Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttp://illiweb.com/fa/pbucket.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

Por un lado el Terror y la ira, por otro lado la Ira y aterrorizados. La declaración de Guerra (Jordan)

 ::  :: Bosques

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Jue Ago 04, 2011 9:30 am
¡El día perfecto! Tantos días siguiendo a un estúpido, matando Equites en estos bosques y todo mi plan venía cogiendo forma, ya la última abatida de equites fue un poco más fuerte y la que venía ahora era la que tanto ansiaba, al parecer mis amenazas, el hecho de que nadie volviese, de que no encontrasen los cuerpos de los asesinados había atraido al más preciado por mis espadas... al líder... Jordan, el tipo que deseaba que pereciese entre mis espadas. Y no venía solo, sino acompañado por dos Equites más que se habían separado de este, me servirían, y bastante.

¡Deje que se acercaran a mi posición, no me encontraba a la vista, mi cuerpo estaba oculto en lo alto de un árbol esperando a ser detectado por alguno de sus artefactos o no serlo y caer sobre ellos como la muerte en persona, mis ojos inyectados en sangre pedían ansiosos que fuese hacia ellos y acabase con sus vidas, mi cerebro siempre cauto era el que me obligaba a quedarme sobre la rama.

Me detectaron fue en ese instante cuando comenzaron los disparos, así que desaparecí a la vista, pero no a la suya, estos apuntaban a donde estaba oculto, por lo que mi aura comenzó a aumentar, la hierba a sus pies moría y los Equites perplejos bajaron un instante la guardía un instante perfecto para que yo saliese a gran velocidad y en una pasada y de un corte hubiese hecho caer al primero de ellos al armado.

El otro perplejo de haberme visto comenzó a disparar, una bala me alcanzó, pero no me hizo nada... que extraño... vaya no era hierro frio, así que me acerqué a eol, mientras que debajo de mis ropajes d e humano mi ropa de combate tintineaba, una cota de mallas bien hecha, asi como piezas de Adamantio tan bien ensambladas y diseñadas que no eran para nada incómodas, esto y el hecho de que sus balas normales no las traspasaban fue lo que hizo que el Equite gritara antes de cortarle las manos, pero atraerlo hacia mi, gritando al aire:

¡Se que estas cerca Jordan...! ¡Aparece y lucha como un hombre! A cambio te entregaré a tu patético minusvalido con vida-sonreí de forma sádica apoyando una de mis espadas en su nuca manteniendolo arrodillado, mientras West mas o menos me señalaba en las alturas la posición de mi enemigo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Jue Ago 04, 2011 2:27 pm
Odio. Esa era la emoción que burbujeaba en su interior. Lo que en un primer momento había sido una misión de reconocimiento se estaba convirtiendo en una verdadera batalla campal. Matt y Eric se habían apartado de su lado para ir por la izquierda mientras que Jordan caminaba por el bosque con el sigilo de un felino. Todos le habían dicho que no debería ir, pero estaba cansado de esperar sentado en el sillón los informes de otro equipo desaparecido o directamente muerto. Había visto alguno de los cuerpos, había visto las mutilaciones y se había cansado. Fuera quien fuera pagaría por aquello. Tampoco ayudaba el hecho de que no hiciera ni un par de días que Lucy hubiera muerto. La Equites había sido una buena amiga, su desaparición había afectado a todos. Esa era la razón por la que no tenía a Emerick al lado. Se encontraba ayudando a Charlie con Louis, intentando por todos los medios adaptar al pequeño. Él había estado de visita, pero la presencia del niño, la desolación de sus ojos, había provocado que demasiados recuerdos aparecieran en su mente.

Bajo la ropa llevaba el chaleco de keplar como siempre hacía cuando salía en alguna de esas misiones. Era cierto que los magos utilizaban magia, pero los más avispados habían aprendido que las armas de fuego podían ser igual de mortales que una buena descarga. En esa ocasión llevaba el abrigo largo de cuero que ayudaba a ocultar las dos espadas duales de adamantio que llevaba. Había visto las heridas y sabía que habían sido hechas con espada. Él se había entrenado durante años en esgrima y artes marciales, pero no era eso lo que le preocupaba. Era la crueldad. Quien fuera que hiciera aquello era mucho peor que muchos de los magos que había encontrado a lo largo de los siglos. Muchísimo peor.

