Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttp://illiweb.com/fa/pbucket.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

Las cosas baratas suelen salir caras {Cyrian M.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nyrianne C. Bickbernsch el Miér Jul 27, 2011 11:14 pm
22:15 PM. Hospital All Saints.

– ¡No me lo puedo creer! Realmente debes ser un desastre para haber terminado de esta forma.– alcé las cejas de forma incrédula cuando lo vi sentado en la camilla de la consulta del médico con aquellas pintas. Por dios, que parecía que hubiera sido atropellado por un camión y después por una manada de toros cabreados.– Mira que puedes llegar a ser gafe.– chasqueé la lengua mientras cerraba la puerta tras de mi. El médico había salido para dejarnos solos, no sin antes lanzar una mirada como si estuviéramos casados o algo parecido. Por supuesto no me había contenido en decirle que no éramos ni pareja, así que el pobre se había ido la mar de desilusionado murmurando no se que cosas sobre el amor y que a aquellas alturas los jóvenes estaban ya muy marchitados en ese ámbito. Solo pude arquear una ceja mientras oía aquello.

Me di la vuelta para echarle un vistazo a la consulta del doctor. Tenía el escritorio lleno de hojas, un ordenador que seguía encendido con no sabía qué cosas en pantalla y una foto. La cogí con curiosidad y vi que era un hombre casado y con cuatro hijos. Joder, eso era tener una familia y lo demás tonterías. Yo que ni siquiera pensaba en tener uno, tener cuatro sería algo así como un martirio por parte de Dios. Negué con la cabeza y me dejé caer en la silla que había detrás del escritorio. Le di la vuelta para observar al chaval que seguía encima de la camilla algo maltrecho y fruncí el ceño. Hacía algunas semanas que nos habíamos conocido en el prado con una carrera y después de ir a desayunar por haber ganado una apuesta me di cuenta de que tenía el número de su móvil apuntado en el mío, supuse que también viceversa.

De verdad que me sorprendía bastante verlo allí de aquella forma en la que estaba. A mi nunca me habían dado tal paliza como para ternimar en el hospital, aunque en ese caso al menos no habían tenido que ingresarlo ni nada parecido, que ya era decir, ¿no? De todas formas esperaba que nunca tuvieran que meterme en una de aquellas impolutas consultas por que había sufrido un ataque severo. No era muy dada a la lucha pero de todas formas si era necesario también sabía defenderme bien. Pero dudaba poder contra una de esas moles que había visto alguna vez o siquiera con un Fortem. Esos bichos eran imposibles de derribar. Por suerte, o no, esa no era mi tarea, solo me tocaba vigilar y avisar en caso de encontrar alguna cosa sospechosa.

– Bueno, ¿Para cuándo puedes salir? Ni siquiera sé por qué me han llamado a mi.– alcé una ceja sin llegar a comprenderlo. Era algo que no, no entendía. Seguro que tendría familia o amigos más cercanos con los que contactar, ¿no? Vamos, todos teníamos alguien con quién poder tomar contacto si teníamos una emergencia. Así que aquello me extrañaba bastante. Le señalé con un dedo.– Espero que no me toque llevarte a casa. De momento hay que esperar a ver qué dice el médico sobre la radiografía y todas esas cosas. Supongo que al menos llevarás algo de dinero encima, ¿no?
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Guardianes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Cyrian Morgan el Jue Jul 28, 2011 10:58 am
Cyrian estuvo a punto de bufarla cuando dijo las primeras palabras y después se conformó con seguirla con la mirada. Estaba demasiado dolorido como para abrir la boca en un primer instante. Le dolía todo. Absolutamente todo. Estaba seguro que en ese momento no había ni una sola parte de su cuerpo que no estuviera sufriendo alguna clase de dolor. Se movió por un momento hacia delante, pero se contuvo de posar el pie en el suelo. Seguramente habría terminado con un esguince o a saber. No era rotura, no había nada roto, de eso estaba seguro. Había sufrido demasiados golpes a lo largo de su vida, demasiadas palizas, demasiadas… torturas, como para que aquello le molestara en realidad. Los ojos entrecerrados del Sol siguieron a la rubia en su recorrido por la sala del doctor.

A él le importaba una mierda cómo fuera aquel lugar, solo quería salir de allí. Es más, no debería estar en ese lugar pero le habían llevado en ambulancia porque unos malditos humanos se habían metido entre medio y le habían encontrado medio derrumbado en un callejón lleno de sangre. Podía entender que se asustaran, pero no le hicieron ni puto caso cuando dijo que se encontraba bien, que no necesitaba un médico. Una mierda, sí que lo necesitaba, pero no un médico humano. El simple hecho de estar allí ya provocaba que el estómago se le encogiera de angustia. Eran traicioneros y para más inri tenían que haber llamado a Nyrianne. A una Equites. De verdad que estaba jodido. Lo que no entendía era por qué ella había aceptado la llamada y estar allí. Frunció el ceño por un momento. ¿Acaso estarían fuera esperándole? Podía ser y no le extrañaría nada.

Todo había sido demasiado rápido. No habían sido humanos, ni équites, ni siquiera habían sido otros hechiceros. No, habían sido vampiros. No sabía qué coño pasaba por la ciudad pero estaba claro que cada vez estaban más revolucionados. Y el problema no habían sido los vampiros, sino que había varios, los suficientes como para no dejarle respirar. Había empezado de muy mala manera aquella noche. Miró el reloj que había en una de las paredes mientras que la rubia daba vueltas en la silla del médico: las 22:25. ¿Dónde demonios se había ido el médico? Se lamió los labios que sentía resecos, al menos ya no estaba la sangre. Se había librado por los pelos, si tenía que ser sincero. A pesar de que él estuviera así, los vampiros literalmente se habían hecho polvo.

No tengo ni la más mínima idea, yo no les dije que te avisaran, pero me imagino que llamaron al último número al que llamé y seguramente fue el tuyo.—la había llamado aquella tarde para recordarla que al día siguiente tenían una “cita” para correr a las seis y media donde siempre. De vez en cuando lo hacían así, por el puro y placentero hecho de que con ella al lado resultaba un tanto más divertido todo aunque en ese momento Cyrian no lo veía de esa manera. — Mierda Nyrianne, ¿crees que me hace gracia que estés aquí? Y sí, tengo dinero, no te preocupes, no vas a tener que pagar de tu bolsillo nada. Joder, ya siento haber jodido tu noche perfecta de no hacer nada.—gruñó al final mirándola. — Me he dejado meter una paliza precisamente para putearte.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Spellsinger~ Aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.