Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttps://2img.net/h/i1198.photobucket.com/albums/aa453/sparskfly/35x35-2.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

Acontecimientos después de las tareas (Nyssa)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Mar Jun 21, 2011 3:43 pm
Por fin, terminados los exámenes finales de universidad de aquel año, Pippa consiguió un descanso. No es que no hubiera tenido ninguno a lo largo de la semana, por que, admitamoslo, había estado de fiesta junto con un grupo de amigos, no muy conocidos, todo hay que decirlo, pero con los que podría,y pudo,conseguir algo de droga. Aún así,el último examen no se le había dado nada mal, pues la mayoría de las respuestas habían sido copiadas a su compañero de pupitre; uno de esos snobs, con gafas y pantalones hasta el ombligo, parecidos a los de Steve Urkel en aquella serie tan famosa. Llegó a Hyde Park, porque...porque la apetecía. La apetecía andar más de dos calles, olvidarse de la universidad por un momento y concentrarse en, no sabía, ¿Lo bello que era todo? ¿Las parejitas paseando a horas tan mañaneras? ¿La gente que corría con esos pantalones tan cortos y ajustados que a cualquiera se le notaba sus partes intimas moviéndose de un lado para otro? Fuera como fuese, Pippa acabó por sentarse en un banco al lado de un árbol que la guardaba cobijo de los fulminantes rayos del sol que,a esa hora, ya pegaban fuerte. Vestida con una de esas camisetas anchas de tirantes parecidas a las de los jugadores de baloncesto, pero mucho menos sudada, una falda negra algo corta y unas "Converse" de color azul; hacía amagos por que al sentarse no se le vieran su ropa interior,aunque las transparencia de la camiseta blanca daban juego a la imaginación para dislumbrar su sujetador verde fosforito.
Encontrada la postura perfecta, saco de la mochila su móvil, viendo como en el registro de llamadas se encontraban el teléfono de una de sus compañeras de clase y el número de su jefe. Su amiga, que era más lista, viendo que no era contestada por Pippa, la mandó un mensaje con la típica ortografía sms, que descifrando pudo leer un <<¿Dónde estas?>> Su jefe, en cambio, solo deseaba hablar a viva voz. Pero Pippa lo comprendía, o más bien intentaba comprenderlo. Aquel trabajo conllevaba muchos enemigos, gente indeseable y demasiados esfuerzos. Aunque pocas veces este se pusiera en contacto con ella, era de esperar que si la llamaba era de máxima urgencia.
-¿Qué ocurre?-Dijo por el auricular una vez su receptor le cogiera el teléfono.
-Hoy vienen a hacer inspección. No te pases por aquí durante las veinticuatro horas. Te llamaré en cuanto puedas volver.
-¿Que hay entonces del dinero? Tengo que tenerlo para pagar la matrícula del año que viene ¿Sabes?
-Te lo daré esta misma tarde, enviaré a alguien para que lo haga.
-Perfecto
-Bien, hasta luego.
Y colgaron. Pippa volvió a mirar en su mochila, sacando esta vez una mini-botella de whisky que se trago a la mitad.
<<La vida es un asco>> pensó mientras se estiraba en el banco y disfrutaba de una agradable corriente de aire que pasaba en el momento justo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Mar Jun 21, 2011 4:03 pm
Vale, lo admito, en el centro comercial me pasé comprando cosas sin sentido al final, pero después de salir del centro comercial y estar tan temprano despierta, lo único que quería era despejarme y tomar algo al aire libre. Hoy no hacia demasiada calor y la brisa era bastante agradable, así que decidí caminar hasta el parque amplio. Vi a parejas caminar agarradas de la mano, me daba mucha envida, hacia tiempo que no sabía lo que era sentirse querida por alguien, pero bueno, el trabajo me tenía bastante absorbida y no tenía tiempo para pensar en buscar familia y una pareja estable. También vi a niños corretear y familias haciendo picnic en el parque para pasar todo el día tomando el sol y esa brisa. Me quedé mirando todos los bancos, "Mierda, todos ocupados..." pensé, o eran niños comiendo todos helados o los típicos abuelos tirando migajas de pan a las palomas del parque. Sin darme cuenta, sonreí al ver tal escena como cotilleaban de toda la gente que pasaba, incluso cuando pasé por delante oí como murmuraban un poco de mi y de mis vestimentas, me pareció escuchar que decían que parecía la niña rica de papá. Los dejé con su fantasía.

Seguí buscando un banco para el cual sentarme y las bolsas que llevaba en las manos ya empezaban a cortarme la circulación de los dedos. Alcé un poco la vista hacia arriba y divisé a una chica con unas vestimentas un poco estrafalarias y bebiendo de lo que parecía una botella de whisky o algo parecido, estaba sola y la verdad, era el único hueco que había en todo el parque para poder sentarme y dejar esas bolsas allí y comer el sándwich que compré en el centro comercial. Me encaminé con un poco el paso torpe por culpa de los tacones hacia la chica hasta que me puse al lado de ella, dejando las bolsas de las compras al lado y la miré con una sonrisa en las labios de par en par.

-Disculpa ¿Podría sentarme a tu lado? No hay ni un maldito hueco en todo el parque y la verdad, no quiero sentarme con el yonki que está al lado, no me fío demasiado de ellos.- Reí un poco por la bajo y aparté las bolsas del banco para poder sentarme yo en el.

Miré por de reojo a la chica para que no se diera cuenta, sus vestimentas me recordaban cuando yo no tenía nada más que 16 años y me encantaba vestir de todas las maneras posible y extravagantes, hasta que me fui asentando por el trabajo y vestir de la manera más pija posible, aunque no lo era en el fondo, solo vistiendo. Me llamaba la atención como le resaltaba el sujetador por la camiseta, parecía que era de un tono fluroescente ¿No le daba vergüenza que la miraban? Sacudí mi cabeza hacia ambos lados para dejar mis pensamientos fueras y abrí mi bolso para sacar un paquete de tabaco y coger uno de los cigarros, tendiendo a la muchacha uno por si quería.