El grito de Eric rompió el silencio del bosque instantes después de la ráfaga de balas. Apretó los dientes con fuerza, furioso, mientras escuchaba los gritos del ser reclamando su presencia. Estaba claro que le buscaba a él y le iba a encontrar. No era tan estúpido como para infravalorarlo. A fin de cuentas Jordan se había criado como un guerrero. Apretó más fuerte los dientes mientras miraba hacia delante, moviéndose con rapidez entre los árboles al tiempo que sujetaba en su derecha con fuerza la pistola de hierro frío y en su izquierda la beretta que solía utilizar. No era necesario hablar, no en aquel momento, y con un movimiento rápido apoyando la espalda contra el árbol, poniéndose ligeramente de medio lado para poder verlo con claridad entre las ramas y sabiendo que su puntería era mucho mejor que la de la mayoría… disparó ambas armas a la vez.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Jue Ago 04, 2011 2:57 pm
Jordan se estaba cercando, sabía donde estaba West volaba en círculos indicándomelo, además de que poco a poco estaba notando aquella esencia humana acercarse, era sigiloso, pero humano a fin de cuentas, si hubiese sido un hechicero entrenado aprendería a ocultar su presencia, pero el no, a el se le sentía, y me relamíaa medida que retenía a aquella escoria entre mis brazos y miraba al otro muerto y desangrado en el suelo, mis ojos comenzaban a mirar a todos lados con una capacidad de reacción considerable, ese fue el instante en el que el hombre cambió su velocidad, lo notaba incluso llegó hasta uno de los árboles, en ese instante agarré al prisionero y lo ceñí a mi colocándole una de mis espadas en la garganta dispuesto a matarlo, no hizo falta, dos disparos no muy lejanos acabaron con la vida del Equite, dos disparos completamente distintos, dos sonidos distintos.

Miré desde donde había venido el disparo, justo a timpo había recogido a ese idiota, puesto me habría herido, sonreí y pronto me dirigí hacia la maleza, siendo ocultado de pronto por esta, sin hacer ruido, debía tener cuidado con esas armas, no había visto al hombre, pero era parecido a cuando te disparaban con flechas, solo que estas hacian mas ruido y eran mucho más rápidas, un nuevo reto para mi, cazar a un cazador de lo aparentemente más experimentado con armas que ni yo mismo entendía.

Me dirigí hacia la zona donde estaba el chico, no hice demasiado, sabía que si era un buen estratega no se quedaría en el mismo lugar, pero quizás el pensara que yo pensaría lo mismo y se quedaría o en cuyo caso esperaría que yo llegase y tenderme una emboscada o cualquier tipo de trampa, no hice eso, llegue a ese lugar, pero pase a metros de distancia, no hablé, no dije nada, hasta que el viento no estuvo a mi favor, era el momento de cazar al cazador, por lo que según fui moviéndome, fui hablando, haciendo que los cambios de viento y mi velocidad al moverme hicieran que mi posición fuese poco detectable:

Buena jugada a pesar de que te ha salido maal... Bueno bueno... esa zona despejada de ahí nos invita a luchar con nuestras armas....dije con voz profunda y llena de maldad, como si de un espíritu estuviésemos hablando-¿Qué dice señor Stevensón?... ¿Se atreverá a ver la cara de su oponente como he hecho yo con todos los Equites que he matado? ¿O quizás se esconderá entre la maleza como un cobarde a esperar que esté a su vista para dispararme? Usted decide... Luchar como su rango indica, o esconderse sin conocer ninguno de nuestros movimientos.-Yo no era paciente, lo quería cara a cara y si para eso debía moverme a la ciudad para formar una pequeña matanza que lo hiciese salir de su escondite... lo haría.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Jue Ago 04, 2011 5:29 pm
Apretó los dientes cuando vio cómo ambas balas impactaban en el cuerpo de Eric provocando en el acto su muerte. Sus miradas se habían cruzado apenas unos instantes antes y sabía que el hombre prefería despedirse de aquella vida que vivir tal y como estaba. Había sido una muerte rápida puesto que una de las balas le había impactado en pleno corazón, pero Jordan no pudo evitar maldecir por lo bajo puesto que le hubiera gustado por lo menos hacer un rasguño al maldito monstruo con apariencia humana. No, aquel no era un ser humano en absoluto. Y aun así, Jordan estaba lo suficientemente endurecido por los años que tampoco le impresionó en lo más mínimo que se comportara como un auténtico psicópata: a fin de cuentas, todos los putos engendros de ese puto mundo lo eran.

Pocos se salvaban de la quema. Con esta idea se movió con rapidez hacia otra posición. La maleza del bosque se alzaba entre ellos dando escondites propicios para hacerlo, pero también haciendo que fuera mucho más difícil el poder localizarse. Con el oído dispuesto para cualquier tipo de sonido, Jordan apoyó la espalda contra el tronco de un árbol y se dio unos instantes para serenarse. La rabia que bullía en su interior era una debilidad en ese momento que tenía que pensar con claridad. Necesitaba concentrarse en lo que estaba haciendo y pensar con la mente fría, tal y como hacía siempre. Apretó los dientes con firmeza un instante antes de volver a moverse. La voz del ser le llegaba directamente desde su izquierda. Estaba intentando despistarle, pero era claro que el ser se sentía lo suficientemente seguro como para hablar.

Jordan conocía aquellos bosques, a fin de cuentas era su territorio, de la misma manera que conocía la ciudad. Los bosques que estaban recorriendo habían sido lugares de entrenamiento de los Equites durante años: un lugar perfecto y alejado donde podían hacer lo necesario para sobrevivir. Sabía los juegos que podía hacer la voz con el viento, los ecos que podían provocar que sonara en una dirección pero que estuviera en otra. Era mejor que pensara, en cambio, que era un lugar desconocido, un territorio que no controlaba. Con el sigilo que le daban los años de entrenamiento se acercó por la espalda del ser guardando las pistolas en ambas sobaqueras y desvainando en un movimiento fluido las duales de adamantio que llevaba. Habían sido hechas expresamente para él y estaban perfectamente equilibradas. Le había sorprendido en un primer momento que fueran tan ligeras, pero pronto se había acostumbrado a ellas.

