Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttp://illiweb.com/fa/pbucket.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

Un Dia Gris.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Lun Ago 01, 2011 4:02 am
Aquella mañana las nubes tapaban los rayos del sol, una brisa suave mecía las copas de los arboles lentamente mientras yo caminaba cabizbaja por la transitada acera.
Unas cuantas madres y padres se paseaban con sus retoños, muy probablemente de vuelta a sus casas, muchos niños sonrientes y revoltosos pasaban a mi lado, con sus sonrisas y aquel brillo en sus ojos…tan felices e inocentes…Totalmente ajenos al dolor y a la desolación de los adultos.
Mire la hora, aun estaba a tiempo, había llegado quince minutos antes y estaba a menos de una manzana del colegio. Mire los alrededores hasta que vi lo que buscaba.
Me encamine y entre en una chuchería, compre una gran bolsa de dulces, galletas, chocolatinas y zumos varios. Aquello de poco serviría, pero ¿que otra cosa podía hacer?
Salí con el grueso paquete entre mis manos y continúe caminando mientras sopesaba mentalmente lo que tenía que hacer, me habían escogido precisamente a mí para dar la noticia ya que era lo más lógico. Los demás no sabían explicarse y yo…Yo me sabía explicar demasiado, lo cual no siempre era un punto a mi favor.
Llegue hasta el colegio y espere a las afueras junto a otros padres.
A los pocos minutos el timbre comenzaba a sonar y multitud de jovencitos salían veloces hacia el jardín deseosos de marcharse.
Guarde los dulces en el maletín y saque mi tablet. Me dispuse a buscar las fotos que tenia archivadas de Louis y sonreí al encontrarlas, su sonrisa era realmente encantadora al igual que su rostro. Deje la imagen más actual que tenia de él y comencé a buscarle entre todos aquellos revoltosos pequeñajos.
Pasaron algunos minutos mas,y yo por más que miraba no veía a nadie que se le pareciese. Sentí un nudo en el estomago.
Seguramente no tardaria, y eso me angustiaba.
La noticia que tenía que dar era más que desalentadora, todos estaban realmente afectados.
Nosotros sabíamos a los peligros a los que cada día nos enfrentábamos al levantarnos, sin embargo siempre era doloroso e inesperado.
De todas formas, estos acontentecimientos nos motivaban aun mas si cabía para seguir adelante, para seguir por todos aquellos que ahora no nos acompañaban…Pero…¿cómo decírselo a un pequeño de tan solo cinco años?
Hacia muchísimo que no le veía, quizás ni me recordaría, y aun así yo sería la causante de decirle y provocarle todo aquel dolor.
Seguí mirando hasta que vi a uno de los pequeños acercarse, se quedo delante de mí mirándome con una dulce sonrisa quizás algo curioso.
Sus cabellos despeinados y sus mejillas sonrojadas endulzaban aun más si cabía sus facciones.
Me incline un poco para poder quedar a su altura. Le sonreí, aquellos ojos eran inconfundibles, pero aun así no me lo podía creer.
-Louis? Pregunte realmente sorprendida por lo grande que estaba, No había pasado tanto tiempo desde la última vez que le había visto, sin embargo había pegado un gran estirón.
-Louis eres tú?...Te acuerdas de mí, pequeño? Soy Charlie…
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Lun Ago 01, 2011 9:07 am
Ese sía estaban todos los profesores muy raros con todos (pongamos que se ha llamado a la guardería ara avisar que sería otra persona quien lo iba recoger y el motivo), primero me habían dicho que cuando saliese de la guardería me iba a encontrar con Charlie, me sonaba, pero no sabía quien era y eso me daba un toque de confusión, pero si decía la profe que me venía a recoger sería una compañera poli de mi hermana y eso me animaba mucho. Segundo, durante el día no habíamos hecho deberes, los profesores hablaban todos fuera de clase y los niños dábamos la lata dentro, jugando, correteando y destrozando.

Todo hiba bien, demasiado bien ese día, sin deberes, ni nada que a la tarde no me impidiese jugar todo el tiempo con mi mami o mi hermanita, un día libre por así decirlo, aunque en verano, los que íbamos a la guardería eramos aquellos que nuestros padres y hermanos trabajaban, yo iba cuando mi hermana tenía turno de mañana, mi madre siempre lo tenía, pro eso no significaba que tuviese un horario que poco a poco iba llegando a su fin.

¡RIIIIING!-ese fué el sonido del timbre que ejecutó la tan temida avalancha de niños, muchos menos niños, si, pero niños, yo salí corriendo a pesar de las indicaciones de la profesora de que me esperase, pero inútil, yo ya había pasado el umbral de la puerta hasta la salida donde me encontré con alguien que me resultaba familiar pero que en esos momentos no era capaz de reconocer.