-¿Quieres chica? Tengo que comprar después más así que si fumas ¡ Aprovéchate! No tiene nada malo, por si no te fías de mi.- Volví a sonreír.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Mar Jun 21, 2011 5:31 pm
La brisa era perfecta, el juego de algunos niños la hacía más dulce y el rumor de la gente que pasaba daban un ambiente de total tranquilidad que empezó ha hacer efecto en Pippa. Las últimas semanas no había dormido nada, las fiestas habían sido largas, las mañanas exhaustas y aquel descanso empezaba a adormirla. Poco a poco fue cerrando los ojos, sumergiéndose en ese rumor lejano, pero de repente, entre la calma,una voz la desvió de la ensoñación. Quien la había despertado no era más que una chica algo más alta que ella, desde su posición lo parecía, sujetando un montón de bolsas que tapaban su cara, vestida con ropa más o menos pija, que no pedía más que el poder sentarse a su lado por que no quería hacerlo al lado de ese yonki, como lo había llamado ella.
Pippa la miró,tal vez con algo de mal genio por haberla despertado.
-¿Sabes? Algunas personas sobreviven a su manera. Mucha gente no puede permitirse ciertos caprichos, no como otras...y otros. ¡Pero, sí! Siéntate.
A Pippa lo primero que le daba igual en la vida eran los comentarios de la gente, cada uno se hacía responsable de su miseria y de sus acciones, no era nadie para decir lo que la gente tenía que hacer o decir, es más, ella era la primera que querían que la dejaran en paz. Aquella frase de Akuna Matata del Rey León venía al pego.
-¿Quién sabe?-Dijo Pippa con una sonrisa en la boca- Tal vez es mucho mejor sentarse al lado de una desconocida de la cual no sabes ni su vida ni su futuro, que se encuentra aquí sola, medio tumbada y sin hacer nada al lado del parque, en un banco vació, con poca gente a su alrededor.
Mientras Pippa decía esto, fue acercando su cara a la de la chica para cuando estuvo muy cerca coger su cigarrillo de entre los dedos y volver a su sitio.
-Por supuesto que quiero uno.
Se llevo el cigarrillo a los labios, encendiéndolo con un clipper que tenía poco gas pero el suficiente para poder encender. Dio una calada larga y expulsó el humo.
-¡Como si me lo hubiera dado el yonki de ahí al lado! un cigarrillo es un cigarrillo. No como los porros, pero un cigarrillo al fin y al cabo.
Y es que a Pippa ya la podían dar algo de drogas con una bebida que ella aceptaría encantada. Sabía las consecuencias, realmente las tenía muy asumidas. Despertar en la casa de un ser ajeno ya estaba superado. No había nada como las píldoras del día después para solucionarlo. Eso si, solía hacerse un chequeo semanal en el ginecólogo por aquello de las enfermedades de ETS.
-Y dime, ¿Qué es lo que tiene ese yonki que no tenga yo? ¿Cual es la gran diferencia?
Pippa no solía conversar con gente ajena. No es que fuera demasiado tímida, por que nunca lo había sido, y mucho menos una persona insegura, pero no solía fiarse de las impresiones a simple vista. Una persona podía ser infinitamente buena, cariñosa, amable e incluso sofisticada, pero todos tenía esa parte oscura que a muchas personas podía gustarle ya otras no.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Mar Jun 21, 2011 5:44 pm
Amplié mi sonrisa más si podía, guardando el paquete de tabaco en el bolso y encendí mi cigarro con el mechero que tenía a mano, inhalando el humo dejando este un rato en mis pulmos y exhalando después una fina humareda. Me encogí de hombros mirando al hombre que estaba tirado, pareciendo más bien un muerto en el banco y con la litrona agarrada en la mano.

-Pues que al menos estás despierta y se puede tener una conversación en este mundo, poca gente da una conversación a una desconocida, de echo, otra persona si le hubiera dicho yo si me dejaba sentarme a su lado, directamente hubiera pasado de mi. Por cierto ¿Cómo te llamas? -Fruncí mis labios a un lado encogiendo uno de mis hombros, tampoco sabía mucho que decir.

Me quedé por unos instantes mirando las bolsas acordándome de lo que habías dicho al principio, girando un poco mi cuerpo y colocando mis piernas a modo indio, dando otra calada al cigarro.

-¿Piensas que soy una chica refinada o algo por el estilo? Si piensas eso, estás equivocada, no te niego que tengo ropa con clase, pero es por mi trabajo, después, si vieras mi casa, parece un piso de estudiantes, no tengo tiempo ni para recogerlo, ¿Una leonera? No, eso está mucho más recogido que mi casa.- Reí un poco sin carcajadas sonoras.

Di de nuevo una calada al cigarro, observando a la chica con atención, vi que al lado tenía una mochila, así que supuse que estaba en alguna universidad o estudiaba algo por el estilo. Señale con los dedos que sostenía el cigarro la mochila y hablé.

-¿Qué estudias? O bueno, si eso es lo que hacéis los estudiantes, yo hace mil que no hago eso, básicamente, lo dejé...