¿Me buscabas?—preguntó con frialdad y un toque de desprecio desde la espalda del ser.

El cuerpo de Jordan estaba ligeramente ladeado y tenso listo para actuar ante la mínima de las provocaciones del ser antropomorfo que tenía delante. Podría haber disparado, pero algo le decía que no hubiera sido tan fácil y las balas eran difíciles de conseguir, sobre todo la de la pistola fría. Además, necesitaba desquitarse y ahora le daban la oportunidad. Aparentemente estaba completamente tranquilo, las espadas apuntaba hacía el suelo mientras que los ojos claros del Cazador estaban fijados en la otra figura de apariencia ma
sculina.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Jue Ago 04, 2011 6:34 pm
Todo aquello había sido tan deprisa, mi sangre hervía de ganas, pero no de ira en cambio notaba una cierta satisfacción de tener la sartén por el mango, algo que desapareció cuando noté al hombre detrás mía, impresionante... si había logrado acercarse a mi de esa forma sin que yo mismo me enterase, debía ser un humano completo y poderoso, un humano de los de antaño, de los bárbaros y luchadores, no los de ahora, que más que patéticos humanos eran lloricas acostumbrados a sus comodidades que habían logrado con los años.

Me dí la vuelta, en ese instante ya con las dos espadas de admantino, observando las suyas y gruñendo de una forma poco audible que para el pudo transformarse en un gesto de desprecio, esas cosas no deberían estar en poder de los humanos y mucho menos de él, pero mejor, así el combate sería mucho más interesante y quizás sangriento, puesto que desde un primer momento no dejaba ni me planteaba dejarlo con vida, auqnue como siempre dependería de como luchara el muchacho y como mostrara si era digno de enfrentarse a mi en una única pero segunda oportunidad, placentera para mi y de seguro que sed de venganza para él:

¡Por fin! El lider de los que mataron al mio... -me relamí los labios con esa postura sádica casi inhumana que salía de ese esbelto cuerpo tan alto pero con ganas de matar que miraban al chico-¿Cuantos de lso tuyos he tenido que matar?... muchos... pero solo dos días he tenido que seguir a un mocoso estúpido para averiguar más de ustedes que interrogando a aquellos imbéciles que se acercaban a curiosear... ahora lucha... o muere

No me coloqué en posición, sino que la presión del aire aumentó, mi aura se incrementó a medida que la hierba que nos rodeaba comenzaba a morir mientras que una risa malvada se hacia vigente, para luego hacer lo propio, atacar, tan solo unos pasos hasta lklegar frente a el e intentar un corte oblicuo desde abajo hacia arriba con mi espada sostenida por mi mano izquierda, así como con mi mano derecha la mantenía a la altura de la cintura preparado para recibir cualquier coontrataque así como mis pies se apollaban sobre la tierra ahora seca e inestable, amenazando hundirse:

Jajaja jajajaja ¿Estaras a mi altura gusano?-decía entre risas mientras realizaba mis movimientos anteriormente explicados.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Jue Ago 04, 2011 9:08 pm
Jordan observó en silencio al ser que tenía delante con frialdad. Dejó que hablara mientras mantenía sujetas las dos espadas con firmeza en las manos. Siempre había sido callado, pero cuando tocaba una pelea lo era mucho más. Las fanfarronadas de los contrincantes por regla general hacían que arquera como mucho una ceja y no era de las personas que se cabreaban cuando le espetaban nada a la cara. Tenía las características de un guerrero de antaño: la fuerza, la rapidez, la destreza y la agilidad, pero también tenía las capacidades mentales, una fortaleza mental que impedía que se dejara llevar por la rabia. Aquello solo había ocurrido en contadas ocasiones y nunca había terminado bien para sus contrincantes. No por nada especial, solo porque un Jordan furioso era como lanzar a un Berseker de la antigüedad sobre ti. No se detendría ante nada mientras que la neblina rojiza de la sed de sangre estuviera en su interior.


En ese momento estaba muy lejos, sin embargo, de llegar a ese extremo. Ignoró por completo sus palabras más atento a los movimientos que hacía. Sabía, por experiencia, la necesidad que tenían algunos de distraer al contrincante hablando. Era una necedad hacerle caso o simplemente escuchar sus comentarios. En un movimiento rápido detuvo la estocada con la mano que llevaba en su mano derecha y fintó hacia un lado para intentar atacar el costado que había quedado abierto en ese movimiento. La lucha con duales era difícil, no había una protección efectiva y dependía mucho de la forma que tuviera el contrincante de moverse. Estaba claro que el hombre que tenía delante no era un guerrero cualquiera. Por su parte, Jordan estaba acostumbrado a luchar contra Emerick y, aunque no llegara al nivel del maestro de Artes Marciales, no se quedaba atrás en absoluto.

Ahórrate el aliento en palabras vanas.