Una chica alta y morena preguntaba por mi, me resultaba familiar, ella era Charlie, me lo había dicho y no había mucho más que añadir por mi parte, ladee la cabeza una y otra vez, para luego colocar mi dedo indice en mi moflete, al no acordarme de ella, los inflé tal como solía hacer cuando quería algo o estaba molesto por cualquier cosa, pero igualmente asentí era yo:

Si soy yo... ¿Tu edes Chadlie? ¿Amiga de mi hedmanita?-se lo pregunté tan sonriente, era una sospecha que tenía desde que estaba en clase, tras eso la miré con cara de ilusion con la boca medio abierta, con los ojos grandotes como platos y una cara de ilusión vigente-Edes como mi hedmanita, policia que atapa los malos
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Lun Ago 01, 2011 5:09 pm
Asentí sonriente ante sus frases.
-Así es…yo también trabajo para atrapar a los malos. Acaricie su mejilla mientras le sonreía.
-Oh, tengo algunas cosas aquí para ti. Dije poniéndome en cuclillas mientras buscaba dentro del maletín entre todas aquellas carpetas, pendrives y un sinfín de aparatos tecnológicos que el común de los mortales no entenderían para qué diantres servían.
Saque un zumo y una chocolatina de la bolsa de golosinas y se las pase. No es que fuese algo realmente nutritivo, pero le gustaría mucho más que una manzana de eso estaba segura.
-Tengo que hablar algunas cosas con tus profes, no tardare nada, tu espérame un momento aquí dentro en el jardín y marcharemos. Vale? Hoy vendrás conmigo a casa…
Le extendí los dulces apreciando el brillo en sus ojos al ver el chocolate y le conduje poniendo una mano sobre su hombro para que entrase al interior del recinto conmigo. Acaricie sus cabellos.
-No tardare dije guiñándole un ojo.
Louis se quedo allí abriendo sus dulces mientras yo me encaminaba hacia al edificio. Entre y me dirigí por los pasillos, en una de las aulas había unas cuatro o cinco personas hablando.
Sus profesores me miraron compungidos mientras yo entraba.
-Usted es Charlie Anderson?
-Así es, dije dándole un apretón de manos a la señora que me atendía y a los demás que la acompañaban.
-He venido a buscar a Louis, ahora esta esperándome afuera. Le llevare conmigo hasta que decidamos que es lo mejor para él…
-Realmente lo sentimos mucho, dijo la mujer claramente consternada. Comentábamos ahora con mis colegas que Louis es un chico muy despierto, inteligente y realmente activo, La pérdida de sus familiares, sobre todo de su hermana a la que él idolatra…Sera un golpe muy duro, es demasiado para esta edad. Procuraremos que todo sea lo más normal posible para él en estos días.
-Se lo agradezco muchísimo, esta es mi tarjeta dije dándole una, por favor llámeme en cualquier momento si alguna cosa no va bien. Ella asintió y yo le di otro apretón de manos para despedirme, no quería hacer esperar a mi pequeño acompañante.
En ese instante algunas cosas cayeron fuera del aula, unos cuantos libros o quizás juguetes, creando gran alboroto.
-Es que los niños no habían salido ya? Dijo uno de los profesores.
En ese instante me entro el pánico, habría estado Louis allí espiándonos? Habría escuchado la charla? Esperaba con todas mis ansias que no fuese así, Salí veloz de la sala esperando que aquello se hubiese caído por culpa de cualquier cosa y no de Louis.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Lun Ago 01, 2011 7:37 pm
Lo era, era la amiga de mi hermanita, di dos saltitos y sonreí ante aquella cariñosa caricia por su parte, entrecerrando los ojos y abriendo los ojos como platos, me traia un regalo, eso me hizo alzar la cabecita y estirarla para ver que podría ser, cuando lo vi, mis ojos se abrieron aun más y los agarré notando entre mis manos y olisqueando aquella sabrosa chocolatina y el zumito de piña, la merienda, pero mama me daba un bocadillito, no chocolate, eso era raro, pero parecía que la gente hoy estaba de buen humor, y yo me aprovechaba que iba a sospechar yo de todo:

Gaciaaas -dije de forma divertida mientras después me disponía a comerme la chocolatina, asintiendo y quedandome donde estaba tan feliz pero interrogativo... ¿Qué ibana habalr con ella mis profes? ¿Me habr´ñia portado mal? tenía que averiguarlo.

Deje que se fuese antes de que me pusiese manos a la obra o mas bien a deslizarme entre lugares ocultos, aprovechandome de mi pequeñez para llegar hasta el lugar indicado donde podría escuchar lo que hablaban, me asomé para ver y comencé a escuchar con atención, temeroso de que fuese malo, pero por una cosa u otra terminé deseando que fuese por que me portara mal.

¿Perdida de sus familiares? ¿Mami? ¿Hermanita?... todo rastro de felicidad desapareció de mi rostro mas unas lágrimas se derramaron por mis mejillas, ¿qué había pasado? Esa misma mañana mi hermana me había traido a la escuela. Me tambalee chocando contra una estantería la cual derramó los juguetes y libros que este contenía mientras las profesoras miraban hacia el lugar y alguien se acercaba, era Charlie la cual no tardó en dar con mi rostro de pánico y tristeza con las lágrimas saltadas:

¿Como se puede pedded a mi hedmanita y mi mami?-pregunte sollozando mirando de una forma triste y enternecedora a Charlie, cuando mi hermana había hablado de papa alguna vez decía de su ida con dios como si fuese una perdida y eso era lo que me estaba enterando yo-¡NOOO! Hedmanita y mami son podedosas... no pueden idsee cal cielo auun ¡NOOO!-me abracé a Charlie llorando a moco tendido gritando entre sollozos derramando lágrimas de dolor, dolor sincero de un niño que acababa de perder todo lo que tenía y adoraba.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Lun Ago 01, 2011 9:51 pm
Los ojos de Louis me miraron interrogantes, las lágrimas comenzaron a caer de sus mejillas sin parar.
A pesar de su corta edad sus ojos mostraron claramente el dolor, la perdida y por un momento perdieron aquel brillo de inocencia.
Se abrazo a mí y yo le levante sosteniéndole entre mis brazos fuertemente, mientras apoyaba su cabeza en mi pecho.
Me gire para mirar a los profesores. Estaba realmente enfadada, yo no quería que se enterase de una formas así, tan tajante, tan directa.
Les contemple enfurecida, No había sido su culpa, pero aun así pensaba tener unas cuantas palabras con ellos en otro momento.
Comencé a caminar con Louis en mis brazos mientras salía de allí lo más rápido que podía.
-Tranquilo Louis…estoy aquí...dije intentando consolarle.
Le saque fuera y contemple el cielo grisáceo sobre nosotros, algunas gotitas de lluvia comenzaron a caer a nuestro alrededor.
La brisa movió las hojas de los árboles y estas cayeron sobre nosotros. Yo abrazaba fuertemente a Louis, mientras él seguía llorando sin consuelo. No pude evitar que las lágrimas también asomasen en mis ojos a pesar de que no lo deseaba. Pero era imposible no ser inmune a su dolor.
Lo que yo deseaba hacer en un principio era llevarle a casa, entretenerle un rato y buscar el momento adecuado para decírselo con calma. Sin embargo ya era tarde para seguir pensando en eso.
Camine con el por el jardín del colegio, los juegos del parque estaban vacios, y parecía que incluso el paisaje se ensombrecía con el pasar de los minutos. Camine con el pequeño hacia una banca y me senté allí, le acomode sentandolo sobre mis rodillas. Acaricie su pequeña espalda mientras me mecía suavemente para intentar serenarle.
-Louis…pequeño…tranquilo…Te prometo que todo pasara…pasaron los minutos, aquello era realmente difícil.
-Mami está descansando y Lucy…Tu sabes que ella se enfrentaba a hombres malos, Ella es una heroína…debes estar siempre orgulloso de eso, ella luchaba por el bien… Ellas nunca te abandonaran Louis…Siempre estarán velando por ti, porque aquellos a quienes amamos siempre permanecen en nuestro corazón…
Le aparte un poco de mi para poder ver su rostro, sus ojos enrojecidos y su respiración dificultosa no cesaban. Saque un pañuelo de mi bolsillo y seque sus mejillas y su nariz.
- Crees que a Lucy le gustaría verte así de triste?...Yo creo que a ella no le agradaría verdad?
El negó con su cabecita muy despacio.
-Por eso ahora debes de ser fuerte…porque es lo que ella desearía. Dije limpiando con mis dedos las lágrimas que aun resbalaban por sus mejillas sin cesar.
Louis…Mírame, el pequeño me miro con sus dulces ojos del color del cielo.
-No estás solo, No lo estas dije negando con la cabeza, yo estaré siempre aquí para ti, y los demás también, todos te queremos…siempre estaremos contigo…prometer aquello era arriesgado pero yo no pensaba dejar a Louis solo, no mientras estuviese viva.
Yo cuidaría de él todo el tiempo que hiciese falta hasta que se encontrase alguna solución a todo esto.
De pronto las gotitas de agua dieron paso a la lluvia. Comenzamos a empaparnos así que me levante con Louis aun en mis brazos.
Nos acercamos a la calle y yo llame a un taxi como pude. Le deje un momento en el suelo mientras el taxi se acercaba.
me puse de cuclillas delante de él tapándole con el maletín, poniéndolo sobre su cabeza, sosteniéndolo para que no se empapase mas.
-Vamos a casa…oh sino cogeremos un resfriado…no querrás estar lleno de mocos e ir por ahí contagiando a la gente verdad? dije buscándole las cosquillas con mi mano libre…Aunque quizás sería divertido ir por ahí como zombies infectando a la gente, no?…la ligera sonrisa que vi en su rostro me alentó un poco mientras el taxi paraba delante nuestro.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Lun Ago 01, 2011 10:21 pm
Seguía llorando a moco tendido, era irremediable, tenía que llorar que mostrar mi dolor mi forma de ver las cosas, acababa de perder lo que tenía sentido para mi, tan solo podía pensar que no volvería a verlos, que no tendría sentido salir al parque sin que mi hermana estuviera allí para parar mis travesuras, que no podría subirme a los árboles sin que ella se enfadase y me obligara a bajar. Que no volvería a escuchar la voz dulce de mi madre la cual me dormía las noches en las que soñaba con cosas malas, que no me volvería arropar ni a contarme un cuento, que no me despertaría por las mañanas con una voz dulce... eso ahora quedaba vacío... todo eso... todo aquello era mas que luz de mi recuerdo aunque ahora se apagaba abrazado al cuello de la mujer la cual me había cogido en brazos.

La lluvia comenzó a golpear mi cabecita, seguía con ese sonoro lloro ahogado porque tenía la garganta pegada al hombro mojado por mis lágrimas de esta, fuimos andando hasta que esta se sentó conmigo, colocándome en sus rodillas escuchando unas palabras de consuelo, pero no pasaba, seguía llorando un minuto, otro, otro, auqnue poco a poco paraba de llorar escuchando sus palabras...

Apreté mis manitas... hombres malos... hombres malos... nooo mi hermana era la mejor... no podría haberla matado un hombre malo. ¿y mi madre descansando? No lo entendía, mi respiración estaba agitada y mi mente estaba llena de demasiada información de recuerdos de mis dos familiares recién perdidos...:

Mi hedmanita ni mi mami quedian vedme tiste pedo... si bajan pada vedme pada decidme que no este tiste... las vedia-dije de forma inocente con un brillo provocado por algunas lágrimas que aun bajaban por mi mejilla.