Me coloqué de frente poniendo una de mis piernas sobre la otra, pareciendo el cruce de piernas de un hombre y extendí uno de mis brazos por encima del banco, dando otra calada al cigarro está vez más profunda, soltando un poco de humo por la boca y sacando después lo siguiente con menos cantidad, viendo como los niños siguen correteando por el parque y alguno se caen sin que los padres les presten una mínima de atención.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Mar Jun 21, 2011 6:14 pm
Con atención oyó la respuesta de la chica, sin interrupciones ni cortes ni nada por el estilo. Tras acabar Pippa la miró, sonrió y asintió con la cabeza, como dando buena fe a su respuesta.
-Bueno, tal vez no tenga nada que contar, o es que al menos no lo has intentado. Y sí, la gente ser a veces algo, como decirlo, quisquillosa, impresentable y algo hostil. Pero bueno...
Otra calada a su cigarrillo, este se iba agotando deprisa, como si se quisiera consumir en un corto periodo de tiempo. De repente, oyó lo que dijo a continuación.
-Wow, wow. Para el carro chica! No te aceleres-Dijo con las manos en señal de stop y la cara fruncida en señal de rareza- Que yo no he dicho nada de eso. ¿Ami que me importa como vistas tu o ese viejo de enfrente? ¿O lo que hagas y dejes de hacer? "Live your Life" Como dijo un gran rockero.
Pippa volvió a mirar al frente, no sin antes quedarse con esa sensación de rareza. Otra vez, la chica volvió a llamar su atención.
-Mi nombre? Mmm...¿Qué harás después?. ¿Venderlo? Ponérselo a alguna sobrina tuya. Bueno, el nombre de Betty McTetas no suele quedar muy fino pero como hay gente para todo...-Pippa la sonrió sarcástica, una de tantas muchas sonrisas suyas y de algunas facetas más.-¡Ey! Es broma. Pippa, Pippa Phillips.
Lo bueno del S&M, los centros donde se realiza la prostitución lujosa, es que no admitían nombres verdaderos. Cada uno daba un mote, se llamaba como más pornográfico sonara y así era llamada o llamado en el club. Así, la integración social y vida privada de las personas estaba a cubierto. Al igual que la cara,que solía estar siempre tapada por mascaras de vivos colores. Cada vida privada estaba protegida.
-¿Que que estudio?-Contestó a la última pregunta que le hizo-Bueno,estudiar, como estudiar, más bien poco. Realizo tercer año en la carrera de relaciones públicas. No es muy complicado, ya sabes, fácil copiar- fácil aprobar. Pero bueno, siempre están los snobs con sus codos rotos y bueno, amino me gusta cotillear, pero algunas las rodillas también las-tienen algo raspadas.Ya me entiendes.
Y riéndose volvió a dar la última calada al cigarrillo.
-Y tú en que trabajas. ¡Espera! Dejame adivinar...Mmmm, por tu ropa diría en una tienda de moda, pero me arriesgo. Trabajas como secretaria en alguna de estas revistas pijas.
Pippa frunció el ceño, esperando su contestación..
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Mar Jun 21, 2011 6:32 pm
Casi me atraganto con el humo cuando sentí lo de las rodillas, comencé a reír a carcajadas sin poder evitarlo echando un poco mi espalda hacia delante volviendo a dejarla en el respaldo del banco, sacudiendo la cabeza varias veces.-

-Desde luego, eres una chica con carácter, y si, algunas incluso tienen demasiadas heridas en las rodillas, así llegan a donde llegan, yo también lo podría haber echo, pero la dignidad de mujer es ante todo y gracias a Dios, de eso no me falta.- Asentí con la cabeza recalcando tu nombre varias veces en mi mente para que no se me olvidara.- Pippa, encantada, yo me llamo Nyssa, aunque mis amigos me llaman Nyss, así que puedes llamarme como te salga de ese sujetador tan fluorescente que tienes.

Volví a sonreír de par en par llegando a enseñar mis dientes negando repetidas veces con la cabeza.

-No, soy modelo de fotografía y pasarela, todo esto que ves no es por gusto, simplemente me dan el dinero, compro lo que más pueda gustarme y algunas cosas cuando me van a fotografiar las puedo usar.

Suspire un par de veces dando una última calada al cigarro y tirando este al suelo, mirando nuevamente a la chica que parecía despreocupada de la vida, que suerte, ojalá y yo fuera así, pero no, vivía la vida a base de una agenda que tenían para mi y pendiente de un teléfono en el cual solo me decían las citas que tenía que atender y cuando tenía mi tiempo libre y justamente cuando tenía tiempo libre, BOM, pasaba algo que lo estropeaba. Pase un mechón de mi pelo por detrás de la oreja y agaché la mirada pareciendo por un momento que la timidez me había venido de repente, comenzando hablar en un tono susurrante.