Era frialdad lo que había en la voz de Jordan, muy diferente al cariño o la preocupación que demostraba con los suyos. El Fae detuvo el intento de dañar su costado y fue entonces cuando hizo un movimiento con la diestra hacia delante, de abajo a arriba en diagonal mientras miraba a los ojos del ser, directamente y sin mostrar temor. Había luchado con demasiados seres a lo largo de su vida como para mostrar flaqueza en ese momento y no lo haría. Con los dientes apretados comenzó, entonces, el verdadero baile de las espadas.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Vie Ago 05, 2011 9:14 am
Era de los calladitos, respetaría eso, pero cuando acabase con el vendrían las palabras, si, estaba planeando para el algo muy especial, algo entre ambos que debía ser solventado, mi plan hasta ahora iba viento en popa, un plan que nadie conocía exceptuando Dorchas Diarmaid y Patrick, aunque a Dorchas le había omitido la parte de atraer a Jordan, entre ella y yo había una rivalidad excelente por querer cargarnos a los enemigos mas poderosos y de saber ella lo que yo pretendía de seguro habría tratado de impedirlo o estaría por esos momentos por aquí rondando a espera de alguna de sus tretas, pero yo bastante inteligente había esperado que ella se hubiese marchado de los bosques, cegada por la curiosidad que le había infundado el nuevo mundo humano, y la distracción creada en mi despacho con esos artefactos y la explicación convincente de mis planes, me había hecho omitir esa parte y eso que la mencionamos dando partida a nuestro orgullo de guerreros amenazandonos con quitarnos las presas mas grandes.

No había tiempo de pensar, el se había defendido muy bien, en esa primera defensa vi que era fuerte puesto que mi veloz ataque fue bloqueado de una forma ferrea que apenas le hizo retroceder su brazo, mas al ver la finta vi mi punto débil en ese instante, aunque tan solo tuve que levantar mi espada sujeta en mi mano derecha para bloquear, ahora, su finta fue inutil pero en cambio lo que tuve que hacer fue sacármelo de encima intentando mientras con mis espadas bloqueaban uno a la suya y la otra me protegía de otro ataque de intentar apoyar mi pie en su pecho y empujar hacia atrás.

Me quedé sonriente, el árbol de mi lado vivo por completo sería una buena demostración de mi poder mágico mientras Jordan se estabilizaba , por lo que posé mi mano a medida que murmuraba unas palabras, necesitaba la fuerza de esas palabras para poder hacer absorsiones de vida fuertes era así:

Técnica sacro ancestral de la naturaleza... ¡Absorción!-En ese instante toqué el árbol, a la vista de un mago hubiese sido más impresionante mi aura envolviendo el árbol durante un instante y pronto acabando con el árbol de la forma más espectacular posible, pero para Jordan que no podía ver las auras lo que vio fue un árbol de hoja perenne al que las hojas en una especie de explosión se quedaban simultaneamente sin color y se desprendían disparadas y cayendo al suelo, fue un instante, pero lo suficiente para volver a mi forma de combate, esperando un nuevo ataque de este.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Vie Ago 05, 2011 1:38 pm
Notó el impacto en el pecho lo que hizo que se moviera hacia atrás a punto de caer mientras sujetaba con firmeza las espadas para que no cayeran al suelo. Se detuvo unos instantes para recuperar el aliento mientras fruncía brevemente el ceño. En ese momento fue cuando el ser hizo gala de sus poderes. Apretó los dientes con fuerza viendo cómo un ser lleno de vida terminaba siendo poco más que un esqueleto. Y el odio vibró mucho más fuerte en su interior. Se consideraba a si mismo un guardián y aunque protegía a la humanidad, también defendía que había que evitar el dañar a seres que no podían defenderse. Lo que acababa de hacer el Fae en cierta manera iba en contra de su forma de ser. Se movió ligeramente hacia atrás evitando las hojas que caían y de esa manera evitando que le impidiera la visibilidad.

Apretó las mandíbulas mientras fijaba sus ojos claros en el hombre. Estaba claro que jugaba con ventaja, a fin de cuentas él utilizaba dones mágicos que por su parte no tenía. Siempre era lo mismo con aquel tipo de seres. Aquellos engendros que se creían superiores. Apretó con fuerza las espadas hasta saber que los nudillos se le habían puesto en blanco. Se movió entonces, con ligereza, pero sin aumentar la velocidad hasta el máximo exponente. Prefería que le considerara un humano normal a mostrar en una sola tacada todas las cartas sobre la mesa.

El descanso finalizó demasiado pronto, apenas unos segundos después Jordan estaba moviéndose hacia delante para hacer un movimiento en diagonal con la espada que llevaba en su mano derecha para intentar impactarlo en el pecho mientras que con la izquierda la cruzaba para bloquear cualquier ataque que pudiera venir desde ese flanco. Su posición no era abierta, sino que se encontraba ligeramente de medio lado. Intentar desestabilizarlo, quizá golpearlo en la zona de la pierna para hacerle trasbillar, eran sus intenciones pero sabía que el contrincante era capaz y hábil.