Asentí, debía ser fuerte, era mayor, siempre me lo decía mi hermana y yo quería ahora mas que nunca ser policía y atrapar a los malos que habían hecho eso a mi mami y mi hermanita, finalmente lo que me hizo salir de ahi fue lo de ir a casa para no resfriarme, tenia los mocos y su broma me hizo sonreir, auqnue ahora mismo intentaba parar su mano de las cosquillas nerviosamente, dado que tenía cosquillas por todos lados:

¡Vamos! pedo deja de hacedme cosquillas-dije bajandome de sus piernas, no estaba feliz obviamente y mi rostro estaba algo apagado, pero era un niño y podía sonreir con facilidad.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Mar Ago 02, 2011 12:21 am
El taxi nos dejo en casa, bajamos y yo tome a mi pequeño acompañante de la mano para conducirle, parecía algo más sereno. Pero sus ojos miraban al suelo, aun estaba muy triste, aquello no sería fácil de curar.
Comenzamos a correr bajo el cielo gris, mientras ya llovía de forma torrencial sobre nosotros.
Subimos las escaleras hasta llegar al segundo piso del edificio, abrí la puerta y entramos. Aprecie la planta que me habían regalado algunos colegas de mi departamento hacia una semana, estaba marchita y apagada, creo que había olvidado regarla.
Aquello me recordó instantáneamente algo. Si las plantas no me duraban ni una semana…Entonces eso significaba que Louis estaba en un potencial peligro bajo mi cuidado…
Le quite importancia al asunto, tampoco podía ser tan mala cuidadora…(o al menos eso quería pensar yo)
-Vamos peque entra. Dije insistiéndole a que pasara al salón. El salón estaba ligeramente ordenado, había procurado enderezar las cosas un poco antes de traer a Louis sin embargo aun quedaban libros por todas partes, sobre las mesa, en la mesa de centro, incluso en el sofá habían papeles y documentos. A veces me dejaba llevar demasiado por el trabajo y olvidaba algunas cosas como ordenar, comer o dormir. Aunque en esta ocasión iba a estar atenta, ahora no estaba sola.
Le conduje conmigo para enseñarle la casa. Le mostré el salón, las habitaciones, la cocina y finalmente el estudio, la habitación más grande e iluminada del piso, incluso tenía allí un piano de cola en un rincón casi abandonado.
-Te quedaras conmigo algunos días. Yo te llevare al colegio y te iré a buscar. De hecho me había olvidado… dije sacando un pequeño móvil de mi bolsillo.
-Esto es para ti. Sé que aun eres pequeño para un teléfono pero quiero que si estas en el cole o en cualquier parte y necesitas que te recoja o te ocurre algo me llames. Mira dije señalándole una tecla, si presionas aquí me llamaras, vale? El pequeño observo curioso el aparato, éste tenía la cara de Bob esponja así que parecía agradarle. Acaricie sus cabellos.
-Tienes el cabello mojado dije mientras intentaba ordenar su pelo poniéndolo hacia atrás.
Le quite su chaqueta y su mochilita. Toque su ropa, ésta también estaba húmeda. Los chicos me habían pasado algunas de sus prendas, el pijama y algunos de sus juguetes pero aun así no dejaban de ser cuatro cosas contadas. No sabía cuánto tiempo se quedaría conmigo, no habíamos tenido apenas tiempo de hablar de todo esto, pero aun así me di cuenta de que necesitaría muchas cosas. Comprar comida saludable para empezar, quizás algo de ropa, unos cuantos juguetes mas, aunque también podría descargarle algunos juegos y ahora que lo pensaba había una pila de veinte centímetros de trabajo atrasado de la universidad…Bueno eso ahora era lo que menos me preocupaba, podría acabarlo en media hora si quería.
-Voy a prepararte un baño de burbujas así te quitas esa ropa húmeda y te pones algo seco y limpio, vale? Puedes ir a ver la casa si quieres o ir a ver los dibujillos…En mi maletín tengo algunos dulces si quieres algo por mientras, pero no te los acabes todos o te pondrás malito y entonces el tito Jordan y el tito Emerick me denunciaran y me acusaran de cosas muy feas, y tu no querrás eso verdad? dije tocando la punta de su nariz con mi dedo índice mientras le sonreía y me encaminaba hacia el baño.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Mar Ago 02, 2011 9:15 am
Llegamos a saber donde... estaba triste, durante el viaje en todo momento miraba llover por la ventana pero sin hacer lo habitual que era ponerme de rodillas sobre el asiento y contemplar alegre la calle, me era imposible hacer tal cosa. Subimos un par de tramos de escalera, yo miraba al suelo, yo tenía una casa propia, pero no quería ir allí si no estaban ni mi mami y mi hermanita, aunque si quería mis juguetes, eso era algo que debía decir a la mujer que me estaba acompañando y que me indicaba que entrase, haciendo caso a esta de una forma tranquila y llena de pena:

Chadlie... quiedo mis juguetes... sobe todo mi peluche de dinosaudio y Bob Esponja-dije, aunque en ese instante vi lo que me sacaba, ¿era un teléfono de verdad? Torcí el gesto desconfiado pero lo cogí curioso, era de Bob Esponja y eso me animó minimamente, un detalle que no debía dejar pasar, podría fardar con los compañeros de teléfono de Bob Esponja, aunque apostaba que no podría llamar a nadie más que a Charlie.