-¿Sabes? Eres una de las pocas personas con la cual puede hablar conmigo en estos precisos instantes ¿Sabes lo que echo de menos irme de fiesta y desfasarse de tal manera que no pueda ni sostenerme en pie? Pero bueno, creo que esa vida se acabó para mi, ahora lo único que yo conozco por fiesta es ir con traje de gala, un par de fotos con personas, música aburrida de fondo y tomar champagne.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Miér Jun 22, 2011 12:44 pm
Pippa miró como se reía, una sonrisa agradable y tal vez sincera que no se veía muy a menudo entre la gente de este nuevo mundo, pues siempre solía ir con aquellas caras amargas que no, no alegraban el día a nadie. Por no decir tampoco de los trajes grises de los oficinistas que tanto odiaba, tan poco coloridos y aburridos. Pero Pippa no podía permitirse confiarse demasiado. No la habían enseñado para eso. Tampoco para hacer muchos amigos, solo lo justo y necesario para poder subsistir en un mundo de fieras. Si realmente consideraramos la situación, Pippa había nacido para matar.
-¿Una chica con carácter? Mmm,me gusta. Nunca me habían dicho eso. ¿El sujetador? Bueno, puedo quitármelo si te apetece, Ny-ssa-Pippa sonrió, de una manera tal vez muy cordial para su gusto- A si que modelo ¿eh? Ya decía yo. No se te ve cara de chuparsela al jefe. Vuelve a ser una broma, no te cabrees.
Pippa miró a los árboles, tal vez por que le gustaba el movimiento con la brisa, tal vez por que estaban repletos de hojas. ¡Daba igual! El caso es que los miraba y punto, sin explicación lógica o ilógica. ¿Quien podía decirla que no mirara a los árboles, eh?
Contempló a la chica hacerse la mustia, o tal vez lo estaba. Los estados de ánimos de las personas no se la daban muy bien a Pippa, al igual que los sentimientos e incluso a veces, los nombres.
-¿Y por qué no dices que no, simplemente? Es muy fácil, yo lo digo casi todo el tiempo...Enserio, aferrarse a una vida, a un hecho, a una tarea que sí, puede darte todo el dinero que quieras, pero, que es todo eso si falta la libertad. ¿No es mejor ir de un lado a otro sin saber que hacer o decir, sin pensar en las consecuencias mientras se hace lo que uno más quiere?-Pippa pensaba así todo el tiempo, y no, no le iba del todo mal. Ciertas acciones, ciertas tareas, llevaban sus respectivas consecuencias, pero a Pippa le daba igual mientras pudiera ser de alguna forma libre-. Pero eso sí, ¿Nyssa, verdad?, nunca desperdicies un cóctel de esos a los que van gente muy rica. Los tíos buenos no faltan y a lo mejor, entre una cosa y otra, se puede robar uno de esos diamantitos de 5 quilates que las viejas chochas suelen llevar.
Pippa volvió a reírse, aunque no era un chiste, lo decía bastante enserio. Robar no era muy difícil, al igual que mentir tampoco. Se le paso por la cabeza la imagen de ella, enfundada en un traje de fiesta negro, de esos que te dejan la espalda abierta, con una copa de champan en la mano, mientras se reía con un grupo de abogados sobre el valor de las acciones. Y entonces se apagaban las luces y como una mala villana, robaba las joyas de una de esas viejas que llevan por bufanda la pobre cabeza de un zorro asesinado cruelmente. Un escalofrió recorrió su cuerpo. ¿Pippa siendo una de esas? Lo del robo sí, pero no se veía metida en uno de esos trajes siendo tan...¿Sofisticada, empalagosa, repípi?
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Miér Jun 22, 2011 1:39 pm
Sacudí enseguida mi cabeza al oír a la muchacha decir esas palabras. ¿Había hablado en serio? Ella por desgracia no era de las típicas chicas que están en esas fiestas e intenta ligar con el primer rico que se le acerca, siendo sutil y con buenas palabras, cortejarla para llevarla a su rica morada. Eché de nuevo mi pelo hacia atrás negando con la cabeza repetidas veces a la muchacha.

-No, no es mi estilo, algunas modelos que conozco, adoran hacer eso, incluso como tú bien has dicho, se la chupan al jefe para tener mejores cargos, hacerse famosas mundialmente y listo. Dineros, solo piensan en eso, yo no, yo vivo realmente feliz en mi piso que es pequeño, mi ropa de una tienda barata y comida pre-cocinada, aunque a veces no me guste mucho, pero si hay que comerla, me la como sin quejas algunas.- Reí por lo bajo.

Miré a la chica de arriba abajo aumentando un poco más mis carcajadas y me torné mis ojos en blanco, metiendo mi mano en una de las bolsas sacando un sándwich que compré en el centro comercial, abriendo el envoltorio y tirando este en la basura que tenía al lado, dando un mordisco a la comida masticándola bien, era el único almuerzo que podía tener a lo largo del día, a no ser que después me fuera a alguna cafetería y tomarme un buen café. Tragué la comida y miré al frente como si nada.

-¿Quitarte aquí el sujetador delante de tanta gente y con niños que podrían verte y sus padres reñirte? Tienes demasiado valor Pi-ppa...-Junté mis dientes entre si formando un sonrisa divertida mirando a la chica que parecía sumida en otro mundo.- Pero eso es decisión tuya, a mi no me molestan los sujetadores, dejan bonitos escotes y así me alegran la vista un poco.

¿Dije de verdad eso? No me gustaba mucho que se notara a veces mi vena Bisexual, me ha traído muchos problemas en mi trabajo y la verdad, con el tiempo, hizo que a nadie se lo dijera, aunque con las personas de las cuales tenía confianza podía decirlo perfectamente, esas personas jamás me dejarían de lado. Estaba orgullosa de mi orientación sexual, pero no me gustaba que la gente me rechazara por eso. Cambié mis pensamientos y corté con mis manos un trozo de sándwich de jamón y queso y lo tendí hacia la chica.

