dije un "Gracias" con una sonrisa un tanto irónica.

Esa fue mi aventura hasta llegar al lago, así que la única forma de volver era andando en dirección contraria a la que había venido durante una hora y media...aproximadamente. Así que no me vendría mal que Jordan me llevara pero...Yo quería mi baño, y era obvio que delante suya no iba a dármelo.

-La verdad es que he venido andando, y no me vendría nada mal que me llevaras pero....-tenía que pensar las palabras con precisión o diría burradas, como hao siempre.- Es que tengo que hacer una cosa antes, y te retrasaría.

Era difícil de explicar. ¿Como iba a decirle "Es que me apetece bañarme desnuda y como tu estas delante es un poco cortante y tal..."? Pensaría que estoy loca. O al menos yo lo pensaría. ¿Quien, en su sano juicio, se bañaría en un lago que ni siquiera sabe si hay algo? Haber un poco loca si que estoy, pero cuando me apetece algo, me apetece y punto. Y yo quería ese baño y me lo iba a dar.



avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Mar Jun 14, 2011 10:23 pm
El hombre caminaba junto a ella metido en su pensamiento, dando una calada al cigarrillo una vez más y dejando que el humo volviera a subir desde sus labios. No era lo mismo que la pipa, pero servía para pensar. A su alrededor el mundo parecía vibrar en aquel día con sol, como si ese día tan extraño en mitad del clima inglés pudiera provocar que todo comenzara a cobrar vida. Alzó por un momento el rostro, notando el sol en el rostro y entrecerrando los ojos en el proceso, la luz siempre le molestaba si incidía directamente o había luces demasiado fuertes. Era un problema sobre todo cuando le deslumbraban por la noche. Frunció el ceño pensativo y fue entonces cuando escuchó sus palabras.

No estaba muy seguro de cómo podría haber llegado hasta allí, dudaba mucho que se hubiera decidido por andar, puesto que sería de locos, a fin de cuentas Londres era una ciudad lo suficiente grande como para que sus suburbios ocuparan varios kilómetros. La miró por un momento intentando descifrare el misterio como si fuera a aparecer de repente en su cara aunque la verdad es que era simple curiosidad, tampoco se moriría si no llegaba a saber cómo lo había hecho. Su último comentario si que provocó que arqueara una ceja puesto que no se le ocurría qué podría querer hacer allí cuando hacía unos minutos estaba claro que se encontraba aburrida.

Como quieras Nahevia, aunque no me importaría esperarte, tengo al menos una hora libre antes de que tenga que ponerme en marcha, por lo que si quieres haz lo que tengas que hacer y yo seguiré con el paseo.

Había mucho sitio para andar y en cierta manera Jordan no podía permitir que ella no tuviera una forma para volver. Maldita responsabilidad aquella que le impulsaba a intentar proteger a aquellos que en cierta forma eran sus subordinados. Con el ceño fruncido, volvió a dar una nueva calada al cigarrillo reteniéndolo unos segundos antes de volver a dejar que el humo saliera de entre sus labios, girando el rostro para mirarla.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Mar Jun 14, 2011 11:04 pm
Suponía que iba preguntar. ¡Era obvio que iba a preguntar! Y voy yo y digo algo que a cualquier persona le intriga. La verdad es que me vendría muy, muy bien que me llevara en su moto. Porque si no, no llegaba al Cabaret esta noche ni aunque corriera todo el camino. Y con su moto estaría allí en unos quince minutos. Así que si quería que me esperaba, tendría que dar una explicación de mi tardanza, o al menos decirle por qué le voy a hacer esperar.

Vale, solo tenía que decirlo con las palabras adecuadas, sin que sonara extraño. Como si fuera la cosa más normal del mundo. Pero es que, ¿Quien (salvo yo) se bañaría en un lago en invierno? Bueno, pensándolo mejor. ¿Qué más da lo que piense? Total, seguro que piensa de mi lo que no es, seguro. Que más daba, ¿darle una razón más de que soy lo que el cree? Divise la costa del lago donde yo quería bañarme , por lo que aminore el para decirle lo que iba a hacer, sin parecer extraño.

