Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttps://2img.net/h/i1198.photobucket.com/albums/aa453/sparskfly/35x35-2.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

Looking around me. [Jordan O. Stevenson.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Dom Jun 26, 2011 4:01 am
Vale, tengo que admitir que trasnochar no es nada bueno y encima si te despiertas temprano, no ayuda, pero hoy hacía un día de tremenda calor, demasiada diría yo, me levanté de la cama y cogí mi ropa interior junto con la vestimenta que me iba a poner hoy y me meto en el baño, encendiendo la ducha. Iba a dármela de agua fría, estaba totalmente empapada en sudor y después del día de ayer, la verdad es que no tenía ganas de volver al parque ni de ir al centro comercial. Mientras me duchaba, pensaba en que sitio ir ¿A un bar? No, hoy no. Después de pensar en tantos sitios, se me ocurrió uno que a pocas personas les suele gustar, el museo. No es que me gustara demasiado ver los esqueletos de dinosaurio, pero ¿Qué hacer en un día como hoy? mejor eso a no hacer nada y aburrirme. Salí de la ducha y me vestí agilmente peinando mi pelo mientras lo secaba con el secador, quedó bastante bien a pesar de no querer peinarmelo. Le dí un poco de volumen y fui al salón para coger mi bolso y todo lo que necesitaba para ir hacia allí.

Me pillaba bastante lejos de mi casa, así que cogí el primero bus que paraba enfrente del lugar, viendo que en el bus no había demasiada gente, tampoco me importó. Cuando llegué al lugar me bajé del bus y me dispuse a caminar para adentrarme dentro del museo. Un guardia de seguridad que parece que había estado allí toda la noche y las ojeras se le marcaban bastante, sonreí tiernamente al hombre y este me dejó pasar.

Era simplemente una maravilla, en cuanto entré todo lo que vi era maravilloso, si, vale, me quejé de los esqueletos de dinosaurio, pero eran demasiado grandes para creermelo. Abrí los ojos de par en par caminando hacia uno grandísimo que había en mitad de la sala. Leí el cartel para ver que dinosaurio era. Por lo que leí, era un Tiranosaurio Rex, vamos, el que se veía en Jurasic Park y atacaba a todo el que pillaba. Me sorprendí bastante, ¿De verdad era tan grande? No quise imaginarme lo que se podía vivir en aquella época. Eché un par de pasos hacia atrás ya que la vista no me alcanzaba para ver los huesos de la cabeza y sin querer, pisé con el tacón a alguien que estaba detrás mía. Giré mi cuerpo posando mis manos sobre mis labios.

-Disculpa, no sabía que alguien había detrás mía, lo siento, lo siento mucho...

Había pisado bastante fuerte, no levanté el rostro por la vergüenza de ese momento ¿Y si la persona reaccionaba mal? No quería montar un jaleo en mitad del lugar tan temprano. Seguí con la cabeza agachada en señal de disculpa y vi el zapato, era de un hombre, "Mierda..." pensé, ahora seguro que se atacaría o algo por el estilo, el último pisotón que dio a una persona no se llevó una buena experiencia.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Dom Jun 26, 2011 3:01 pm
Pocas persona conocían el gusto de Jordan por la naturaleza, menos todavía que le gustaba ir al Museo Field de vez en cuando para desconectar de todo lo que había a su alrededor. Y dejarse llevar por los recuerdos. Aquel lugar había sido el último que había visitado con Lyra y Lizzy antes de que desaparecieran de su vida, provocando que la melancolía siempre apareciera cuando estaba allí. La decisión de ir había sido hecha en el último momento por lo que su forma de vestir desentonaba con la del resto de los visitantes: unos vaqueros, una camiseta negra, las botas de motero. La moto había sido aparcada en el parking del Museo donde estaría segura hasta que volviera a salir a por ella. La verdad es que se sentía un poco desubicado, un tanto perdido entre las salas. Había pocas personas, había elegido aquel momento rozando las primeras horas de la mañana cuando prácticamente acababan de abrir porque de esa manera no tendría que ver a los niños, a las familias, todas esas cosas que siempre hacía que recordara con demasiada facilidad lo que él había perdido.

Caminó con paso tranquilo por el lugar, observando salas que ya conocía casi de memoria, recordando momentos que había vivido en ese mismo lugar hacía quizá demasiados años. Los ojos claros del hombre lo miraban todo, lo analizaban todo. Aquel lugar había sido uno de los favoritos de Lizzy, todo lleno de animales que ya no se encontraban en la tierra. Recordaba perfectamente que había tenido que estudiar para poder enseñárselo a ella. Su educación no había sido precisamente la mejor, a veces pensaba en cómo demonios había pasado la graduación y el instituto. En cambio, su hermano Patrick sí que había llegado a estudiar mucho más que él. Le echaba de menos. Con esa idea se dirigió hacia uno de los lugares estrella: la sala donde el T-Rex dominaba por completo todo el lugar.

Se detuvo a una distancia prudencial y alzó el rostro para poder verlo. El mayor depredador que había habido sobre la faz de la tierra y el más peligroso de todos ellos. En ocasiones se preguntaba cómo habían desaparecido, cuál había sido la verdadera razón. Cómo sería aquel mundo que habían dejado atrás. La teoría del meteorito colgaba sobre él con cierta impaciencia, puesto que había algo que no terminaba de cuadrarle, pero, por supuesto, él no era un entendido en la materia. Estaba metido en sus pensamientos cuando notó un pinchanzo en el empeine del pie, un dolor que solo podía significar una cosa: alguien le había pisado con un zapato de tacón, además con ganas.