Pensó en Emerick un instante, en cómo se movía, en cómo luchaba. Siempre había sido el mejor entre los Equites y había sido un compañero en todos los momentos en los que habían luchado y entrenado. En cierta manera agradecía que no estuviera allí porque sabía que si le ocurría algo él podría seguir con el trabajo que estaban haciendo. Sabía, también, que no era el liderazgo lo que buscaba y eso le hacía aún más valioso. Respiró hondo, sin apartar la mirada de su contrincante.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Vie Ago 05, 2011 2:02 pm
El absorver el árbol hizo que mi aura se desatara, estaba calibrando todo a medida que este se apartaba de las hojas pero yo me mantenía dentro sintiendo a ese ser frente a mi, relamiendome los labios de una forma sádica, no iba a cometer ningún error, el por ejemplo, veía su ira, estaba demasiado tenso, apretaba sus armas con demasiada dureza cuando no debía ser así, debía cogerlas firme, fuertemente, pero nunca debía sentir presión en las manos, eso solo le haría perder, pero era así, al parecer era así, poderoso, pero sin una pizca de paciencia respecto a eso, con dos movimientos ya lo había cabreado, mas veía sus puntos débiles por doquier.

Se acabó la magia, solo fué un truco, un mero truco que me había hecho perder incluso energía y recuperarla a lo bestia, pero esa técnica al no usarla al estar cansado tan solo hizo que ganara mas energía de la que podía controlar, lo que provocó que la perdiese, no mucha pero quien mucho abarcaba poco apretaba ¿verdad?. En ese instante este atacó, me retiré de las hojas, viendo como se abalanzaba hacia ami y rápidamente moviendome hacia un lado con un mero punto de y levantando mi espada de la mano izquierda y bloqueando su ataque con facilidad, para luego atacar directamente hacia el provocando que su espada que estaba a la defensiva bloqueara mi ataque.

Pero era eso lo que pretendí, hice fuerza hacia el levemente hasta que rápidamente me eché hacia atrás retirando ambas armas a medida que me tiraba y rodaba tras el, intentando un corte con ambas espadas a sus rodillas, un intento leve que tras el rodar me mantuvo lejos del Equite, idiota... defender antes de atacar no era una opción viable, sobre todo cuando tu oponente no era estúpido. Aun así no me estaba decepcionando, tenia fuerza, sabía como atacar, como cogerme, pero era su rabia y su ira lo que iba a llevar a que perdiese... debía controlarla si quería hacerme frente mas despejado.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Sáb Ago 06, 2011 12:52 am
La frialdad de Jordan era aparente, era cierto, la furia latía en su interior, pero aun así sabía pensar lo suficientemente rápido. Muchas veces se movía por impulsos, por el instinto que todo cazador tenía y que había hecho que se mantuvieran a salvo. El Equites sabía demasiado bien que aquellos seres eran más poderosos que los hechiceros, pero también sabía que llegado ese punto no podía echarse atrás. Y no lo haría. Su forma de ser y su código de conducta propio se lo impedía, más después de haber visto cómo morían delante de sí aquellos dos cazadores. No, no iba a dejar que se saliera con la suya. En cierta manera Jordan había sentido que había fallado a los suyos, desde el mismo momento en el que el primero de ellos había estado a la merced de los Fae. Las leyendas que había sobre ellos eran completamente diferentes, pero estaba claro que habían cambiado con el paso del tiempo o que simplemente se habían encontrado con el más gilipollas de todos ellos.

El movimiento del ser a sus espaldas se vio interrumpido por sus propias duales antes de que le cercenaran los tendones mientras que hacia un giro rápido. Lanzó una patada que en realidad dio al aire puesto que el ser se había alejado lo suficiente de él. Cuanto más se adentraba en la pelea, parecía que veía todo más claro, que lentamente los movimientos se iban haciendo más precisos. Se estaba concentrando en los movimientos suyos y del otro mientras que las espadas brillaban ligeramente a la luz del sol que se filtraba: anónimo espectador de la batalla que se estaba llevando a cabo.

Cambiando por un momento la forma de coger las espadas se movió hacia delante en una sucesión de cuchilladas que finalizaron en el intento de golpear con dureza la rodilla del contrincante, tras haberse acercado lo máximo posible y buscando trabar son sus espadas las de él. Su mirada no se apartó de los ojos ajenos mientras lo hacía. Era un buen rival, sin duda, pero Jordan había luchado demasiadas veces con seres sobrenaturales como para dejarse amilanar ante cualquier ser que se pusiera por delante.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Sáb Ago 06, 2011 10:31 am
Nuestro combate se iba haciendo cada vez más rápido, unos movimientos certeros por ambos, ya fuesen de bloqueo o ataque, nuestras espadas apenas se dejaban ver, nuestros movimientos apenas también, a pesar de usar ataques concentrados por parte de ambos la pelea iba rápida, sin dar un respiro real ninguno de los dos, un ataque tras de otro una defensa tras de ora, la furia de ambos titanes se iba haciendo visible, y esa pelea me estaba gustando bastante. Ese Equite no era como los demás, este era de los que buscaba, de los poderosos y encima su jefe, me gustaría torturarlo de una forma lenta y dolorosa a que me contase secretos de los FAE. A morir lentamente hasta dejarlo a los límites de sus fuerzas, si, ese era mi plan y según como terminase el combate, dejaría o no vivir.