-Si me esperas te lo agradecería mucho. Prometo no tardar mucho. Así meditas tu solo sin que te moleste...-mis pasos llegaron por fin a lo que era la "costa" del lago. Tenía muy poca pendiente, y la arena estaba seca, pero era un lugar idóneo para darse un baño rápido como yo pretendía.- Es que querría darme un baño...

Mis pasos se pararon al lado de la costa y señale con un movimiento de cabeza el lago. Una vez dicho, no me sonaba tan raro. Es más, lo veía normal. Al menos conseguí decirlo. Ahora la idea era ver que me respondía Jordan. Tenía varias ideas sobre su tipo de respuesta. O bien diría "Vale" y seiria dar paseo, o bien me haría más preguntas sobre ello, o bien cogería la moto y se iría. En tal caso, me entraba curiosidad por lo que iba a responderme o lo que iba a hacer.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Mar Jun 14, 2011 11:48 pm
Su respuesta, desde luego, no es que fuera la más normal en aquellas circunstancias y Jordan se detuvo unos pasos después que ella misma lo hiciera cuando vio la orilla del lago. Le observó en silencio, miró las aguas que parecían tranquilas y el pasto que llegaba prácticamente a una orilla donde seguramente habían puesto la arena artificial que se podía ver, para dar un aspecto de playa. Era cierto que en verano aquel lugar solía tener gente, a fin de cuentas era la mejor manera de despejarse cuando se necesitaba y no era demasiado lejos. En invierno simplemente era un lugar solitario, con agua congelada. La miró entonces, frunciendo brevemente el ceño al tiempo que terminaba de dar la última calada al cigarrillo y se agachaba para apagarlo en una roca moviéndose para tirarlo después en una papelera que estaba allí, puesta, y bastante solitaria seguramente pensada más para los picnics de la gente en verano que para una colilla en Enero.

¿Un baño? —preguntó reprimiendo y evitando dar cualquier tipo de entonación a su voz, mientras la miraba una vez más, para después desviar el rostro hacia el agua. — Va a estar jodidamente helada, pero bueno, es tu problema. ¿Tienes al menos algo para secarte el pelo?

Aunque en un primer momento la pregunta no tuviera mucho sentido, tenía su lógica. Si después iban a ir en moto seguramente terminaría con las ideas bien refrescadas puesto que Jordan no escatimaba en velocidad ni siquiera cuando había otra persona con él y no iba a hacerlo aunque la persona que iba tras de él tuviera el pelo mojado. Podría cogerse una buena pulmonía. El hombre metió las manos en el bolsillo de la cazadora mientras daba un par de pasos para alejarse de la orilla y girándose una vez más para mirarla.

No debía extrañarme tanto, hay gente que se baña en los fiordos noruegos en plena noche vieja. Te espero en la moto.

Hizo un gesto con la barbilla para indicarla que le esperaba junto a la moto que se encontraba en el camino en esos momentos oculta a su vista por la distancia y por una pequeña arboleada que había en las inmediaciones.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Miér Jun 15, 2011 12:18 am
Le extrañaba. Se le notaba aunque intentara disimular el tono de voz. Pero al menos acepto esperarme. Por lo que me acerque a la orilla mientras el se alejaba. Espere unos minutos,de pie, al borde de lo que era el comienzo de lago, hasta que ya no pude ver su figura. Eso significaba que estaba lejos. Así que acelere mis movimiento.

Si me bañaba con la ropa interior cabía la posibilidad de que luego se me mojar a el resto de ropa dejando zonas marcadas. Por lo que opte por bañarme desnudad. Era invierno,si. Pero hoy hacía más calor de lo normal por lo que no iba a pasar frió. Y más yo que aguantaba el frió muy fácilmente. Desanudé la chaqueta de mi cintura y la deje a unos pocos metros del agua, donde la tuviera a la vista y pudiera controlarla. ¿Y si le daba a Jordan por hacerme la broma de llevársela? Hay que prevenir ante todo.