¡Joder! Mierda.—exclamó sin poder evitarlo, parecía que últimamente tendía a recibir más golpes de lo que normalmente hubiera imaginado. Al bajar la mirada se encontró con la coronilla morena de una mujer que se encontraba disculpando. No le estaba mirando, lo que significaba que en realidad lo sentía, pero mierda, aquello dolía como mil demonios. — No pasa nada, pero intente mirar por donde va.—le contestó con el tono grave, quizá un tanto molesto por el pisotón. — Y más con esos zapatos de tacón, que estoy seguro que son un arma de destrucción.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Dom Jun 26, 2011 4:08 pm
Oí la voz grave del hombre y el tono de voz no es que me tranquilizara demasiado. Cerré los ojos al pensar que ese hombre estaría como una furia, pero al no sentir nada, los abrí y alcé el rostro hacia arriba, mirando al chico que tenía enfrente. Era bastante alto y tenía una mirada que podía encandilar a cualquiera persona. Pero no estaba precisamente para pensar en su belleza. Mordí mi labio inferior con timidez y vergüenza ante el pisotón y volví a desviar la mirada hacia otro lado.

-De veras lo siento, no era mi intención pisar a nadie, solo que me quedé embobada mirando los huesos del dinosaurio y ya sabe, entre que una no se trae las gafas de vista ni nada, pues...pft, discúlpeme de verdad, odio ponerme tacones por lo mismo.

Pensé que lo que le había dicho ni le iba a interesar ¿A quién le iba interesar que yo llevara unas gafas y no me las pusiera porque, a decir verdad, me quedaban horribles? A nadie, evidentemente, tampoco que llevara tacones. Últimamente me los ponía demasiado y provocaba muchos accidentes, si no eran tropiezos, eran meterlos en agujeros y quedarme atrapada en ellos y si no, a la evidencia, pisotones, y nada mas y nada menos que unos de tacón de aguja. Bajé la mirada hacia los zapatos del hombre y como la forma del tacón todavía seguía clavada en el cuero de sus botas. Pensé por unos instantes si aquellas botas no tenían puntera de hierro, así que fruncí el ceño un poco, tampoco le di mucha importancia.

-Si quiere me alejo a mil metros de usted, pero discúlpeme de verdad, me siento muy mal, siempre que voy con tacones me pasa algo, los odio, se lo juro, y aún así me los sigo poniendo como una tonta.

Miré al muchacho en silencio por unos momentos, en verdad tenía estilo por su vestimenta, me gustaba, siempre me ha llamado la atención la ropa estrafalaria y en plan "Malo malote." El ver siempre a personas con trajes y, siendo sincera, en aquellos desfiles con ropas que nadie llegará a ponerse en su vida, cansaba bastante. Sonreí al muchacho tendiendo mi mano para que la chocara entre si con la mía, ladeando un poco mi rostro hacia un lado con diversión, intentando aparentar lo menos posible los nervios, ya que todavía andaba con la duda si ese hombre podría devolverme el pisotón.

-¿Me perdona usted entonces?...
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Dom Jun 26, 2011 5:24 pm
Frunció el ceño mientras escuchaba sus explicaciones mirándola directamente a los ojos. Su rostro le llamaba la atención por lo armonioso de sus rasgos, pero sobre todo por esos ojos azules que contrastaban con el cabello oscuro que le llevaba suelto y largo. Lo que le resultaba extraño era esa timidez, ese gesto que claramente indicaba que estaba avergonzada por lo que había ocurrido. Estaba acostumbrado a que las mujeres hermosas como la que tenía delante no darían su mano a torcer ni aunque las mataran. Estaba acostumbrado a que lo utilizaran para salirse con la suya o incluso a hacer que la otra persona se sintiera mal. Eso hizo que el hombre la mirara con más atención, preguntándose de donde había salido alguien como ella.

La utilización del físico era algo que se llevaba demasiado en el mundo en el que ambos vivían, que ella no se estuviera aprovechando de ello solo indicaba que tenía mucha más cabeza de lo que uno hubiera imaginado, cosa que a Jordan le agradaba. Durante unos segundos se la quedó mirando mientras hablaba sobre sus gafas y sobre los tacones. No podía imaginarse el rostro de la mujer que tenía delante con gafas, quizá no tuviera tanta imaginación. Asintió brevemente a sus palabras, alzando una mano para quitarle hierro al asunto.

Descuide, también es cierto que es difícil verlo sin echarse hacia atrás y muchas veces no nos damos cuenta de quién se encuentra justo a unos metros.—el tono ya era tranquilo aunque le escocía, menos mal que llevaba las botas con refuerzos, pero justo le había ido a pisar en el lugar donde se terminaban. Metió las manos en los bolsillos de los vaqueros por un momento mientras escuchaba su comentario. Menos mal que estaba acostumbrado a las conversaciones con Charlie o Nyrianne que cambiaban de rumbo en cualquier momento porque sino se habría sentido confuso. —Para venir a estos lugares es mejor hacerlo con calzado plano, nos evitamos estos accidentes y además, es mucho más cómodo si va a andar mucho.—la miró a los ojos entonces mientras negaba por un momento. —No hace falta que se aleje, ahora que sabe que me encuentro detrás suyo no creo que vuelva a haber el mismo accidente ¿verdad?—fue entonces cuando le tendió la mano y él se la tomó con una de sus manos, notando casi cómo la de ella se perdía en la suya, quizá demasiado grande y claramente acostumbrada al trabajo. —Sí, no se preocupe, cualquiera hubiera podido tener un accidente como este y hubiera sido mucho peor que yo le pisara ¿no le parece?

