Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttp://illiweb.com/fa/pbucket.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

Dinosaudios (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Miér Jun 15, 2011 10:58 am
¡Escursiiooon! El autobús del cole yacía con unos 27 niños de entre 4 y 5 años delante del museo, donde esperaban el turno según dictaba la profesora para bajar la acera donde otra profesora de apoyo y un par de madres aguardaban para cuidar del grupo que iría a hacer una visita cultural y productiva al museo. Donde la mayoría pensaba tan solo en una cosa, los monstruos por excelencia, los que siempre habían fascinado, los juguetes, que teníamos en las manos lo demostraba. Dinosaurios, queríamos ver dinosaruios, ya fuesen en esculturas, o los huesos en plan noche en el museo, todos estábamos fascinados con esa temática, los cuadros de los demás nos daban igual, esculturas egipcias… arte… para nada, queríamos los dinosaurios y eso íbamos cantando en el autobús:

¡Quedemos dinosaudios quedemos dinosaudios!
- era un canturreo alegre que compartíamos todo el autobús excepto las profesoras que pedían silencio para poder pasar lista correctamente. No fue hasta que su grito en medio del autobús con el micrófono de ¡Callados o no ha “dinosaudios”! Que nos hizo reír ya que la profesora había imitado la mala pronunciación de la mayoría de la letra “R” lo cual desembocó al final en un silencio absoluto y el proseguir de la profesora en el pasar lista.

Al estar en la letra D por mi apellido, salí sobre el sexto o séptimo, siendo recogido y aguantado por una de las profesoras mientras daba saltitos mirando con mis ojos grandes al museo y al guardia de seguridad que tenía un rostro de “ya tenemos marrón”. Yo llevaba una mochilita, en esta había un dinosaurio de peluche que asomaba graciosamente a cabeza, dentro de la mochila tenía mi sándwich para después comer algo a media mañana y fuera una etiqueta con mi nombre, apellidos, teléfono de mi profesora y el de un familiar, en este caso mi hermana.

Tras un largo esperar, sin incidentes pero tampoco tranquilo, porque una treintena de niños formaban un buen barullo, entramos en el museo. Al parecer, primero íbamos a ver las demás cosas, y si nos potábamos bien, los dinosaurios… habría que portarse bien, eso estaba claro, yo no iba a hacer nada, fue entonces cuando pasamos por el lado de esa mágica y deseada sala, pasando al lado de unos niños de nuestra edad pero seguramente de otro colegio y que iban a donde… a los dinosaurios, mi mente se iluminó y la trastada se realizó con éxito con un movimiento contrariado colocándome al lado de los otros ilusionados niños que iban para adentro.

¡Por fin!... Dinosaurios… allí podíamos explayarnos a ver los dinosaurios, las profesoras de ese grupo se habían puesto a vigilar las puertas. Asi que yo era libre de mirar por donde quisiese, no era consciente de que podrían castigarme luego, en ese instante quería a los dinosaurios y mezclarse entre la gente que allí estaba y los niños era bastante divertido, y si después me salía bien la jugada y me mezclaba de nuevo con mi grupo mejor.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Darcy M. Noonan el Sáb Jul 30, 2011 5:02 pm
Otro día que tenia solo una hora de clases, fosilización de segundo grado. Cuando salí de la universidad cogí el bus sin ningún rumbo en concreto, en la pequeña pantalla pasaron unas letras rojas “próxima parada museo” que coincidencia, hacia años que vivía en Londres y aun así nunca me había pasado por el museo.
Me baje allí con pocos ánimos, seguramente seria un entretenimiento para niños, en la puerta había un montón de ellos congestionando el paso. Gritaban y saltaban señalándolo todo. Eso me toco la moral, odiaba a la gente molesta. Resople enfadada mirándolos con ira.
Me adentre y en la cabina de tiquetes enseñe mi carnet de estudiante de Oxford, había un gran descuento y mas para estudiantes de paleontología. Aquello me quito un poco del mal humor que llevaba encima.
Camine directamente hacia la sección de dinosaurios, grandes esqueletos colgaban del techo o parecían estar a punto de aplastarte. Estupendo pensé irónica, realmente era solo para impresionar a los niños. Entonces un pequeño paso corriendo por mi lado, se reía como si estuviera planeando algo malvado. Paso por debajo de una ballena disecada gigante con los ojos tan abiertos que parecía que se le iban a salir de las cuencas.
Lo mire con asco cuando me di cuenta que en su pequeña mochilita llevaba colgando un velociraptor que se movía frenéticamente a su paso, la criatura salto y el dinosaurio se precipitó hacia un decorado donde se mostraban las selvas tropicales prehistóricas.
Sentí pena por el, y a la vez pensé que la cosa no iba conmigo. Aunque recordé mis peluches de dinosaurios, a mi tampoco me gustaría que se me perdieran. Vigile que no viniera ningún guarda y me metí en el escenario, algunas personas me miraron sorprendidas.