-¿Quieres Pippa?
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Miér Jun 22, 2011 2:04 pm
Nyssa no debía ser una chica muy dada a ser supermodelo, más bien, debería haber trabajado en otra cosa. No se las daba de aires de grandeza y a raíz de ciertas cosas que dijo, tampoco quería dárselos. A Pippa le gustaba eso de las personas, el no sentirse superior, ser igual ante los demás. Por ejemplo cuando una persona está en silla de ruedas y quiere subir la rampa de algo solo por que él puede, por que esa persona sabe que es como las demás, aunque por fuera no lo sea. Luego esta todo aquello de "estamos contigo", "eres nuestro amigo, te queremos" y demás.
Pìppa sonrió, agachando la cabeza para ver el suelo. Sus zapatillas estaban muy desgastadas pero importaban muy poco.
-Comprendo y te entiendo. Bueno, realmente no. Es decir, no es que ame el dinero por encima de las cosas pero...bueno, algunos no estamos en situaciones económicas agradables, pero sí, las personas pueden llegar a ser grandes hijas de p***** por tonterías enormes. ¿Entiendes lo que quiero decir? Porque bueno, sino, da completamente igual.
Ante el ofrecimiento del sándwich Pippa agradeció el gesto, pero no acepto. Que alguien te diera algo es como un gesto de amabilidad que conlleva un "hoy por ti, mañana por mi" que a Pippa no solía gustarle. O más o menos fue eso lo que entendió. Aunque daba igual si era un gesto sin ningún tipo de resultados porque Pippa no conocía a aquella chica y no podía intuir sus movimientos. Pero no es que hiciera caso a la segunda cuestión que Nyssa formuló.
Se levantó del asiento, empezó a meterse por dentro de la camiseta una mano y después de cierto inconveniente con una de las hebillas, consiguió desabrochar.
Estaba libre bajo la camiseta, un aire la recorría ahora todo el cuerpo. Esa brisa que antes estaba calmada ahora revolvía por dentro de su camiseta.
Nadie que estaba lo suficientemente cerca podía verla, por ello solo se percataron los viejos del banco, el yonki que tampoco es que se enterara de mucho y un niño que era demasiado pequeño para enterarse de lo que pasaba.
-¿Ves? Sin ataduras ni malestares. Solo libertad. Libertad para mis "boobs" como suelen decir las bailarinas de cabaret.
Y con una risa volvió al asiento, donde volvió a colocarse su sujetador fosforito.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Miér Jun 22, 2011 2:18 pm
-Desde luego, vergüenza no tienes.

Alcé ambas cejas sorprendida ante el gesto que había echo Pippa, era desde luego una chica que le importaba poco lo que pensaran los demás y tenía carácter, eso le gustaba en las personas, sin prejuicios, sin preocuparte de nada y si lo haces, solo de lo justo. Seguí comiendo el sándwich y al ver que el trozo que le ofrecí no lo quiso, me lo comí yo dando un bocado a este, saboreándolo sin demasiadas ganas. No es que estuviera tremendamente bueno, pero tampoco estaba malo. Por unos momento, solo seguía comiendo sin saber que decir en estos instantes ¿Qué conversación le podría dar a una, practicamente desconocida para ella? Ella tenía garbo, en cambio, yo, era un poco más cohibida en algunos aspectos, ¡Que más me gustaría a mi quitarme también el sujetador y que nadie le importe si mira o no!

Observé como los ancianos la señalaba y sus caras desencajadas, aunque, más bien eran de viciosos decían a claramente que esos viejecitos necesitaban caña. Le señale con disimulo a uno de ellos y acerqué mi rostro al de ella, hablando en un tono de voz bastante susurrante, como temiendo a que nos escucharan en cualquier momento.

-Mira a los ancianos, los has vueltos locos, ahora tendrán que tomar viagra para darle caña a su mujer.- Reí delicadamente llevándome una de mis manos hacia mi boca tapando esta por si se veía algún trozo de comida en ella.

Terminé finalmente el sándwich y sacudí mi ropa levantándome del asiento este por unos momentos, me dolía el trasero de estar sentada, así que me quedé de pié durante un buen rato delante de ella, cruzando mis brazos entre si y balanceando mi cuerpo de un lado a otro.

-¿No te ha dado cosa quitarte el sujetador? Aunque no se por qué cojones me pongo en plan tímida, cuando yo he estado posando para fotógrafos prácticamente en bragas y si nada arriba.

Elevé un poco mi rostro hacia arriba casi mirando el techo, recordé aquel día en que un fotógrafo solo me dio una sábana y con eso se haría la sesión de fotos, pensé que solo me haría quitarme la prenda de arriba, pero no, desnuda completamente, esas fotos fueron para una galería de arte desnudo natural en Francia, menos mal que no las vi, ni quisiera verlas.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Miér Jun 22, 2011 2:43 pm
Pippa rió ante su comentario. Realmente no se había reído más en estas últimas semanas de lo que hoy había hecho en un día. Y todo sin ningún tipo de droga. Es verdad, los médicos solían decir aquello de "no hace falta beber o drogarse para divertirse" pero que coj***, eso también ayudaba. Bueno, hoy, tal vez no era un día cualquiera. Solo uno de esos raros que te hacen ver que la vida a veces no es muy complicada. Bueno, lo es siempre, por muy buenos momentos felices que pases.Lo único que se consigue es que durante un par de segundos todo lo malo se quede en un sitio muy cerrado, guardado en alguna parte, con una combinación de números súpersecreta en lo hondo de algún sitio que vete tu a saber a quien le importa.
-¡Ey! Señores, no les da reparo mirar como una chica joven e indefensa se cambia en un sitio público como este por que no tiene otro sitio donde ausentarse. Vergüenza les tenía que dar-Gritó Pippa a los ancianos de enfrente tras el comentario que Nyssa le hizo. Sí, ya sabía ella que no tenía vergüenza, ni ningún tipo de reparo y que encima le había echando la culpa a los pobres ancianos que ahora se cambiaban de sitio, por que, quien sabe, a lo mejor si se habían puesto cachondos y sentían que habían hecho mal-. Seguro que ahora van a esas enormes iglesias a confesarse. "¡Por favor! ¡Dios mío de mi vida! ¡Sálvanos contra este pecado cometido! ¡Líbranos del mal! Amén.
Recito con voz repipi mientras juntaba las manos en señal de orar y se santiguó al final. Pero Pippa no sabía orar, por que no era cristiana, ni practicante, ni nada de nada. Aunque sabía algunos párrafos de la Biblia de habérselos oído a alguien que ya no tenía ni cara, ni rostro, ni una figura concebida para recordar.
-¿Cosa? ¿Cómo que? ¿Una sensación extraña dentro de mi que parecía que me iba a salir un marciano de esos como en esa famosa película? Para nada. Que miren lo que tengan que mirar. ¿No era eso de Hakuna Matata? Pues punto. ¿Qué pasa? ¿Tan timidilla eres? Valla. Pensé que eso de ser modelo conllevaba una de estas fiestas llenas de alcohol, drogas y demás cosas raras que a una sacaban rápido las tonterías que llevara encima.
Pippa no conocía ese mundillo, ni por asomo había estado cerca de él, pero pensó que su mundo y ese no debían de estar muy alejados entre si.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Miér Jun 22, 2011 3:14 pm
Arqueé una de mis cejas ¿Fiestas con drogas, alcohol y sexo? Pft, eso solo se veía en las películas, mis fiestas eran demasiado diferentes, no es que yo tomaras drogas, pero echaba de menos eso de ir a una fiesta en casa de un amigo y echarte todo tipo de bebida y mezclaras para coger casi un coma etílico. Negué con la cabeza y suspiré.