La combinación de ataques tuvo que ser repelida con una combinación rápida de defensas, no hubo tiempo para pensar y hacer, tan solo pude ver el hecho de que delante de mi había un guerrero rápido y efectivo que me había hecho retroceder varios pasos segun sus ataques rápidos pero que no me costaron bloquear con mis espadas, hasta que llegó el punto en el que nuestras espadas comenzaron a luchar por ganar terreno y fue entonces cuando recigí un golpe en la rodilla que me desestabilizo, pero era de aporovechar esas cosas por lo que con mi pierna buena, la coloqué en su estómago y me heché hacia atrás en un intento de llevarme a Jordan conmigo y tirarlo de espaldas hacia atrás en un movimiento rápido para zafarme de el.

Tras eso me levanté rápidamente, recuperandome del gol,pe en la rodilla, fue contundente, pero ¿Qué era el dolor? En ese instante comencé mi ataque, no fueron una serie de cuchilladas, sino que corri hacia el y lancé dosataques de distracción con mis espadas, uno a la altura de su cuello y la otra a la altura de sus piernas, con mi derecha e izquierda respectivamente, para después intentar golpear la boca de su estómago con un rodillazo, para después retroceder mientras las espadas giraban sobre las palmas de mi mano en un movimiento y intentar un corte en forma de cruz en su pecho con las duales.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Dom Ago 07, 2011 12:18 pm
Se estaba concentrando en el combate, era como si el resto del espacio en el que estaban no estuviera salvo para indicarle referencias. Era en parte su instinto el que le guiaba los pies para no tropezar o no caer mientras que su parte más racional se encontraba concentrado en el ser que luchaba delante suyo. Sí, era bueno, demasiado bueno quizá para que pudiera hacerle frente. No era de las personas que infravaloraran a la persona con la que se enfrentaba, y aunque Jordan sabía que podría retenerle allí lo suficiente, que quizá pudiera herirlo, también sabía que necesitaría un golpe de suerte para acabar con él. Era un ser mágico, un ser que iba más allá del entendimiento de los mortales. Que pudieran morir había sido toda una sorpresa porque los rumores que tenían les hacían parecer prácticamente dioses y ¿cómo se podía matar a un dios?

Sus sabios lo habían descubierto. Si no no estaría allí con aquellas espadas ligeras como el viento y rápidas, muy rápidas. Bloqueó los ataques que iban dirigidos hacía su cuerpo con maestría y se movió hacia atrás lo suficientemente rápido como para no terminar con dos heridas profundas, pero el adamantio del ser había conseguido romper su camiseta llegando a rozar la piel de su abdomen. Aquello provocó un siseo y un paso hacia atrás de Jordan pero no hizo el gesto habitual que sería llevarse la mano hacia donde un ligero reguero de sangre comenzaba a manar sino que miró al Fae mover las espadas una vez más.

No había tiempo para lamentarse, pero el destino comenzaba a fraguarse en sangre. La suya. Volvió al ataque, concentrado en desestabilizar y herir. Lo primero lo intentó con un barrido, lo segundo con un rápido ataque de las espadas dirigidas a la zona de su abdomen, a parte de intentar golpear en un movimiento rápido la muñeca del ser cuando bloquera con el interior del mango de la espada para intentar que al menos una de ellas se terminara por soltar. Demasiado cerca, demasiado peligroso, pero quien no arriesga no gana ¿no?
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Dom Ago 07, 2011 12:34 pm
Mi ataque resultó mas efectivo de lo que esperaba, había sido rápido pero a la vez lento, le había herido, levemente pero había hecho lo que pretendía ver su sangre, su sangre de patético humano que ahora me estaba llevando al climax de la situación, el entorno quizás no era el mismo de antes, mi aura, mi poder había destruido y secado todo rastro de vida por donde pasaba, lo que provocaba que la hierba se convirtiese en un manto seco color amarillento que al pisarlo se desmoronaba y crugía, que hacia levantar polvo de su tierra completamente seca.

Tuve que dar un salto para evitar el barrido que venía hacia mis pies, eso funcionó puesto que en un intento de atacar mi abdomen tuve que girar en el air, cosa que hizo que una de sus espadas me hiciese, una estocada en el costado que me hi8zo gruñir a la vez que detenía un tercer golpe reteniendo la espada insertada en mi y acercándome a el profundizándola más incluso atravesándomela por completo lleno de dolor, el adamantino era lo único que nos perforaba y mataba, pero tenía que darnos en puntos vitales o sino sería tan solo herirnos:

¡Te tengo!-dije gruñenco puesto que un intento de cabezazo y el agarrar de su empuñadura con mi mano y espada hizo que se la arrebatara, y después me sacase esta tirándola aun lado derramando sangre por doquier dentro de mi roipa pero aun en pié como sádico que era, ya había recibido heridas de ese calibre y el dolor no era más que parte del entrenamiento, mas m,e había servido de mucho, puesto que mi retroceso y el tirar de su espada hizo que ejecutase un ataque en cruz de arriba hacia abajo hacia su pecho que se detuvo a la mitar volviendo el corte horizontal en un intento de acabar con el de una vez por todas y dejarlo debilitado.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Ago 08, 2011 1:24 pm
Definitivamente estaba como una puta regadera. Pero como una regadera de estas que iban a presión. Jordan pudo notar con total claridad cómo la espada le atravesaba, una sensación no del todo agradable mientras apretaba los dientes con fuerza hasta que finalmente la soltó cuando sintió el cabezazo que durante un instante le dejó fuera de combate. Un instante que podía haber sido mortal, desde luego. Sujetó con firmeza la espada que le quedaba y que había estado a punto de caer mientras veía por el rabillo del ojo dónde caía la otra hoja de adamantio.