Me fui quitando la ropa y dejándola encima de la chaqueta, una encima de la otra: camisa, pantalón y ropa interior. Las deportivas las coloqué a unos centímetros de la chaqueta para que no me llenara de barro. Una vez desnuda, mire en dirección por donde se fue Jordan para comprobar que no estaba ahí y después volví mi atención al lago. Tenía que meterme de un solo golpe o no me metería en la vida. Por lo que tome un poco de carrerilla favoreciendo el salto de esta manera, y poder caer un poco más hondo para no darme con el suelo o con alguna roca.

El agua esta un tanto fría. Pero no me importaba,era lo que necesitaba así que lo disfrute. Había algo de suciedad como algas pequeñas, pero no mucho más. Por el resto, el agua estaba completamente limpia. No era precisamente cristalina, pero tampoco es que estuviera muy sucia. Me dispuse nadar bajo el agua. Me gustaba más bucear que nadar. Así que sumergí mi cuerpo en el agua y buceé hasta que mis pulmones me exigieron salir a respirar.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Jue Jun 16, 2011 5:06 pm
Jordan no había sido nunca un mirón y seamos sinceros, para él Nahevia era poco más que una niña, por lo que ni siquiera volvió la cabeza cuando se dirigió hacia donde se encontraba su moto. Los pasos eran lentos y acompasados, con las manos en los bolsillos del pantalón sin ningún tipo de prisa. Parecía relajado y en cierta manera lo estaba, pero también se encontraba a alerta. Alerta a cualquier sonido que pudiera romper la tranquilidad del lugar y que pudiera llevar aquel momento de relativa calma a una tormenta. Nunca se sabía qué podría pasar ni cuándo. Miró por un momento a su alrededor. Aquel lugar siempre le recordaba a la calma y a la paz, a esos sentimientos que él necesitaba, quizá porque solía ir cuando la gente prefería mantenerse alejado. Había estado allí hace mucho tiempo, con Lyra y Lizzy, disfrutando como lo haría cualquier familia.

Pensó en aquello, en cómo se había sentido, las emociones que había acumulado en aquel lugar. Habían sido todas positivas. Su cuerpo se apoyó con desgana en la moto, medio sentado, con las largas piernas estiradas y simplemente esperando. Podía recordar aquel día como si hubiera ocurrido ayer y eso que había pasado ya demasiado tiempo. El rostro pétreo del hombre simplemente no mostraba emociones aunque dentro se acumularan a punto de estallar como si fuera una supernova. Las echaba de menos, esa era una realidad, una realidad abrumadora que le encogía el corazón. A las dos. Habían sido sus amores y de esa manera tenían que seguir siendo. Jugueteó con el llavero que tenía en el bolsillo de la cazadora con gesto pensativo mientras miraba simplemente hacia delante, hacia la nada que tenía justo en frente.

En realidad no era la nada, había árboles y demás vegetación, pero él no las veía en ese momento. Dio una pequeña patada a una de las piedras que se encontraban en el camino y finalmente se incorporó para dar un paseo, lento y pensativo alrededor de su moto. Tomó una rama del suelo y la lanzó con fuerza, pensando por un momento en que quizá se tuviera que hacer con un perro. Ni siquiera se había dejado tener animales, como si tenerlos pudiera remover el hecho de la pérdida. Negó, un momento, dos, y siguió caminando. Era una forma como otra cualquiera de hacer tiempo y de paso mantenerse en movimiento, dos cosas que eran necesarias.