Se le hacía un tanto raro hablar con ella de usted, considerando que seguramente le sacaría unos cuantos años. No sabía exactamente qué edad podría tener la mujer que estaba justo delante de él, pero algo le decía que andaría al inicio de la veintena, si es que llegaba. En momentos como ese se sentía tremendamente mayor.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Dom Jun 26, 2011 6:19 pm
Sonreí por un momento imaginándome el pisotón del chico hacia a mi, tenía los pies grandes, así que me hubiera dolido bastante. Carcajeé levemente y negué con la cabeza repetidas veces. Se me estaba haciendo muy extraño tratar a alguien de usted, pocas veces hablaba de esa manera si no eran con mis jefes o con alguien que verdaderamente se lo tenía subido por su riqueza, y este hombre, ni tenía pinta de tener subido el dinero, si es que fuera rico, ni era mi jefe, así que decidí tutear un poco.

-¿Por qué no me llama simplemebte Nyssa y nos tuteamos un poco? No me gusta hablar con alguien de usted, es muy...¿Señorial? Si, creo que si.-Volví a ampliar mi sonrisa dejando enseñar todos mis dientes perfectamente blancos.

El tono de voz tanto el mío como el de él parecía que estaban mas relajados, cosas que hizo que mi cuerpo se aliviara bastante. Me coloqué al lado de él, tampoco sin acercarme demasiado, no quería que el muchacho se pensara que me tomaba demasiadas confianzas con la gente, yo no era así, de vez en cuando era muy desconfiada, pero no podía si no de otra forma agradecerle que no se pusiera como una furia que hablar con el animadamente. Ladeé mi rostro a un lado y divisé mejor la cabeza del dinosaurio, frunciendo el ceño un poco al ver lo grande que era. Estaba realmente sorprendida.

-En verdad, no me puedo imaginar como pudieron extinguirse estos animales, tampoco es que haya estudiado mucho, pero por lo que sé, estos animales, ya fuera herbívoros, carnívoros u omnívoros, tenía que ser fascinante como tenían que vivir y que los demás dinosaurios, un ejemplo, el diplodocus, con el cuello tan largo y se alimentara de helechos, y en cambio este, de carne...

La verdad no tenía ni idea de lo que hablaba, hacía tiempo que había dejado los estudios para meterme en el mundo en el que estaba ahora, la moda, pero eso no quería decir que no supiera algunas cosas, pero los dinosaurios no es que fueran lo mío, ahora el chico se pensaría que era una estúpida o vete a saber pero ¿Qué mas daba? La gente pensaba demasiadas cosas de mi, desde tonta, hasta una guarra, y ningún término para mi encajaba.

-Vaya...no se de que estoy hablando, ¿Se nota que no estoy muy informada de estos animales? Si te soy sincera, solo he venido a echar la mañana, ayer estuve todo el día en un parque, en el centro comercial y no tenía ganas de irme a una cafetería a tomarme algo sola, es lo que tiene no tener apenas amigos. Por cierto, ¿Cómo se llama? No le pregunté el nombre antes.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Dom Jun 26, 2011 7:20 pm
Era sincera, eso le gustaba a Jordan. Pocas personas llegaban a aceptar que podían estar equivocados sobre algo o que no conocían de lo que estaban hablando, en cambio ella lo estaba haciendo con naturalidad. La miró, se había puesto a uno de sus laterales. Nyssa se llamaba. No podía olvidar aquel nombre, debía mantenerlo en el fondo de su cabeza al menos por el momento. Sabía que era necesario recordar aquellos pequeños detalles. La otra persona lo agradecía y él no era un snob que buscara quedar por encima de los demás ni mucho menos. En cierta manera se consideraba como un chico de la calle, un chico de la calle que tenía un doble trabajo a cada cual más interesante, pero un chico de la calle a fin de cuentas. También más que un chico debería decir un hombre. Hacía tiempo que había dejado la adolescencia. Casi se podía imaginar que la mujer que tenía a su lado, claramente más joven, pensaría que era un carcamal. Volvió a meter las manos en los bolsillos mientras miraba el esqueleto que tenía delante escuchando la suave tonalidad de la voz de la morena.

El enorme esqueleto se alzaba sobre ambos de una forma amenazadora. Por un momento, Jordan casi se pudo imaginar cómo sería en movimiento, también era cierto que gracias a Jurasic Park uno podía verlo con claridad. Había visto aquellas películas más de lo que le gustaría confesar puesto que entre unas cosas y otras siempre terminaba sentado con una bolsa de palomitas delante de alguna de sus escenas. Podía ver prácticamente de todo, siempre que hubiera un poco de acción para no adormilarse. Lo hacía cuando estaba más cansado de lo habitual, lo suficiente como para necesitar desconectar viendo imágenes en movimiento, con sonidos que muchas veces hacían que terminara por quedarse adormilado. No sería la primera vez que después de uno de sus largos días de trabajo se quedara dormir delante de una televisión encendida.

Yo tampoco es que sea un profesor en la materia, así que no te preocupes. Yo tampoco entiendo las razones por las que se extinguieron, supuestamente fue por la caída de un meteorito que cambió en cierta forma los climas pero a saber…—se encogió por un momento de hombros, observando los huesos del animal frunciendo el ceño. — Lo que si me hace preguntarme es hasta qué punto nosotros sobreviviremos si seres como estos que eran claramente más poderosos y seguramente estarían bien adaptados, terminaron por desaparecer.—se volvió hacia ella entonces, al escuchar su pregunta sobre su nombre. — Tutéame, Nyssa, y me llamo Jordan, diría que un placer haberte conocido pero aun siento el pie dolorido.—bromeó mirándola, para después fruncir por un instante el ceño. — Nunca viene mal venir al museo para pasar un par de horas, al menos a estas horas no hay excursiones y se puede ver más o menos todo con calma.