Cruzó la espada para esquivar el ataque que bien podría haberlo dejado a su merced, retrasando su posición con clara intención de dirigirse hacia donde se encontraba la espada perdida. En ese momento sus movimientos se hicieron defensivos: estaba en clara desventaja al tener dos hojas a las que enfrentarse con una sola. Se puso de medio lado en un intento de dar menos lugar para atacar y los movimientos se convirtieron más en los propios de un esgrimista que a fin de cuentas era lo que mejor se le daba. No eran la espada para ello, pero en cierta manera esperaba poder hacer frente. Finta hacia la derecha, otra a la izquierda en un movimiento de pies que parecía casi un baile.

Unos metros más allá la espada de adamantio pareció que brilló. No tenía que ser adivino para saber que el otro sabía perfectamente a dónde dirigía y con qué propósito. Tampoco había hecho nada por disimularlo. Estaba a apenas unos pasos de la espada, su intención era hacer presión por debajo de la hoja para echarla hacia arriba y poder cogerlo con la mano izquierda que era la que tenía libre en ese momento. Notaba cómo escocía las heridas del pecho, pero en un movimiento de despiste se movió hacia delante en una estocada lateral que buscaba la zona del torso del Fae para tener el tiempo suficiente de coger la otra espada.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Lun Ago 08, 2011 4:09 pm
Mr toqué la herida empapando mi mano en sangre para luego lamerla a medida que este se recuperaba del primer ataque y bloqueaba el mio, nuestros movimientos cada vez eran más rápidos parecía un baile completamente identificado, el sabor de la sangre hacia que mi rostro recobrara ese sadismo incontrolado, esa estraña maldad, esa risa malvada, eso que a todos le provocaba pánico, aquello que a muchos lo veían como algo excéntrico, otros como signo de valentía y locura, yo lo veía como una forma de vida y encima aun me mantenía en pie como si nada aguantando el dolor mejor que cualquier patético humano, y utilizando la naturaleza para ganar energía de esta y para que mentirnos, no perder mas sangre.

Vi sus intenciones, este quería coger su espada ¿dejarlo o no? Era divertido, ese combate estaba interesante ya hora mismo era yo quien estaba ganando terreno aunque yo había recibido mas heridas auqnue intencionadas por mi para desarmarlo, así que no lo iba a dejar hacer que cogiese su espada, por lo que me dirigí hacia el de una forma tranquila a medida que retrocedía por mis estocadas y su defensa, no estaba ejerciendo demasiada rapidez sobre el pero obviamente lo estaba debilitando bastante y eso lo hacia porque yo usaba mis dos espadas, pero no iba a cambiar mi forma de combate ya que su desarme lo había provocado yo.

Idiota, si creia que con una maniobra de distracción iba a darme por engañado la llevaba clara, no solo bloqueé su espada con una finta hacia un lado colocandome de lateral y bloqueando con una de mis espadas, sino que al girar sobre mi mismo y bloquear aproveché el retroceso y girar sobre mi pierna a medida que este aprovechaba para ir a por su espada, intentando golpear así con mi talón su espalda de una forma brusca antes de que la cogiese, para luego dirigirme hacia el con mis dos espadas e intentar estocar hacia su cuerpo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Mar Ago 09, 2011 2:39 am
Poco le importaba a Jordan que supiera lo que estaba a punto de hacer más cuando no se había escondido en absoluto. Necesitaba esa espada si quería tener algún tipo de oportunidad para salir de aquella. La parada del hombre a su finta no le sorprendió, ni mucho menos, se lo esperaba. Había sido simplemente un movimiento para darle una especie de espacio que en realidad no necesitaba. Notaba cómo la sangre brotaba con cada uno de sus movimientos empapando su torso y la ropa que llevaba, por lo que sabía que cada vez estaba más debilitado mientras que el ser que tenía delante de él parecía que se encontraba en plena forma.

Estaba claro que se alimentaba de la vida de la Naturaleza, cosa que le parecía tan despreciable como hacían los vampiros. Era un destructor, ni más ni menos, un destructor y un puto psicópata de mierda. Eso lo tenía claro, de la misma manera que tenía claro que las oportunidades de salir de allí con vida se mermaban a cada segundo que pasaba. Y aun así, seguiría luchando porque era lo que tenía que hacer. Esa concepción de lo que estaba bien y lo que estaba mal era lo que había hecho que Jordan llegara a ese punto.