Miró por un momento hacia la zona donde sabía que se encontraba el lago y la muchacha, atento a cualquier variación, grito o sonido brusco, nunca, nunca, se sabía lo que podría estar acechando.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nahevia S. Ahnsweer el Dom Jun 19, 2011 12:00 am
Aquellas aguas me relajaban, eran casi tranquilizadoras. Como si fuera un Spa multi-lujo, el cual yo era imposible que pagara. Pero bueno al menos tenía aquello.Dejando flotar mi cuerpo podía oír resonar bajo el agua, alguna piedra que se movía, o algún pez que aleteaba muy cerca mi. Los típicos ruidos del agua. Incluso mi corazón, en un ritmo acompasado, se oía latir bajo el agua. Una armonía de sonidos. Sabía que tendría que salir pronto, no podía hacer esperar mucho a Jordan, pero aun así quería más. Allí se estaba estupendamente.

Entonces a lo lejos, lo cual apenas oía. Se oyó venir por la carretera del monte varios coches y motos, abarrotados de chavales juerguistas gritando como unos posesos. Jóvenes ignorantes. Vale que yo formara parte de ese tipo de grupo, por así decirlo, pero no estaba tan loca, como seguramente lo estaban los de aquel coche. Gritando, bebiendo, y haciendo cosas,( que seguramente no querría saber) que les podía costar la vida. Pero en fin,ese no era el problema.

Al parecer, los chicos aparcaron en el lago. No se por qué intuí que se podía tratar de los que me había llevado hasta allí. Seguramente buscaban "venganza" o algo por el estilo. En tal caso, empecé a nadar hacía la orilla. Mientras mis ojos se mantenían fijos a lo lejos, donde podía ver una mancha de personas dirigiéndose hacia el lago. Si eran ellos, por mi bien, no tenía ningún problema en darles una buena zurra haber si dejaban de ser unos niños mimados.


Salí del agua a tiempo, para ponerme la camiseta antes de que los chavales llegaran hasta donde estaba yo. Y efectivamente, eran ellos. Reconocí a dos. El resto ni les conocía, supongo que habían traído a sus amiguitos dela fiesta para ser más. Ahora mismo no me preocupaban ellos, me preocupaba acabar con esto lo más rápido posible para no hacer esperar a Jordan.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Dom Jun 19, 2011 1:29 pm
El sonido de varios vehículos acercándose provocó que Jordan se tensara mientras fruncía el ceño y entrecerraba ligeramente los ojos. A lo lejos, una ligera polvareda, indicaba que al menos dos coches y un par de motos se acercaban con la música a tope y dando gritos. Eso hizo que se moviera ligeramente hacia delante. Nahevia estaba en esos momentos en el agua y desnuda, lo que significaba problemas. Esperaba que hubiera sido lo suficientemente rápida como para vestirse y dirigirse hacia donde se encontraba él. El grupo de chicos se desmontó del coche y haciendo follón se dirigió hacia el lago.

Cualquiera les hubiera oído desde varios metros por no decir kilómetros. El Cazador se movió separándose de la moto para acercarse con paso lento, esperaba no tener problemas porque aunque eran varios, la verdad es que su estado de ánimo no estaba para meter una buena turra a unos niñatos que no sabían pararse quietos. Vio cómo Nahevia salía del agua al tiempo que los jóvenes se detenían a unos metros de ella, dándose empujones al más puro estilo Neandertal, en esos momentos se arrepentía muchísimo de pertenecer al género masculino de la sociedad. Respiró hondo mientras se acercaba.

Por su parte, el grupo de chicos se había detenido al ver a la pelirroja salir del agua y la miraban de una forma que a cualquiera le hubiera hecho estremecerse, de forma analítica, haciendo comentarios bastante soeces que pondrían a cualquiera de mal humor. Uno de los chicos del coche se movió entonces hacia delante, poniéndose claramente como el cabecilla del grupo.

Vaya, vaya, pero qué tenemos aquí… ¿no te han dicho que es peligroso venir a bañarte tú sola?

El tono era claramente insultante mientras una mirada llena de lujuria se deslizaba por el joven cuerpo de Nahevia deteniéndose en cada una de sus curvas mientras deslizaba la punta de su lengua por los labios.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.