Hasta el punto que en ese momento en la sala solo estaban ellos, cuando por regla general era una de las que más llena de personas se encontraba, era de las más famosas precisamente por los huesos de T-Rex. Lizzy había mirado aquel lugar con clara curiosidad mientras le explicaba que era un animal que había vivido hacía muchos millones de años. Las preguntas de la pequeña había provocado que tanto Lyra como él se echaran a reír por su inocencia. Quizá no había sido un lugar para llevar a una pequeña de cuatro años, pero había sido uno de los momentos más felices de su vida.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Lun Jun 27, 2011 3:31 am
Mostré atención sobre sus palabras, la verdad, no quería pensar en cuando la humanidad desaparecería, de hecho, no quería pensarlo, eso pasaría cuando yo me muriera, y ni quería tampoco pensar en mi muerte, quedaría mucho para eso. Me daba miedo pensar todo lo que estaba relacionado con las brujas, espíritus y supersticiones. No era supersticiosa, pero tampoco dejaba de creer en algunas leyendas que había por ahí, pero prefería vivir en mi amada ignorancia. Volví a sentir como las mejillas me ardían al pensar de nuevo en el pisotón, mordiendo mi lado inferior de mi labio y agaché la mirada.

-Bueno, mirada el lado positivo, si no te hubiera pisado Jordan, estarías solo y mirando todo esto, y al haberte pisado, estás manteniendo conversación con una completa desconocida, que a lo mejor querías estar solo, porque viniste solo, claro...

Empecé hablar cosas sin sentido y se desviaban incluso del tema, estaba un poco nerviosa, hacía tiempo que no mantenía una conversación con un chico que no fuera ni de mi trabajo ni un jefe importante. Mis amigos, bueno, no tenía amigos ninguno ¿Y amigas? Directamente pasaban de mi, no se si por envidia a como era fisicamente, no lo sabía ni querré saberlo, porque sabía que me iba afectar de mala manera, no me gustaba quedarme sola, y siempre que podía, aunque no eran mi amigos, para salir llamaba a gente de mi trabajo.

-Lo siento, hablo sin sentido, pero te seré sincera, hace mucho tiempo que no hablo con un chico, y justamente voy hablar con uno al cual le pegué un pisotón. Seguro que si no te lo hubiera dado estaría aburrida mirando más y más huesos de dinosaurios. Y he decir que eres muy guapo, con el porte que tienes valdrías para modelo.

Asentí con mi cabeza orgullosa con lo que había dicho, aunque fue una mera estupidez.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 27, 2011 1:20 pm
Jordan arqueó con suavidad una de las cejas mientras la miraba. Era curioso cómo alguien de su porte podía estar nervioso. Por regla general las mujeres de su belleza siempre eran seguras y decididas, había tenido que lidiar con más de una a lo largo de su vida, en cambio Nyssa parecía nerviosa por simplemente hablar con él. En ocasiones el hombre pensaba que imponía demasiado, aunque la chica que tenía delante suyo no sabía cuál era su profesión: la verdadera, no la tapadera como dueño del The Haven aunque en cierta manera ambas se entrelazaban. Eso le hacía pensar en que quizá tenía alguna señal en la cabeza que le indicaba como alguien más que un simple hombre paseando por un museo a esas horas de la mañana. Quizá fuera por su forma de vestir, pero es que los trajes no le gustaban y prefería mil veces la comodidad de unos buenos vaqueros y una camiseta o jersey, según el tiempo.

A su alrededor había comenzado a llegar gente, pronto comenzarían las excursiones y los grupos guiados lo que significaba que habría demasiada gente, al menos para el gusto de Jordan. En muchas ocasiones pecaba de necesitar el silencio y la ausencia de personas, quizá porque se pasaba buena parte de su tiempo en lugares donde había siempre personas a su alrededor. Desvió la mirada de la gente que iba entrando para volver a fijarla en la mujer que tenía a su lado. Su razonamiento tenía sentido, si como bien decía deseara estar con alguien, aunque en ese momento no le disgustaba para nada la compañía.

La verdad es que el día ha mejorado un poco a pesar del pisotón.—comentó mientras hacía un gesto con la mano para que se movieran hacia otro lado cuando una familia se acercó con unos niños dispuestos a arrasar con todo lo que había por delante en su afán por llegar a ver al T-Rex. —Me sorprendes, Nyssa, por regla general hubiera imaginado que tenías a más hombres a tus pies de los que nadie pudiera tener.—se detuvo por un momento, no demasiado acostumbrado quizá a aquel tipo de conversaciones. —Me refiero a que eres una mujer hermosa y joven, dos ingredientes por los que cualquier hombre buscaría estar a tu alrededor.—además de que parecía sincera, detalle que para Jordan era mucho más importante que los otros dos. —¿Modelo?—preguntó arqueando una ceja y negando por un solo instante. —Que va, me temo que mi tiempo lo dedico a regentar mi bar, no me veo yo sobre una plataforma mientras que me mira muchísima gente, no creo tener el valor para enfrentarme a algo así.