De todos modos deje que hiciese conmigo lo que tuviese que hacer, normalmente hubiese sido un terremoto, me hubiese escapado y no hubiese dejado que me tocase el pelo ni me lo secase, estaría corriendo por todos lados trepando haciendo de las mias como el hiperactivo que era, pero mis animos estaban desplomados, mi mente no pasaba de recordar a mi mami y mi hermana, así que lo unico que hice fue asentior a lo del baño y dirigirme al sofá donde cogi el mando de la tele y encendí esta buscando el canal de dibujitos... cuando lo encontré lo unico que pude hacer era sollozar... quería que mi mami estuviese conmigo viendolos a mi lado...

Si... estaba Bob Esponja y no me reia... tan solo lo miraba y en el reflejo de la tele aparecían los rostros de mis perdidas, estaba llorando en silencio, llorando de una forma silenciosa lo que provocó que me hiciese un ovillito en el sofá, provocó que me metiese el dedo en la boca y cantase yo mismo una canción de las que me cantaba mi madre para dormir, auqnue a decir verdad mas bien la tatareaba, no me acordaba de la letra, tan solo de la voz de mi madre acompañado de palabras sueltas.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Mar Ago 02, 2011 6:46 pm
Prepare la bañera y la deje con una gran capa de jabón y burbujas, así el baño seria más divertido para el peque. Deje el grifo abierto mientras me apoyaba en el borde de la tina.
Que iba a ser de Lou ahora? Toque el agua templada mientras intentaba pensar soluciones.
Lo mejor para el seria que su vida volviese a la normalidad lo antes posible, hacer que saliese, jugase, fuese al colegio…Pero, ¿cómo hacer todas estas cosas, si el pequeño estaba en una casa extraña, no tenía sus pertenecías y seguramente tendría en su cabeza millones de preguntas a las que quizás yo no sabría responder?
Cerré el grifo y camine hacia el salón, Lou tarareaba…tranquilo y ovillado sobre sí mismo, con la mirada fija en la televisión mientras las lagrimas caían de sus ojos aunque su expresión estaba en calma.
Me senté a su lado en silencio. El dolor de aquel pequeño era tan palpable que me hacía sentir cada vez mas impotente por la situación.
Había algo que yo podía hacer para ayudarlo? Realmente podía hacer algo?
Lou…me acerque a él y le abrace, bese su cabecita.
Ya pasara…de verdad….ya pasara…-vamos…dije tomándole en brazos… le conduje conmigo hacia el baño y le quite la ropa húmeda. Le senté en la bañera mientras le acercaba un patito de goma.
En ese instante el teléfono de casa comenzó a sonar.
Ahora vengo. Quédate ahí vale? No te salgas...
Camine hacia el salón y tome el teléfono. Era de la universidad. Los de mi departamento no se enteraban realmente de nada si yo no estaba allí. Me puse a discutir con uno de ellos mientras le recordaba algunas claves de acceso y donde estaban los documentos…me pasee delante del baño para mirar a Lou, el peque seguía allí, me preocupaba dejarle solo mucho rato. Al fin y al cabo que sabía yo de niños? No tenia mascotas, las plantas se me morían…Yo sabía de libros y cachivaches eléctricos…
Finalmente colgué el teléfono y este volvió a sonar. Conteste ya algo enfurecida
-Rick! Su tono de voz me relajo. Al fin…conteste algo aliviada.
-El peque está conmigo…pero esto no es tan fácil como vosotros pensabais…Yo…Solté un suspiro…Puedes venir?... Después de unos cuantos minutos a la escucha sonreí.
-Nos vemos.
Comencé a escuchar un gran chapoteo de agua. Que estaba pasando allí? Estaría bien?
Aquel día sentí que envejecía a cada segundo que pasaba.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Mar Ago 02, 2011 7:02 pm
En el instante que Charlie se sentó a mi lado supe que se acabó ver Bob Esponja, la seguí, la verdad es que mi fuerza de voluntad había desaparecido, hasta en el momento que mi cuerpo se mojó y mis ojos y agité mi rostro para realmente notar que mi cuerpecito volvía a reaccionar, seguia triste, pero ahora me estaba percatando de que había cosas nuevas en ese lugar y necesitaba jugar a los exploradores, ver si allí había cosas divertidas que hacer, sacar mi hiperactividad a la luz y apreté ese patito de goma a la vez que esta salia del baño levantándome de la bañera y mirando a todos lados.

Vi la escalera, ¿habría una habitación con juguetes para mi? No lo pude evitar... salí completamente mojado de la bañera y me dirigí hacia la escalera, las subí silenciosamente hasta que llegué al piso de arriba viendo varias puertas. Entré en la primera, era una habitación normal, con algun muñeco pero de chica, beeej, después me dirigí a otro donde había inmensidad de cosas raras, abrí la boca emocionado y entré sin mas viendo las numerosas cosas raras que había alli (mayoritariamente armamento equite en pruebas xD), tras eso me fui a un aparato con pantalla, la verdad que parecía una consola pero al mirar a esta y teclñear botones comencé a ver morado y cosas raras y puntos rojos y azules (personas o hechiceros) ¡guay... marcianitos! pense yo.