-Como te dije, allí son refinadas, al menos a las que yo voy, después si hay otras fiestas de ese tipo no las organizan los "mandamás", supongo que lo puede organizar el dueño de la mansión PlayBoy o algún rapero super famoso, pero créeme, esas fiestas ni punto de comparación a las que tu vas, una vez fui, ya no vuelvo más, la primera y única vez que fui a una de esas fiestas y casi acabo muerta por una banda de otros raperos enemigos.

Sacudí la cabeza llevándome las manos a la cabeza, no quería recordar aquella historia, realmente lo pasé mal detrás de aquel sillón y en silencio para que no me vieran y oír solo tiros, no recuerdo si llegaron a matar a alguien, pero heridos, si que hubo. Eché mi pelo hacia atrás nuevamente, me empezaba a molestar demasiado, así que incliné mi espalda hacia abajo para coger de una de las bolsas mis pinzas recién compradas y recogí mi pelo para que así ya no me molestara más. Era gloria bendita. Coloqué mis manos sobre mis caderas ladeando esta un poco en plan típica pose de las que solía poner yo en las fotos, mirando a Pippa de manera sensual como seduciendo a una cámara.

-¿A que ahora estoy más guapa?

Intenté mantener la postura seria que solía mantener cuando me hacían una foto, aunque ha veces en aquellas sesiones era inevitable reírte por las simples pintas que llegaba a llevar, como aquella vez que estuve con un florero sobre la cabeza y en mis pechos solo lo tapaban dos margaritas, ¿Quién podía diseñar esas cosas? A veces no lo entendía, yo no iría a la playa con dos margaritas en los pezones ni iría a una boda con un florero en la cabeza, pero bueno, como yo solía pensar, "Cosas de diseñadores" y de su amada cocaína.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Miér Jun 22, 2011 4:28 pm
- ¿Alas que yo voy? ¿Qué pasa que me sigues ahora para saber a donde voy y a donde no voy? Tampoco tengo pinta de ser una yonki ¿eh? Con perdón, señor- Le habló al yonki que aún seguía ahí, sin enterarse de nada de nuevo. Hizo un gesto con la cabeza, tal vez en señal de haber dicho sí, o de incluso de "Sí, sí, muy bien(en plan, paso de todo) " aunque a saber.
Pippa se acercó a su mochila, quedándose muda por no saber que contestar o decir en el momento. No es que Pippa fuera habladora, pero cuando no había nada que decir, no había nada que decir. Dentro de su mochila no había más que dos libros, un cuaderno, la botella que antes había sacado, su móvil y el estuche que no guardaba más que un solo boli bic de los que pintan incluso cuando no hay ya nada. Esa bolíta que habían inventado fue lo mejor de la historia y seguro que, como la fregona o la escoba, no hubo recibido un mérito. Aunque a lo largo de la historia fueron grandes inventores los que no recibieron nada por cosas tan extrañas que ahora nos servirían de perlas y que en su época fue dado como algo de brujería-asquerosa brujería- o vete a saber que.
Pippa dejo de fantasear entre bolígrafos y pasado para ver,tras la pregunta de Nyssa, la posturita que esta ponía.
-Mmmm, tal vez...Con menos ropa, con un poco más de sensualidad y cierto exhibicionismo...Mmmm, ¿Quién sabe? Podrías tirarte a alguno aquí mismo.Bueno, acaso de que tu ya tuvieras novio. Claro. ¿Y que digo? También podrías tener novia, ¿O es que esas cosas son demasiado nuevas para ti?
Pippa volvió a beber de su botellín de alcohol, ya caliente por el ambiente, pero aun así, y solo para ella, "saludable".
-¿Quieres? Esta algo caliente, pero supongo que el whisky se puede beber a muchas horas. ¿No lo hacen los forasteros del oeste en las películas?
La imagen de ver a Nyssa con una de esa indumentaria cowboy hizo que echara una sonrisa hacía un lado. Con su típico sombrero, la camiseta abrochada con un nudo por encima del ombligo, los pantalones de vaca negros y blancos y las típicas botas con espuelas para el caballo.¡Y que no faltaran los revolvers a ambos lados de la cadera!
-Haber Nyssa, hazme un ¡Yyyyhaaaaa!
La sola idea de que pudiera hacerlo hizo que le entrera la risa que intentó ahogar por dentro.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Jue Jun 23, 2011 1:04 am
-¡Oye! aquí donde me ves yo me he liado con tías, así que no soy nada inexperta con ese tema, no es nada nuevo para mí, pero no prefiero decirlo muy en alto, ya sabes, los típicos homófobos que no aceptan que una mujer sea feliz con otra mujer, los "chapados al antigua."