No era tímido, ni mucho menos, pero sí que era verdad que el estar enfocado por los focos de las cámaras y además las miradas sobre él… no, no quería ni pensarlo. Su vida estaba más relacionada con las oscuridad que con la luz de los focos.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Lun Jun 27, 2011 2:20 pm
Alcé ambas cejas ¿Hombres a mis pies? Si, la verdad, pero ninguno llegaba acercarse a mi, así que si los tenía a mis pies, seguro que será detrás de mis talones, porque yo no los veía. Sonreí adelantándome a sus pasos un poco para caminar y dejar que las familias y excursionistas pasaran y vieran el famoso dinosaurio que hizo que conociera a Jordan, parecía interesante, a pesar de aparentar más edad que yo, se le veía maduro y eso era lo que me gustaba a mi. ¿El no tenía a mujeres que cayeran a sus pies? Seguramente si y lo veía con razón, era muy guapo y sus facciones eran muy varoniles, mi mente por un momento se perdió pensando en la musculatura de su cuerpo pero...¿En que estaba pensando? Se notaba que me hacía falta con urgencia alguien a mi lado, pero no, mi trabajo era lo primero, no podía permitirme tener nadie a mi lado, y eso, dolía mucho, pero era lo que yo me había buscado.

-¿Hombres? Dios mío, pues será que tendré que graduarme más mis gafas de vista, porque yo no los veo por ningún lado, y mira que me gusta coquetear, pero oye, parece que soy un repelente o algo, algunos sin caen a mis pies no te digo que no, pero muy pocos, poquísimos...

En verdad ya no recordaba lo que era el calor de alguien a mi lado, otra vez la sensación que me invadía ayer volvió a mi, ¿Por qué? ¿Acaso era tan mala persona para que alguien, aunque fuera una pizca se fijara en mi? Noté como las facciones de mi rostro se entristecían al momento, suspiré y alcé nuevamente el rostro cambiando mi semblante al momento para que no lo notara, total, a nadie le interesa los problemas de un desconocido. Recordé lo de modelo y enseguida asentí con la cabeza, seguro que mis jefes lo tendrían como modelo y lo explotarían como hacen con todos los chicos. La gente se queja mucho de que si son unos machistas o sexistas y etc, pero no, es simple explotación, aquí el que más fama dé, es el que explotan hasta sacarle el jugo que no tienen, ¿Después? Todo tenía un límite, y yo sabía que mi carrera no iba a ser siempre de modelo, pero siempre me quedaba ser modelo de fotografía, eso no se perdería nunca.

-Pues seguro que en mi agencia te cogerían, pero bueno, si prefieres trabajar en eso, lo respeto, además, esta bien eso de regentar un bar y todo eso. Si yo no hubiera sido modelo, hubiera escogido sin lugar a dudas montar un pub o algún sitio donde la gente pudiera tomarse sus copas tranquilamente.- Asentí con la cabeza, lo imaginaba en mi mente y me sentía orgullosa y todo.- Pero bueno, estoy contenta con el trabajo que tengo.

Caminé un poco hacia delante para ver otro esqueleto de dinosaurio, esta vez de un velociraptor, me quedé fija sobre los huesos de este sin mediar palabra, la verdad, en estos momentos no sabía que decir, y seguro que si hablaba, soltaría alguna burrada de mi boca, así que preferí callarme y seguir mirando el esqueleto, esperando las respuestas de aquel hombre tan atractivo que tenía a mi lado con suerte para mi.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 27, 2011 4:39 pm
El hombre le miró divertido sin poder ni querer evitarlo, estaba claro que la mujer que tenía a su lado tenía un buen sentido del humor. Ser capaz de reírse de uno mismo lo hacía poca gente, aunque también era cierto que no lo conocía lo suficiente como para poder decirlo con total seguridad. Por su parte, Jordan sabía que atraía a las mujeres, pero llevaba demasiado tiempo aislado del mundo que le rodeaba. Había tenido sus relaciones esporádicas, pero desde la muerte de Lyra y Lizzy la verdad es que eran más momentos aislados, que una realidad. Eso no quería decir que no pudiera disfrutar con la belleza de una mujer cuando la tenía a su lado y Nyssa lo era. El contraste entre el cabello oscuro y los ojos azules era algo que no solía verse y que primero entraba por los ojos, pero también estaba su forma de ser.

No creo que sea problema de tus gafas.—contestó claramente bromeando mientras se movía con ella para alejarse de las familias que miraban con ilusión los huesos del animal que se había extinguido tanto tiempo atrás. — Y ahora sonaré como un viejo, pero no es cuestión de tener una larga lista a tus espaldas, sino de encontrar a una persona que en realidad te llene y que te haga olvidar la posibilidad de coquetear con los demás.

Joder, comenzaba a ponerse gilipollas. Era por el lugar, en otras circunstancias seguramente hubiera sido mucho menos sociable, pero aquellas paredes le traían demasiados recuerdos. Se quedó en silencio a su lado mirando unos huesos que en realidad le importaban poco. Simplemente estaba allí por haberse llevado durante unos minutos por la melancolía. Con el ceño fruncido se movió hacia delante, mirando un poco más de cerca una vitrina donde se podía ver la garra de un vecoliraptor. Aquellos animales eran desde luego mucho más peligrosos que lo que acechaban por la noche y, sin embargo, habían desaparecido. Eso daba una esperanza a la humanidad, siempre había algo mucho más poderoso que podía hacer que todo desapareciera de un plumazo.

No debería sorprenderme que fueras modelo, tienes todas las características para triunfar.—comentó mientras la miraba con las manos en los bolsillos. — The Haven no es precisamente el lugar más tranquilo del mundo, la verdad es que tiene más pinta de bar de mala muerte de carretera que otra cosa, pero si alguna vez quieres experimentar con algo nuevo, eres bienvenida allí, está en la salida norte.