Tras eso... se puede decir que noté que debería estar abajo, así que me subí a la silla y ahí fue cuando vi un aparato alargado, parecido a un arma, lo que pasó a continuación fue extraño, esta se disparó pero en vez de disparar balas disparó una red que atrapó un armario, en ese instante salñí corriendo hacia abajo hasta llegar a la bañera y tirarme dentro (el gran chapoteo) pero al ionstante se escuchó un gran estruendo bastante explicable. El aparato no solo lanzaba lared sino que luego recogía la red arrastrando lo que estuviese en su poder, por lo que arrastró la estanteria, haciendola caer sobre el escritorio, provocando un monton de ruido y alguna que otra explosion que dejó la habitación destrozada.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Emerick Mctavish el Mar Ago 02, 2011 7:50 pm
Aquella tarde la había pasado preocupado, dando vueltas por el Dojo sin dejar de pensar en Charlie y el pequeño Louis. Hacia poco que habíamos perdido a su hermana y su madre, en la ultima gran batalla. Apenas la conocía pero parecía una buena agente, normalmente no me relacionaba con los agentes menos experimentados, y mucho menos con mujeres.
Despues de pensar mucho en el tema decidí llamar a Lie, seguro que un par de manos mas ayudaban, ella era muy inteligente, amable y cordial. Pero el desastre estaba escrito en su frente, apenas podía cuidarse por si sola, debía ayudarla. Al fin y al cabo yo entrenaba a chicos de la edad de Louis.
Me acerque a mi viejo teléfono y marque el numero de la sabia, contesto y parecía nerviosa.
-Charlie, soy Emerick...
Ella pareció contenta de oír mi voz.
-Como va todo con el crió?- deje que me contestara, parecía que no acababa de controlar la situación.- vale, tranquila, ahora mismo iré.
Enseguida me puse en marcha, corrí hacia la moto que hacia varios años me habían regalado y apreté a fondo, realmente parecían necesitarme.
En menos de lo normal estaba en el entro, subí las escaleras del piso de dos en dos. Antes incluso de poner el dedo sobre el timbre sonó un estruendo dentro. Me asuste, empuje la puerta y el pequeño pestillo cedio ante mi fuerza.
-Charlie! Louis! estáis bien?
Corrí mirando hacia todos los lados buscándolos, la joven se precipitaba escaleras arriba y el pequeño se bañaba rodeado de espuma con cara traviesa.
Subí las escaleras tras ella.
-Estas bien Lie?
Una pistola de red se había tragado un armario y la habitación estaba semidestruida, la chica me miro con desesperación, puse una mano sobre su espalda, a pesar de ser una buena amiga seguía siendo mujer.
-Yo me ocupo, ves a ver al niño...
Asintió compungida y bajo al piso de abajo. Me puse manos a la obra y recogí todo el estropicio, seguramente el pequeño y activo invitado había tocado lo que no debía.
Cuando la tarea estuvo terminada fui a ver como iban las cosas, en el baño Lie secaba al joven D'arrow con delicadeza.
-Como va todo por aquí? Allí arriba esta todo controlado.- me arrodille junto al niño.- me recuerdas? soy Emerick el Maestro que enseñaba a pelear a tu hermana...
No sabia si debía nombrarla aun, pero tampoco quería que Louis se asustara de ver a un desconocido, mientras dejábamos que el pequeño se vistiera lleve a Charlie al comedor.
-Lo estas haciendo bien tranquila, mañana te traeré sus cosas, y ya estará bien. Deberíamos dejar que venga al Dojo por las tardes...
Ya estaba planeando un entrenamiento, podría ser un futuro Equites.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Miér Ago 03, 2011 12:00 am
Como si fuese un salvador Erick llego a casa haciéndome sentir un poco más tranquila.
-Creo que tienes razón, la actividad le calmara un poco, El dojo le ayudara…Seria un équites muy bueno sin duda…has visto como me ha dejado la habitación? Me tape la boca mientras intentaba reprimir el llanto, llevaba meses creando, codificando y probando aquellos trastos, eran inestables y tardaría un poco en arreglarlos, pero bueno aquello no era importante ahora.
Solté un suspiro intentando respirar más relajadamente.
-Te he llamado porque está muy triste, ya sé que decís que yo tengo más tacto que todos vosotros que sois cazadores y no precisamente sutiles en estas cosas dije arqueando una ceja… le tome del brazo para conducirle conmigo y apartarnos un poco temía que el peque nos escuchase.
-Pero no sé qué decirte Erick…Uff es un alivio que estés aquí dije tomando su rostro entre mis manos, pero las quite inmediatamente, ya que sabía que mi amigo no se sentía precisamente cómodo con las muestras de afecto…
Susurre delante de él.
-Estoy preocupada, se que confiáis en mi…pero…Se me mueren las plantas Erick! Mi piso ahora mismo no es seguro para él…Tendré que trasladar la mayoría de cosas hacia el laboratorio…Podrías quedarte aquí hasta que acomode un poco las cosas?
Aun tenia que acomodar su habitación, comprar comida, preparar la cena y algo de trabajo pendiente…
Note otra vez como me agitaba al pensar en todo eso. Erick me indico que me sentase y le hice caso más que nada porque estaba haciendo una lista mental de las cosas saludables que tenía que comprar en la tienda.
-Solo quiero que Lou este bien…
Lou apareció por detrás del sofá mirándonos ya vestido sin saber si avanzar o no. Estaba a punto de hablar con él, no pensaba reñirle pero quería saber que había pasado, le había pedido que no se moviese del baño. Sin embargo en ese instante sonó el teléfono, conteste rápidamente.
-No! El código es BKPGAKJSUAQB87373-B…Ya he informado que no puedo pasarme estos días por el departamento…Tendréis que esperar! Aquel día no pensaba ser tolerante con los del departamento, yo sabía que era más lista que ellos, pero si ni siquiera sabían recordar los códigos de acceso ya dejaban mucho que desear.
Seguí discutiendo con uno de mis colegas mientras me paseaba delante del sofá en círculos. Mire a los chicos, ambos estaban ahora sentados en el sofá, quizás sería una buena idea dejarles solos para conocerse un poco…camine hacia la puerta principal, la cerré pero no encajaba. Además de todo tenía que llamar al cerrajero. Aparte un momento el auricular y dije gesticulando a Erick
- Me tendrás que pagar la puerta!.Le sonreí, y seguí discutiendo con el del departamento mientras me dirigía hacia la gran inundación antes conocida como “el baño”
la puerta que no cerraba era el menor de mis problemas.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Miér Ago 03, 2011 9:49 am
A parte del embrollo, todo había ido bien, no se habían dado cuenta que había sido yo, así que sonreí para mi mismo aliviado y seguí jugando en la bañera tal y como venía haciendo desde antes de subir, chapoteaba a medida que metía mis manos a traves de la espuma y la recogía en un intento de que se quedase en mi mano, se quedaba, pero la mayoría se iba con el agua que arrastraba a su vez conmigo, sonreí y di palmitas divertido haciendo saltar espuma por los aire, miré a mi lado... nadie... normalmente estaría mi mami para verme jugar con la espuma incluso a veces ella se ponía en traje de baño para que no la pusiese perdida de jabón o de agua y asi jugar conmigo.