Negué con la cabeza ante el ofrecimiento de la botella que me dio Pippa, no era porque no me gustara el alcohol, de echo, me gustaba de vez en cuando tomar algo, pero sencillamente, no me apetecía meter alcohol en mi cuerpo, sabía que con una simple copa al no estar acostumbrada a beber se me subía enseguida a la cabeza, pero...¿Cómo podía beber alcohol caliente? Desde luego la chica tenía valor en tomar ese líquido así, yo no podría. Me imaginé por un momento con indumentarias tipo del oeste y no pude evitar reírme débilmente, colocando mis manos al estilo pistolas y apuntando a Pippa, haciendo con mis labios el ruido del "BANG" y asentí con la cabeza por unos instantes, volviendo a sentarme en el banco cogiendo mi bolso y colocándolo entre mis piernas.

-Suelo tener un book pequeño en el bolso por si alguna vez tiro de nuevas alguna agencia que paguen mejor, aquí tengo de todo tipo, desde ropa de invierno hasta en desnuda, toma, se que no te interesará mucho, pero dime que te parece, siempre tener la opinión de alguien ajeno está bien.

Cogí el libro con las fotos de dentro y lo abrí tendiéndoselo a la chica entre sus piernas para que las vieras, curvando las comisuras de mis labios hacia ambos lados pasando página a cada foto no interesante que había en el book, parando en una en la que se me veía tremendamente graciosa con dos cocos sobre los pechos. Recordé que aquel día fue la sesión de fotos para una campaña de frutas en Alemania, toda una locura, recibí muchas críticas pero ¿Qué mas daba? Me pagaron igual. Yo solo recibía órdenes.

-Imagínate, esto de los cocos fue poco para lo que hice en todo el día de la sesión, llegué a ponerme dos bananas en la cabeza para parecer cuernos. ¿Crees que eso es normal? A veces pienso que muchos tíos están locos, era para una campaña de frutas y mira, yo no se si comieron más frutas, pero el que se deleitó con la mirada fue ese fotógrafo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Vie Jun 24, 2011 2:09 pm
Pippa cruzó las manos frente su cara, pues veía peligrar su existencia tras el comentario de Nyssa y eso que tampoco hizo nada extraño, por lo que interpretó su acción como algo descontrolado que nada tenía que ver.
-Hey Hey, espera, que no e dicho nada de eso, yo solo no quería excluir a la gente homosexual, pues todos ellos se merecen un respeto.
Y era verdad, para Pippa todo ser humano, hetero, homo, bi y demás se merecía un gran respeto. Por eso odiaba tanto a su padre,por que él nunca la respetó, el nunca estuvo allí para apoyarla en ese momento. Recordaba como de contenta había llegado a casa, como la había besado en el umbral de la puerta, haberles dicho que era su actual pareja y apretarle con fuerzala mano a ella. Pero también recordaba el cambio de humor de su padre, esa expresón tranquila que se fue tornndo a un extraño ser malhumorado. Posiblemente, si hubiera sido un dibujo animado le hubieran salido humo por las orejas o incluso a sonar un pitido como el que hacen las teteras cuando estan ya a punto. Ese sonido perturbador que su pade ahogó con el grito de <<¡Fuera! ¡Fuera de aquí! No vuelvas a esta familia nuna más. Reniego de mi propia hija.>>
Pippa quedó destrozada, amargada y entregada a un mundo que no conocía. Pero de eso había pasado ya muchos años. Unos cuantos que no recordaba la suma por que llegó un punto en que decidió no contarlos y vivir la vida. Le resultó irónico pues si ya casi no pasaba por casa, ¿De qué servía tenerlo en cuenta? Habían pasado tantas cosas desde entonces que ya casi ese dolor se había ido extingiendo. No, sin embargo, el odio hacia su padre.

Despertó de sus pensamientos tras terminarse el último trago ofrecido anteriomente a Nyssa. La vió sentarse y sacar aquel libro de fotos, como los que todos tienen de cuando son pequeños pero este era más de mayor.
Las fotos eran espectaculares, buenos retoques, buena imaginación, buenas poses y buenos gestos. Aunque Pippa no entendiera del tema le parecieron muy chulas, pero luego pensó que probablemente eso sería lo que dijera la gente de a pie y creyó, o más bien, no tenía ni idea del tema.
-¿Qué te diga yo? Creo que no soy la más conveniente. Quiero decir...-Se atragantó unpoco al ver como salía en fotos semidesnudas o tapadas por una sola manta, aclarandose la voz una vez pasada la imagen-, bueno, supongo que te lo diran todos los que no conozcan este mundilo. A mi...a mi me parece que estan, emmm, ¿Bien? Es decir, no s que quieres que te diga. Si supongo que "guay" o "molan" son las palabras más cercanas.
Pippa miró hacia otro lado. No sabía donde meterse y empezó a mordisquearse la uña del dedo gordo.
-¿Esa?-dijo mirando la que le enseñó, empezando a hablar acelerado-Sinceramente, creo que es la mejor de todas. Sí, sin duda alguna. No hay nada como que te pongan algo extravagante para que quedes la mar de natural, ¿No? Bueno...ya sabes, yo no conozco mucho el tema.
Pippa volió a mirar hacia otro lado, sin saber por que se sentía algo nerviosa. Tal vez eran las fotos, la bebida caliente o ella misma. A saber qué.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Sáb Jun 25, 2011 12:03 pm
Eché un poco mi espalda hacia delante para poder mirarla a los ojos, la notaba un poco nerviosa, o incómoda, así que aparté el albún de sus piernas y lo cerré guardando este en el bolso. Coloqué uno de mis brazos por detrás de ella y ladeé mi rostro hacia un lado, arqueando una de mis cejas con picardía, simplemente para ver que hacía.

-¿Te has puesto nerviosa bomboncito? No pasa nada, hay gente que directamente no las entiendo, a veces no las entiendo ni yo, siento haberte enseñado las fotos, creo que te has puesto un poco incómoda, no era mi intención, en absoluto, mil disculpas.