No sabía si era su ambiente o no, pero quizá le gustara algo nuevo de vez en cuando fuera de los focos y de los lugares a los que solía ir, al menos en la cabeza de Jordan. Lugares donde el glamour estaba al orden del día.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Lun Jun 27, 2011 7:44 pm
Me quedé pensativa por unos instantes ¿Ir a un lugar diferente que en vez de darme una copa de champagne pudiera pedir de mi misma un whisky bien largo para ahogar mis penas en el? Sonaba fantástico, aparte de que hacía tiempo que no pisaba un lugar como aquellos desde que estoy en el mundo en el que estoy, seguramente se me haría raro, ese ámbito en cierto modo ya no era mi estilo, bueno, en verdad no era del estilo de mis jefes, por mi, estaría de fiesta todos los fines de semanas y incluyendo domingos para el lunes. Pero no, había que mantener una figura y una postura que costaba, y no era intención de formar espectáculos y salir en pasarelas diciendo que me han visto por ahí haciendo el cabra loca. Pero un día seguro que me pasaría. Extendí mi mano para que la chocara con la mía y amplié mi sonrisa más si se podía llegando a enseñar mis dientes.

-No dudes en que pisaré tu bar, ¿Quién dice que sea de mala muerte? Ya lo observaré yo y ya podré decirte si a mi me parece un sitio de mala muerte o se lleva una calificación buena, solo te digo, aquí donde me vez, me gusta los desfases, que sea modelo no quiere decir que de vez en cuando a una no le guste olvidar quién es.-Mordí la punta de mi lengua divertida, encogiendo un poco mis hombros en señal de broma.

En verdad, seguro que el bar me gustaría, había pisado peores bares, incluso llegar a confundirme y meterme en bares donde las prostitutas vendían su cuerpo por un puñado de dinero que después se gastaban en droga o vete a saber que. Suspiré levemente y eché mi pecho hacia un lado, dejando ver la curvatura junta mi garganta y el hombro, quedándome fija mirando el suelo por unos instantes, de nuevo, me quedaba sin saber que decir, no soportaba nada eso, quería mantener conversación con ese chico pero ¿Qué podía decir ahora? Apreté mis labios sin demasiada fuerza y me dediqué a sonreír, estaba recordando sus palabras de antes. Para nada sonaba viejo, simplemente, maduro. Llevaba razón, pero nadie querría a una chica en la cual se la pasa viajando.

-No suenas viejo Jordan, eres maduro, simplemente, además, ¿Crees que me interesa tener chicos que caigan rendidos a mis pies? No, solo quisiera a una persona que cuando llegara a mi casa, me abrazara y me dijera como me ha ido el día, que si estuviera cansada me preparara un baño y después me quedara con el en el sofá sin decir nada, solo con su presencia me haría feliz...-Noté como mi cara se entristecía al momento, cosa que no pude evitar.-...Pero bueno, es lo que me toca ¿Y tú? Seguro que tendrás alguna chica que esté encantada contigo. Tu chica tiene que estar en las glorias, aunque quién sabe, a lo mejor las apariencias engañan, pero por tus palabras, no pareces el tipico tío que busca a las chicas en plan "Eh, guapa, ven aquí."

Quizás no tenía novia, quizás había metido los dedos en la yaga tan mete patas que soy y le sentara mal la pregunta, pero mantuve mi postura, simplemente soy una desconocida que está conociendo a un chico y le parece que tiene los pies en el suelo y pocas personas puedo conocer así, solo esperaba que su respuesta no fuera alguna bordería, porque seguramente me giraría para no volver a verle jamás, ya me había pasado muchas veces eso de meter la pata diciendo alguna barbaridad siendo con buena intención, y bastante le había dado un pisotón como para que ahora...no, mejor no pensarlo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Jun 27, 2011 10:22 pm
El The Haven era el prototipo de bar de carretera: música rock, puck o heavy, mesas de billar, motoristas sudorosos, alguna que otra actuación. Era un lugar de tipos duros y le venía bien que fuera así porque muchos de ellos eran miembros de los Equites que buscaban un momento de tranquilidad. Allí no se acercarían los brujos que sentían que eran muy superiores a los humanos, no lo harían moviéndose por la seguridad de que aquel lugar era un foco en el que si entraban bien podrían salir con los pies por delante. La seguridad estaba atenta a cualquier movimiento sobrenatural en las inmediaciones, por lo que en cierta manera se trataba del lugar más seguro de todo Londres, sin contar las oficinas donde estaba la base oficial. Para un humano, y estaba claro que Nyssa lo era salvo que fuera condenadamente buena camuflándose, The Haven era el lugar más seguro en el que podía estar si no quería encontrarse con lo sobrenatural, pero también era el lugar menos seguro del mundo para los que no estaban acostumbrados a esa forma de ver y vivir la vida que estaba relacionada directamente con el peligro de las calles.

Me parece correcto, pero cuando tengas una nota quiero ser el primero en escucharlo, nada de subirlo a algún blog o similar, ¿de acuerdo? Me gustaría saber lo que se te cruza por la cabeza cuando entres.

Cierta curiosidad, sin duda, por saber qué era lo que veía alguien que no estuviera metida en ese ambiente. No se le pasó por alto el movimiento de su pelo, ni el hueco de su garganta y su cuello cuando lo movió hacia atrás, pero los ojos del hombre se volvieron con firmeza hacia delante. Sus palabras hicieron que apretara por un momento los labios y que la mandíbula se tensara sin ser consciente en realidad del gesto que estaba haciendo. Los puños se cerraron apenas en el interior de los bolsillos de los vaqueros que llevaba mientras simplemente se mantenía inmóvil, con el gesto impasible en un rictus concentrado.