Pero el baño acabó, Charlie me sacó de esta y me dispuso a secar con delicadeza, yo estaba triste, pero también nervioso por lo que había ocurrido así que mejor no decir nada por el momento, aunque una persona que también reconocí mas o menos había llegado, Emerick... el decía que se llamaba así, aaaah era el del gimnasio ese, el tipo de las patadas voladoras, le solté una sonrisita y asentí, me acordaba de el, me había divertido un día con otros niños, pero no me gustaba pelear con nadie por mucho que quisiesen que hiciese Karate, yo no quería pelear con nadie:

Si, me acueddo-dije escuchando lo que le dijo a Charlie y negué-Yo no quiedo pelead... eso es malo... yo quiedo natación y baloncesto

Era bajito, pero muy rápido y escurridizo, era un buen base de mi equipo infantil de baloncesto, aunque pequeñajo los grandes lograban tirarme al suelo, pero era falta y me gustaba provocar faltas y tirar yo solito al cesto, además jugaba con mis amiguitos y eso me gustaba, en la natación, bueno, me gustaba el agua, para que mentir.

Finalmente ambos se fueron al salón, yo les seguí mas o menos, pero me fijé en la entrada, la puerta estaba rara, despues de eso miré a otro lado y me fijé en otro aparato encima de un mueble, parecía otra maquinita de marcianitos, pero era diferente, me iba acercando a ella pasando por detras del sofá hasta que en el momento que pasaba me quedé mirándolos y ellos mirándome a mi, me había salido mal la jugada, así que busqué alguna otra cosa para jugar, pero allí no había nada:

Quiedo jugad...-dije mirándo a Charlie enfadada hablando por teléfono, después colgó y yo trepéfacilmente por el respaldo del sofá y le quité el sitio-Jajaja te he quitado el sitioo
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Emerick Mctavish el Dom Ago 07, 2011 12:07 am
Al instante de ver a Charlie recriminarme el haber roto la puerta principal me sentí algo culpable, demasiado impulsivo. La examine, solo había doblado el pestillo principal, lo golpee con la palma de la mano hasta devolverlo a la posición correcta y comprobé que cerrara y abriera bien. Cuando todo estuvo en orden me senté al lado de Louis.

-Bien pequeño, a que quieres jugar-. Sus grandes ojos azules se iluminaron con la idea de tener un nuevo compañero de juegos.- tengo una idea, jugaremos al oeste, yo seré tu fiel compañero, tu montura Lord Herraduras ¿Qué te parece?

El rio a carcajadas por el ridículo nombre que había elegido para mí, mientras Lie gritaba algunos números por teléfono, parecía que los incompetentes estaban por todos los sitios. A pesar de que en los Equites teníamos buen presupuesto cada uno tenía su trabajo aparte de los cazadores de seres mágicos. Suponía que de alguna manera teníamos que quitarnos de la cabeza todo el dolor que podía comportar aquel trabajo. Los niños eran agradecidos conmigo, se portaban bien y querían aprender, eso dejaba a un lado en mi mente toda la sangre que manchaba mis manos.
Louis se subió de un salto sobre mi gritando como un verdadero cowboy, realmente era ágil, lástima que no quisiera aprender a luchar, aunque seguramente algún día buscaría venganza, entonces acudiría a mi. El niño me tiro de la camiseta obligándome a correr por todo el piso, parecía estar divirtiéndose soltando pequeños grititos de emoción cuando saltábamos algún obstáculo, aunque de momento era pequeño y su mente se distraía de forma sencilla, algún día jugar a los cowboys no podría calmar su dolor. Temía ese día.

Charlie nos miro desde el recibidor con cara preocupada.-Mira Louis-. Dije poniéndome la mano a modo de visera como si la mujer estuviera muy lejos.- allá veo una presa… vamos a por ella!

La sabia me miro con los ojos muy abiertos antes de apretar a correr, hicimos algunas carreras, persecuciones y acrobacias por el piso, hasta que note el cansancio.
Me baje a Louis de la chepa a pesar de que el quería seguir, me puso morritos enfadados y lo deje frente al televisor. Lie también se mostraba agitada.