-Que pasa? Que miráis?-. les grite enfadada, y al instante miraron hacia otro lado asustados.

Cogí el peluche, era muy suave, me gustaba, de un gran salto volví a la zona habilitada para humanos, y busque con la mirada al nervioso chiquillo, pero ya había salido corriendo estaba intentando subirse a un T-rex y un par de guardias gritaban desde abajo.

-Eh! eh!-. corrí hacia ellos agitando el peluche con la mano, cuando el pequeño parecio verme decidió bajar alegre.

-Viene contigo chica?-. dijo uno de los guardias sonriendo asquerosamente

-A ti que te importa viejo?-. estaba a punto de meterme en un lio cuando el niño apareció a mis pies sonriendo, lo agarre del brazo y salí corriendo prácticamente la criaturita volaba tras de mi.

En cuanto tuve despistados a los guardas mire al pequeño, me sentía un poco culpable, esperaba no haberle hecho daño, tenia demasiada fuerza y a veces no la controlaba.

-Estas bien chico? Te eh hecho daño? Tengo tu velociraptor…
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Fortem~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Sáb Jul 30, 2011 5:30 pm
¡Que divertido! había muchos mayores por allí pero nadie se daba cuenta de mi presencia, por lo que correteaba, saltaba, jugaba por aquel lugar sin percatarme de nada, tan solo de la diversión que aquello me daba, del abanico de posibilidades que se abría, de las travesuras varias que podía hacer en aquel lugar. Sin pensarmelo dos veces estaba corriendo hasta el mayor dinosaurio y uno d elos que mas me gustaba, el T-Rex... ¡CABALLITOOO! pensé rápidamente y sin pensarmelo dos veces estaba pasando bajo el cordon rojo y trepando por las patas, hasta que los guardias comenzaron a pedir que bajase, pero una chica la cual llevaba mi peluche había venido, miré de reojo la mochilita y vi que no estaba... se me había caido, no tenía maldad para pensar que me lo había quitado, asi que bajé y de golpe y porrazo estaba frente a la chica con una sonrisa esperando que me diese mi dinosaurio.

En vez de eso, un tirón de mi brazo me llevó alejado de allí, comenzamos a correr, yo me reía divertido, puesto que era llevado incluso a mas velocidad que la que yo lograba aclarar, estaba siendo superdivertido, finalmente paramos, mi mirada se posó en la chica y una sonrisilla apareció en mi rostro escuchando las palabras de esta y dando palmitas divertido y dando saltitos, los guardas malos no estaban por allí:

¡Ota vez ota veez!-decía de forma divertida saltando, aquello respondía a lo de haberme hecho daño o no, quería repetirlo, pero verdad, tenía mi dinosaurio y lo quería-Quiedo mi dinosaudio Pod favod...
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Lun Ago 01, 2011 6:06 pm
Aquella mañana Robert, un colega del departamento de Paleontología en la universidad me había pedido que le hiciese un favor, Estaba participando en las nuevas aplicaciones que crearían en el museo y necesitaba que le adjuntase algunos informes.
A pesar de que yo estaba sumamente ocupada con una pila de archivos pendientes de mi departamento había dicho que si, deseaba tomar un poco el aire y rodearme de gente que tuviese algo menos de cincuenta años. Robert rondaba los “treintaitantos” y era el segundo más joven en la universidad después de mi, así que me llevaba bien con él porque era uno de los pocos que no me confundía con una estudiante mas cuando estaba rondando por la universidad.
Así que Salí de las “mazmorras” y me dirigí en coche hacia el museo, siempre era grato visitar uno, no solo era instructivo sino que también era divertido, al menos yo me lo pasaba francamente bien en ellos.
Encontré a Robert en las oficinas y le pase lo que me había pedido, él agradecido con esto me mostro una de las secciones que estaban arreglando, el departamento y el museo estaban trabajando juntos para crear una nueva sección. Sin embargo la exhibición duro poco, ya que comenzaron a sus sonar sus móviles casi sin interrupción.
-Discúlpame, tendré que dejarte sola, esto me está robando más tiempo del deseado.
-tranquilo. Yo me quedare un rato por aquí, necesito un poco de aire. Nos vemos mas tarde en Oxford. Nos despedimos y yo me encamine libre al fin por los diversos pasadizos. El silencio del lugar se vio rápidamente interrumpido por algunas personas que hablaban no muy bajo precisamente.
-Dinosaudios!!!
“Dinosaudios”?? dije en voz baja, aquella vocecilla me sonaba. Camine siguiendo el origen del sonido.
La chica rubia miraba algo ceñuda a un pequeño cuya sonrisa era francamente adorable.
Louis? Darcy? Pero vosotros dos que hacéis aquí? dije mientras caminaba hacia ellos sin mirar al suelo, sin mirar aquel envoltorio vacio que estaba a unos pasos de mi, sin mirar más que a aquellos dos sin entender qué diantres hacían juntos.
Fue entonces cuando resbale cayendo sentada en el suelo. Me mordí los labios para reprimir el dolor del golpe que me había dado.
-Auh…fue el único pequeño gruñido que salió de mis labios…Me alegraba de que ni Jordan ni Emerick estuviesen allí para ver mi patinaje. Los cielos me habían bendecido con un gran cerebro y me habían condenado a cambio con una gran torpeza.
Definitivamente se me daba bien hacer entradas “espectaculares”
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Darcy M. Noonan el Dom Ago 07, 2011 1:29 am
Apenas pude reaccionar ante la súbita llegada de la Profesora Anderson que ya estaba tirada en el suelo, aquella mujer era realmente patosa, tanto como guapa. Reconocí que había tenido mas de un sueño picante con aquel cuerpo curvado y esos sensuales labios rosas. Me quite la idea de besar a la profesora cuando el niño se tiró a la vez al suelo de la risa que le había entrado, le ofrecí la mano a Anderson que la cogió con una sonrisa de culpabilidad, de un tirón la levante, apenas sin esfuerzo.
Charlie Anderson era profesora de departamento, eso quería decir que no daba clase a los alumnos, pero su juventud y traspiés la habían hecho famosa en la facultad, en principio debía enseñar antropología, pero por todos era sabido que era buena hacker, incluso algunos compañeros habían comentado que deseaban preguntarle cosas. Claro que al final se quedaba todo en palabras.
Cuando se recompusieron mis dos inesperados compañeros me atreví a hablar.

-Profe… yo no eh secuestrado al crio…- me lo pensé mejor- quiero decir, me lo encontré, el salto por un t-rex, solo le salve el cuello… unos guardias querían zurrarle.

Esperaba que ella me entendiera, puesto que estaba empezando a cabrearme el hecho de que no pudiera articular palabras normales, el pequeño, que resultaba llamarse Louis, nos miraba divertido. De que conocería a ese molesto niño? Era tonta, mejor preguntar en voz alta.

-De que conoce a este crio? No será su hijo?- le pregunte algo molesta, mi madre siempre me decía que yo era demasiado directa, seria por eso que no era demasiado popular.-Quiero decir… se parece a usted…

En la universidad siempre hablábamos a los profesores de usted, puesto que era muy prestigiosa e importante. Incluso entre los alumnos había jerarquías, aunque conmigo no se atrevía a meterse nadie, debían percibir mi aura magia, porque apenas se acercaban. En cambio Charlie, que en mis pensamientos era solo Charlie, era siempre amable conmigo, me sentía bien con ella, y no estaba tan enfadada, era algo extraño en mi.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Fortem~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Dom Ago 07, 2011 10:32 am
¡Infle los mofletes ante la negativa de la chica, no me daba mi dinosaurio, así que salté, salté hacia ella, pero no llegaba así que tal como habia hecho antes me reguinché a su espalda y trepé por esta hasta llegar a donde sujetaba al dinosaurio, agarrándolo y quitándoselo de las manos, a la vez miré a Charlie... parpadee cogido del brazo y comencé a reír, se había caído de culete y eso me hacía mucha pero que mucha gracia por lo que mi reacción fue bastante esperada, quitándole el dinosaurio me tiré al suelo y comencé a reir mientras hablaba de una forma inteligiblemente rara, solo es que la risa no me dejaba hablar:

Jajaja chad... jajajajaja lie.... jajajajaja... se jajajajaj ha jajajaja dei...jajajaja ...do-dije completamente en el suelo riendo a gusto mio mientras mucha gente hablaban de mi, ahora que pensaba, yo debería estar con mi grupo del cole, pero la chica esta me había secuestrado o eso decía ella, mi reacción fue levantarme y mirar a la chica inflando los mofletes mientras me cuzaba de brazos-Yo estoy con el cole... ella me secuesto

Lo dije tan alto y tan afirmándolo que mucha gente miró mal a la chica, de no ser porque Darcy estaba diciendo que no y Charlie me conocía, no habría visto problema alguno, así que ser el nene no me creía nadie, miré a Charlie y fue entonces cuando corrí hacia ella y me abracé a su cuello, ya que estaba aun en el suelo, aquello provocó un leve empujón hacia atrás que posiblemente acabase en un golpe en la cocorota si no colocaba bien las manos:

¡Midaaa! ¿Dinosaudiooos!-le enseñé mi peluche a Chadlie, total lo había visto esa mañana pero yo llevaba nervioso desde que los profes lo dijeron y estaba obsesionado con jugar en casa a que Chadlie era el T-Rex que quería comerme. Ahora mire a la chica que decía cosas raras, no era mi mami, eso me entristecía porque me hacía recordar lo reciente de mi mami pero solo le hablé inflando las mejillas-No es mi mami... es tita Chadlie... mami esta con los angelitos y mi hedmanita
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Lun Ago 08, 2011 5:52 am
Darcy con una fuerza que realmente no sabía de dónde salía me levanto casi sin esfuerzo del suelo. Su cuerpo no se apreciaba precisamente corpulento sin embargo apenas se inmuto cuando me ayudo.
Aquella jovencita tenía un carácter bastante fuerte y directo, era una chica realmente inteligente.
A mi personalmente me agradaba su dedicación, había visto algunos de sus trabajos y me parecía que había ímpetu en ellos, todos ellos estaban marcados por la fuerza de sus ideales.
Aunque toda esa energía que yo veía en ella parecía pasar algo desapercibida para los demás, la gente de su clase apenas le hablaba, le miraban siempre con cierto miedo en los ojos, como si temieran que ella hiciese algo inesperado. A mí me caía ciertamente bien, quizás por el mismo motivo, ella de alguna forma no encajaba, pero era autentica. No como todos los demás estudiantes de buenas familias sin ideas propias. Ella era diferente y por eso se distinguía del resto.
Intentando mantener los equilibrios que me faltaban abrace a Louis cuando este se abalanzó sobre mí. Le tome en brazos.
-Louis! tú no deberías estar aquí con la señorita Noonan, deberías estar con el resto de la clase. Le miré seriamente. -No solo podrías haberte perdido sino que podrías haberla puesto en problemas con aquello del secuestro. Decir mentiras no está bien deberías disculparte.
Yo aun estaba asimilando la faceta de educadora infantil así que me sentí un poco mal por la situación. Mire a mi joven estudiante de paleontología y deje al peque en el suelo.
-Gracias por rescatarle de los “temibles guardias” -…lamento que te causase problemas comente algo avergonzada. No te creas que Lou es un mal chico, es un sol. Dije acariciando sus cabellos, El peque solamente era demasiado activo y tenia cierto talento para meterse en problemas que se le iba a hacer?…Seguramente mi joven alumna se estaría divirtiendo con este par, uno revoltoso a más no poder y la otra patosa hasta la medula…
Ante su pregunta si yo era la madre de Louis no pude evitar sorprenderme y sonreírle, ella aparto la mirada, no supe identificar si se sentía ciertamente incomoda, enfadada o nerviosa con nuestra presencia.
-Mi hijo?...si que nos parecíamos un poco con Louis, ambos éramos algo pálidos de piel, de cabellos oscuros y ojos claros… -No, no soy su madre, soy “tita chadlie” Veras, su familia ya no está con nosotros …-así que yo estoy cuidando de él estos días, verdad peque? El peque bajo la mirada y yo le di algunos golpecitos en su pequeña espalda, odiaba ver esa mirada de tristeza en sus ojos, ciertamente me partía el corazón.
-Por cierto que tal si nos dejamos el protocolo en la universidad y me llamas simplemente Charlie o Lie? comente amablemente, Después de todo yo tenía solo unos cuantos años mas que Darcy y por mis cargos en la universidad e incluso con los équites todo el mundo me trataba de usted, señora, profesora o sabia…
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.