Toda mujer debería ser tratada de esa manera por su pareja.—contestó, mostrando en cierta manera lo que pensaba. Era una persona protectora por naturaleza. Lyra siempre le decía que la trataba como a una princesa y eso que era joven cuando se había casado con ella, demasiado joven para perderla apenas unos años después junto a su hija, Lizzy. La miró entonces. Tenía que recordarse que estaba en una conversación natural, normal, que ella no estaba intentando sacarle sus puntos débiles para después utilizarlos. —Hace muchos años que no tengo a una mujer de forma constante en mi vida al menos de esa manera. Perdí a alguien en el pasado y hasta el momento no he encontrado a nadie que me haga olvidarla.

No, no podría olvidarla nunca. Lyra había sido todo lo que había necesitado, todo lo que había querido, todo lo que había necesitado. A veces pensaba que estaba adorando a un recuerdo, que había mitificado a una persona que se había ido porque era la única manera de mantenerse a salvo. No estaba seguro de si podría ser capaz de soportar una nueva pérdida.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Mar Jun 28, 2011 11:25 am
"Mierda Nyss, eres una bocazas..." Pensé una y otra vez, quizás el recordar ese hombre a su ser querido y haberlo perdido no tenía que haber sido muy agradable, de hecho, para nadie lo es recordar a alguien en el cual has compartido momentos de tu vida espléndidos y de repente...no, mejor no pensarlo. Noté como enseguida mi mente se avergonzaba de haber transmitido esas palabras, así que apreté por inercia mis labios y agaché la mirada, pensando en lo idiota que era a veces por abrir mi boca. Finalmente, elevé mi rostro hacia arriba curvando las comisuras de mis labios y subí una de mis manos hacia el hombro del chico, ejerciendo una suave presión con mis dedos a modo apretón, como intentando animar el asunto.

-Bueno Jordan, seguro que alguien habrá fuera en el cual ella esté dispuesta abrir su corazón por ti y finalmente tu quieras ser feliz, que no digo que lo seas pero en ese sentido, abrir tú también el corazón hacia esa persona...seguro que si, pareces muy buen chico, y seguro que cualquier chica estaría dispuesta a ello.

Vaya, me sorprendí de mis palabras, normalmente estaba acostumbrada a cuando quería animar a alguien ponerme una nariz de payaso y hacer como la palabra dice, el payaso, pero estaba fui algo más tranquilizadora, y aparte no me iba a poner hacer un bailecito en mitad del museo. Le miré a los ojos tan hipnotizantes que tenía y le dediqué una sonrisa llegando a enseñar mi dentadura, en definita, el chico era muy guapo, pero no estaba en posición para ahora debatir en que tenía más bonito, pero de lo que estaba segura, de lo que más bello era, su corazón sin duda. Para cambiar un poco el tema, formé mi mano en un puño y le di un suave toque en el hombro, riendo débilmente a carcajadas ya que no me podía reir demasiado.

-No, lo que voy hacer es mandar una crítica al periódico que tengo contactos y haré que tu bar lo echen al cierre, anda, anda...-Torné mis ojos en blanco.- Por supuesto que si tengo que hacer una crítica sin duda iré a ti, no iré a decirselo otro antes, si no, no tiene gracia que te enteres por otras personas, cuando vaya, directamente iré y te diré ¡Tú, tío, pon una cerveza bien fría!

Cogí mi camiseta por los dos lados haciendo que llevaba una chaqueta e imitando a alguien que parecía que se comía el mundo, poniendo un poco de morros sin poder evitar reírme alzando un poco más mis carcajadas. En definitiva, la mañana estaba siendo de lo más entretenida.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Miér Jun 29, 2011 12:42 pm
Jordan miró la mano que se apoyaba en su hombro con un deje de curiosidad. Por regla general, las pocas veces que alguien sea cercaba a él de esa manera no era precisamente para darle una palmadita en el hombro, era mas bien para hacerle daño de alguna manera. Resultaba curioso cómo una mano femenina podía aportar un tanto de calidez y calma a su cuerpo, a su mente en ese momento. La miró a los ojos con tranquilidad mientras escuchaba sus palabras. No sabía hasta qué punto ella tenía razón. Su mente era una especie de maraña de contradicciones respecto a aquello. Estaba tan acostumbrado a cuidar a las personas que tenía a su alrededor, a protegerlas, que le resultaba bastante imposible e improbable abrirse lo suficiente a alguien como para poder dejar que se acercara a él en ese sentido. A veces pecaba de paranoico, quizá, en todo el tema de la seguridad. Sabía que si permitía que una persona se acercara a su mundo, podía significar el fin. Aunque sonara drástico.

Te lo agradezco Nyssa, aunque me temo que por el momento prefiero esta soledad autoimpuesta.—la miró a los ojos mientras hablaba como siempre hacía. —Algunas heridas no han terminado de cicatrizar del todo y me temo que no sería sincero con la otra persona si empezara algo en este momento.

No sabía si era cierto o se trataba de una excusa. Quizá un poco de ambas cosas. La miró divertido al notar la pequeña presión por su puño, un golpe que prácticamente ni sintió mientras escuchaba sus palabras y asintió brevemente, haciéndola un ligero gesto con la mano para que pudieran pasar a la siguiente sala. Allí ya no habría huesos de dinosaurios, sino que se encontraban con una fauna un poco más conocida y que sin embargo era igual o más de impresionante: Mamuts, Dientes de Sables… aquellos animales le resultaban mucho más atractivos a Jordan que los dinosaurios.