-Vamos a preparar algo de cenar… a ver que tienes por aquí.- me arremangue la camisa dispuesto a cocinar.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Cazadores

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Charlie A. Anderson el Dom Ago 07, 2011 2:12 am
El ver a Rick con Lou sobre sus hombros me hizo reír, pero cuando les vi dirigirse hacia mi tuve que echar a correr, estos dos eran un peligro andante, Erick podía romper una puerta sin inmutarse y el pequeño me había destrozado una habitación en menos de dos horas de llevar en casa. Si a eso le sumábamos mi pizca de pastosidad la mescla podría ser catastrófica!
-Vamos Eme! Que me vais a terminar rompiendo toda la casa dije riéndome mientras tomaba aliento…voy a tener que pasarme por el Dojo para que me enseñes algunos ejercicios de resistencia dije recogiéndome el cabello por el calor que me entro.
-La verdad es que me gusto mucho aprender aquellas técnicas de autodefensa que me enseñaste hace años. Le comente mientras hacía memoria, Eme me había enseñado algunos pasos y formas de evitar que alguien intentase dañarme, pero las clases habían sido cortas porque había aprendido rápidamente que en caso de duda tenía que atacar las partes “sensibles del cuerpo” y aquello asustaba a mi amigo. Por mi parte, yo tampoco deseaba castrarle por accidente.
Lou termino sentado en el sofá con una amplia sonrisa, se lo estaba pasando en grande con Erick lo cual era grato, el día no había sido precisamente feliz, por eso me alegraba de verle sonreír aunque fuesen apenas unos instantes.
-Lou quédate en el salón mientras preparamos la cena…por favor… Sinceramente comenzaba a temer las travesuras del pequeño. Pero estaba en el salón, no quedaban artefactos a la vista, y tenía los objetos explosivos bajo llave. Me palpe el bolsillo…bueno en caso de cualquier cosa tenía a mano el móvil para llamar a emergencias por si ocurría alguna cosa, solo esperaba que todo siguiese intacto al menos hasta el día siguiente. Nunca imagine que cuidar a un pequeño pudiese ser más difícil que cualquier día con los equites.
Entramos en la cocina y sacamos verduras hortalizas y carne. Tome uno de los libros que guardaba en una de las despensas. Erick me miro alzando una ceja…
-es un libro de cocina…lo he dejado por aquí porque es más fácil encontrarlo aquí que en la biblioteca de adentro….no pienses que estoy todo el día leyendo…me mordí los labios para no reírme, no me mires así! Dije mientras le daba con el libro en el hombro repetidas veces
- casi puedo leer en tu frente “Chaaarlie eres una rata de biblioteeecaaaa” Erick se rio de buen gusto mientras sacaba las hortalizas y comenzaba a picarlas. Yo me paseaba por la amplia cocina con un libro en una mano y una cuchara de madera en la otra, leyendo las instrucciones.
No me desagradaba cocinar, me parecía divertido, pero nunca tenía el tiempo suficiente como para ponerme a aprender recetas.
-Crees que le gustara la salsa de setas? Y la crema de verduras?? Comente mientras pasaba las páginas del libro muy rápidamente buscando cosas que se viesen apetitosas cuando vi a Lou algo curioso asomar la cabeza poco a poco a través de la puerta.
-Quieres ayudarnos? Pregunte con una sonrisa, aquel pequeño quizás terminaria destruyendo mi casa, pero sus ojos dulces me habian conmovido profundamente y aquello me hacia olvidar todo lo demás.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Sabios

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Louis D'Arrow el Dom Ago 07, 2011 10:50 am
Emerick comenzó a hablar, al decirme lo de Lord herradura me hizo reir, peronco lo capté, que podría ser... compañero del oeste, Charlie una india que había que capturar, pero el... hasta que vino la luz a mi mente ¡Caballito! Una cosa que me gustaba mucho era que me llevasen a caballito, quien fuese, era divertido, me hacía recordad a la tele y a los dibujitos que había del oeste, Lucky Luk por ejemplo, lo hechaban en un canal de dibujitos y era divertido, además había 4 malos que eran iguales y parecian unas muñecas rusas:

¡SIIII! ¡CABALLITOOOO!-comenté alegre mientras me subía encima de el y comenzábamos a trotar, fue entonces cuando vimos a Charlie y la señale riendo, di dos palmadas y tiré de la camisa de Emerick para ir tras ella, el caso es que también golpeaba su costado con mis pies, suerte que estaban descalzos, aunque mis talones podían doler cosa que no me preocupaba en ese instante de diversion-¡ADEEE ADEEEE CABALLITOOO! Pillemos a la india-gritaba alegremente.

Todo acabó, me estaba divirtiendo tanto que patalee un poco y ser puesto delante de la tele solo me hizo cruzarme de brazos y mirar a la tele medio enfadado por parar, hmiraba los dibujitos sin muchas ganas, ahora volvía a recordar porque estaba allí y sollozaba, así que me levanté y me dirigí hacia la cocina donde estaban Emerick y Charlie haciendo comida, asomé la cabecita y asentí ante la pregunta de Charlie entrando en la cocina y mirando a ambos con ojos curiosos:

¿Que me vais a haced de comed? Yo quiero Andouilletes o Cassoulet -dije mirándo a ambos, era medio francés y en mi casa mi madre guisaba en plan Francés, así que normalmente podía pedir cosas en francés, incluso hablar en Frances si podía, pero allí no, auqnue no sabía si ellos conocían esos platos o no.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Humanos~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.