Coloqué una de mis manos en mi pecho e incliné levemente mi cabeza hacia abajo en señal de reverencia. Ahora la que no sabía que decir era yo, simplemente me quedé callada observando a los niños correr y como se caían corriendo, o algunas parejas magreándose sin cortarse ni un pelo en los bancos o incluso en el césped. Fruncí mi ceño al ver que el tío metía sus manos por dentro del pantalón de la chica y esta le daba un muerdo en el labio inferior. O era el ambiente que estaba caldeado, o eran imaginaciones mías. De repente, una especie de bochorno subió para arriba y me abaniqué con una de mis manos, que no daba demasiado frecor que digamos y me levanté del banco, colocando mi camiseta que decaía por un hombro una especie de nudo en mi cintura, dejando ver parte de mis curvas y me volví a sentar, observando como el sol da ba de pleno en nuestros cuerpos y eché mi rostro hacia atrás.

-Pft, ¿Dónde se ha ido ese frescor que tan agradable estaba haciendo la mañana?

En verdad, era yo la que tenía calor, ver a todas esas parejas metiéndose literalmente la mano hizo que recordara como era sentirse por una vez en éxtasis, como tocar cuerpo con cuerpo y las sábanas se enredaran en esos cuerpos completos de pasión, en como el único hilo musical eran los gemidos y los jadeos, en como algún que otro susurro ambientaba el asunto, en esas posturas, el sudor rozándose con los cuerpos. Desde luego, era yo sin duda, quería volver a sentirme así, querida, por una noche que sintiera, aunque fuera una simple aventura, sentir ese ardor de la pasión y el desenfreno, pero ¿Quién iba a estar con una simple como ella? Podría ser muy guapa si, pero a veces, eso no lo era todo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Pippa P. Phillips el Sáb Jun 25, 2011 1:35 pm
El tema empezaba a ponerse serio. Demasiado serio para Pippa. El ambiente empezaba a calentarse, no solo por que las horas poco a poco avanzaban y resultaba que así, el calor iba aumentando. También la gente comenzaba a sentirlo en sus venas. Aquello no era normal. Dos gotas bajaron por la frente de Pippa que rapidamente se evaporaron del calor.

-Creo...creo que empieza ha hacer bastante calor.-Dijo levantandose del asiento para que luego Nyssa también se levantara- ¿Sabes? Creo que debería ir volviendo a casa. Allí me esperan para comer.

Realmente no la esperaban. Había mentido, como tantas veces había hecho. Tal vez las mentiras eran mucho más faciles que la verdad por que costaba menos soltarlas. Comenzo a recojer sus cosas y se colocó la mochila tras la espalda.

-El calor empieza a subir y yo empiezo a sentirme muy cansada. Pero olle, espero verte pronto. Haber si nos volvemos a ver.

Aquello no era mentira. Le había agradado hablar con ella, pero el calor no era aconsejable. Tal vez, en un sitio más fresco no le hubiera importado hablar más de la cuenta. Pero tampoco la conocía demasiado. Ya una vez preparada para irse se dió la vuelta.

-¡Olle! ¿Qué te parece si me das tu movil? Pero llamame tú que yo soy demasiado olvidadiza.-Comentó con una sonrisa burlona. Pippa no es que no llamara a nadie. Tal vez llamara a alguien que necesitara para algo en concreto, siendo tan egoista como era ella pero tampoco es que fuera una conectada a las nuevas tecnologías. No era nadie que esperara a las tres de la mañana una llamada. Tampoco se pasaba horas y horas frente a un ordenador y tampoco comprendía que la gente pudiera hacerlo. Aún asi a Pippa le gustaría tener el movil de la chica. ¿Quién sabe para que lo necesitaria?- Ya sabes... Así podriamos hablar y quedar en algún lugar un poco más fresco y no se, ¿Más solitario? Además, podrías invitarme a tus aburridas fiestas para que las animara un poco y si no, siempre puedes venir a las mías.
Pippa se quedó esperando, esperando a que surjiera algo, a que la diera su telefono, a que pasara de ella o a que simplemente se fuera. Simplemente a que sucediera por que había tantas reacciones en cualquier ser humano.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Sáb Jun 25, 2011 2:10 pm
Al ver que Pippa se levantó y se disponía a marcharse, cogía yo mis cosas también. La muchacha se giró para pedirme el teléfono y curvé las comisuras de mis labios hacia ambos lados con amplitud, por supuesto que se lo iba a dar, la muchacha me pareció simpática y por así decirlo, extravagante, con ella podría recordar aquellos viejos momentos de la adolescencia, fiestas y todo lo demás, la veía así, pero era muy buena persona a pesar de la calor y se había otorgado en el ambiente. Saqué de mi bolsillo papel y un bolígrafo y como pude me apoyé sobre la otra mano para poder escribir mi teléfono, se lo tendí agradecida para que lo guardara y metí dentro lo que saqué. Asentí con la cabeza una vez más en señal de agradecimiento y solté un momento mis brazos para extender los míos hacia el cuerpo delgado de la chica. No es que abrazara a menudo a los desconocidos, pero algo me dijo que la abrazara. Apoyé mi mentón en la curvatura de su hombro y acerqué mis labios a su oído, hablando en un tono de voz susurrante.

-Gracias por hacerme compañía, te lo agradezco y estoy encantada de conocer a una chica como tú.

Plasmé un par de besos de su mejilla y me separé de su cuerpo, cogiendo nuevamente las asas de mis bolsas y me dispuse a caminar con paso firme fuera de aquel parque tan caluroso y con el ambiente de la gente caldeándose, desde luego, no se si volvería a este parque, pero si volvía, sería con alguien en el cual pueda meterme mano sin lugar a dudas.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.