Cerveza tenemos, así que no te preocupes y te aseguro que te trataremos como una Diosa, eso sí, intentaré que no se te acerquen todos los hombres que estén en el bar.—la miró de reojo mientras se metía de nuevo las manos en los bolsillos. —Porque estoy seguro de que armarás una revolución en el momento en el que pongas un pie allí.

Lo haría, aquella belleza que tenía no iba a pasar por alto ante ninguno de los hombres que solían frecuentar el local. No todos eran Equites, había muchos humanos corrientes y molientes que iban a sentirse automáticamente atraídos. Incluso allí, en algo tan aséptico como era un museo, podía notar cómo los hombres la miraban mientras pasaban de un lugar a otro.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nyssa L. Blythe el Miér Jun 29, 2011 6:38 pm
Me entristecí al principio de sus palabras, se ve que lo había pasado muy mal. Noté como en mi interior una parte de mi se sentía mal al haber echo tal comentario, tenía que habermelo reservado. En definitiva, me ganaba el premio de bocazas del año. Inhalé una buena cantidad de aire en los pulmones y suspiré a modo preocupación y tristeza, ahora no me quitaría de la cabeza que le pasó al chico para decir esas palabras, pero no iba a meter más mis dedos en la yaga, no era de mi incumbencia y si quería decirmelo, ya me lo diría, simplemente era una desconocida que había metido la pata.

-Lo siento, tenía que haber cerrado el pico, en serio...-Volví a suspirar.- Seguro que esas cicatrices curaran próximamente, pero no pienses en tristeza, piensa en la alegría, mira a los dinosaurios, al menos estos ni les dio tiempo de despedirse de sus familias o vete a saber cuando desaparecieron todos, eso si que es deprimente...

Quise hacer un comentario gracioso que en verdad no sé si salió o no, pero daba igual, cuando seguimos avanzando, me quedé callada unos segundos cuando nos adentramos en la sala de los mamuts, era preciosa sin duda y bastante grandes, me quedé impresionada. Abrí los ojos de par en par y me deleité con lo que tenía mi vista al frente, era todo lo relacionado con esos animales que desaparecieron y había una réplica exacta de mamut frente a nosotros, desde luego, ir al museo se iba a volver una aficción. Miré al chico y curvé las comisuras hacia ambos lados divertida a las palabras de antes, saliendo del asombro de esa sala.

-Ahora tendré un guardaespaldas si se me acerca alguien, tranquilo Jordan, tengo dos manos bonitas en las cuales no me dan miedo usarlas si alguien se pone pesado, no me da miedo romperme un par de uñas, ya me creceran, tsk.

Chasqueé mi lengua contra el paladar de mi boca, en verdad, no me daba absoluto miedo a que un hombre alto y fuerte se acercara a mi e intentara sobrepasarse, porque no iba a tener reparos en pelearme con el, no es que soportara las peleas demasiado, pero si tenía que meterme en una de ellas, me metía y más cuando mi dignidad de mujer estaba en ello, sin lugar a dudas, cualquier hombre que lo hiciera, sabía que se iba a comer mis buenos puños de mujer, aunque después saliera con dos vendas de más.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Dom Jul 17, 2011 8:50 pm
Tienes razón, mejor no pensar en esas cosas y centrarnos en lo que tenemos. — [/color] respondió Jordan con suavidad, pero no dijo demasiado más puesto que parte de lo que había dicho sin que ella se diera cuenta se había clavado un poco más en su interior. — Ya se pasarán y volverá todo a la normalidad.

Tenía que pensarlo así, creer que todo volvería a la normalidad aunque hacía tiempo que se preguntaba cuál era esa normalidad. Frunció el ceño mientras caminaba, con las manos en los bolsillos en un gesto claramente pensativo mientras sus ojos claros se deslizaban por el lugar con tranquilidad. Una tranquilidad aparente que podía romperse en cualquier momento porque la realidad es que estaba en tensión, en completa tensión. Su mirada era seria, precavida en cierta manera. Era cierto que Nyssa no era ningún tipo de peligro para él, pero aun así, no podía evitar estar en tensión. A veces se preguntaba si estaba relajado con alguien, si había algún momento de su vida en la que no tendría que estar de aquella manera.

El mamut que se encontraba delante de él le impresionó más que los huesos de dinosaurio, quizá porque se habían tomado la molestia de recubrirlo de pelo y darle una apariencia claramente normal. Parecía que se iba a ponerse en movimiento en cualquier lugar, lo mismo que ocurriría con el Diente de Sables, uno de los animales que más le habían impresionado de todos los que había estudiado para que cuando Lizy le hiciera las preguntas él tuviera las respuestas. Se había tomado muy en serio su papel de padre y esposo, aquellos habían sido los únicos papeles de su vida que se había tomado en serio en toda su vida y que además le había gustado representarlos. Eran los dos papeles estrellas de toda su vida. En ocasiones pensaba qué ocurriría en su futuro, si tendría la oportunidad de volver a representarlos, de volver a ser padre, de poder volver a ser esposo y la verdad es que la incertidumbre siempre le ataba, siempre le dejaba temblando porque no estaba seguro de poder hacerlo.

Negó brevemente para sí y se centró en la morena.

Seguramente podrás defenderte, no quería insinuar lo contrario, pero en cierta manera me siento en obligación de protegerte si vas al Haven básicamente porque lo harías bajo mi invitación. — contestó con suavidad y además había otro motivo, un motivo que se llamaba “protección” y “responsabilidad”, que siempre iban con él. — Espero no molestarse con ello, se perfectamente que las mujeres podéis defenderos también como cualquier hombre e incluso mejor si os lo proponéis.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.