Recibió el golpe en la espalda, cierto, pero lo usó como impulso para rodar por el suelo cogiendo la espada y girarse para bloquear a duras penas con las espadas en cruz el ataque que venía del Fae. Clavando una rodilla en el suelo e impulsándose hacia arriba empujó hacia atrás con las espadas con la clara intención de hacerse el hueco suficiente para poderse levantar y volver a enfrentarse al ser que tenía delante. La posición baja era lo peor que podía pasar por muy cerca que tuviera al ser que tenía delante. En el momento que pudiera golpearía con firmeza uno de los tobillos del ser y sabía que podía jugar con el hecho de dar un rodillazo en la zona del costado, movimiento que intentaría en el momento en el que tuviera una oportunidad.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Mar Ago 09, 2011 9:43 am
Buena jugada por su parte, muy buena jugada si señor, el aprovechar la patada, el haberme bloqueado tan agilmente, era un digno guerrero, un digno luchador, en el momento que logró hecharme hacia atrás sonreí, el se mantuvo a la espera de un nuevo ataque mientras que yo por mi parte hacía lo mismo, no debía esperar mucho, se estaba debilitando debido a sus heridas, mientras que la mía gracias a mi propia aura estaba controlada, era una hemorragia aparatosa, pero ninguna que mi poder no pudiese controlar, perfecto. parpadee levemente manteniendo las distancias, intentando leer sus pensamientos, pero el acababa de caer en mi trampa, jugaba con ventaja, en mi entorno, y como tal acababa de ganar algo:

Tierra fertil convertida en polvo...¿que pasa cuando la hierba muere y pierde su fuerza?, estamos pisando con fuerza encima de un terreno que era duro y ahora esta quebrado por la falta de vida... cuidado donde pisas señor Stevenson... mucho cuidado-reí a medida que golpee mis espadas el suelo rápidamente sin bajar la guardia y tan rápido que me hubiese dado tiempo a bloquear algún ataque.

La tierra a nuestros pies se quebró, bajo mis pies intentó hundirse bajo los suyos también, yo aproveché para atacarle, yo sabíoia lo que iba a pasar, moverme era lo mejor, auqnue solo se rompiese un poco y hundiese medio zapato, perdiamos estabilidad y yo aprovechaba eso. En el momento que me acerqué a ella no ejecuté ataques de espada convencionales, lo que hice fue ejecutar un movimiento circular a medida que me movía de posición, mi ataque se ejecutó en su costado en un intento de corte vertical de mi espada derecha, mientras que mi espada de la mano izquierda mantenía una posición defensiva, cambiando esto inmediatamente para acabar con un intento de estocada baja al costado, en la union con su torso, mi inttención... dejarlo sin un riñón y con un corte prominente convertido posteriormente en cicatriz en todo lo largo de su torso, esperaba que esa desestabilización del terreno me ayudase.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Jue Ago 11, 2011 2:10 pm
El polvo se alzó impidiendo ver con claridad en un primer momento al tiempo que la tierra parecía ceder bajo sus pies. Un guerrero menos experimentado seguramente hubiera mirado hacia abajo dónde pisaba. Un guerrero que no fuera un Cazador no hubiera tenido la agilidad suficiente como para mantener el equilibrio, pero Jordan no era un hombre corriente, aunque sí es cierto que tuvo que luchar por estabilizarse. Esquivó con firmeza el primero de los ataques atravesando su espada mientras se movía hacia un lado con velocidad y propinando un ligero golpe en búsqueda de un lugar más firme donde apoyar los pies y, al mismo tiempo, alejarse de la hoja enemiga.

Ese movimiento de poco le sirvió cuando la hoja del Fae se movió hacia delante, dándole tiempo a desviarla y echarse ligeramente hacia atrás. Aun así, no pudo evitar la mordida del adamantio que rasgó en un largo arco su costado hasta llegar a la cadera donde el vaquero amortiguó en cierta manera el corte aunque no lo suficiente. No era tan profundo como el Fae buscaba, no llegaba a tocar un órgano mortal, pero sí lo suficientemente doloroso para que la sangre manera y que el hombre tuviera que apretar los dientes con fuerza para que ni un solo sonido salvo quizá un siseo se escapara de entre sus dientes.

No era un hombre carente de cicatrices en todo caso, pero era cierto que apreciaba lo suficiente su cuerpo como para que lo que acaba de pasar le mosqueara en cierta manera. Fintó hacia la derecha esquivando la hoja del Fae una vez más para después afianzarse con las piernas ligeramente separadas en una zona del terreno donde estuviera más seguro para hacer un movimiento ascendente mientras se movía para acercarse a él con la clara intención de trabar las espadas en cruz y golpear al ser en la zona del estómago con un rodillazo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Jue Ago 11, 2011 2:46 pm
Aquel hombre sabía a lo que se enfrentaba, me agradaba comprobar la dignidad de mi rival como iba haciendo mella en mi, se había ganado mi respeto de una forma considerable, a pèsar de haber usado mucha de mis fuerzas, a pesar de no haberme herido por completo, sino haber sido yo quien habia provocado que me ensartara para desarmarle, el se había levantado por cada corte, había aguantado cada herida que no eran pocas ni equivalentes a las mias, sino mucho peores, el pronto terminaría agotado por la perdida de sangre mientras que yo seguiría bien gracias a que mi herida habia dejado de perder sangre gracias a la energía recogida de la naturaleza. Era un humano digno como muchos de los de antaño:

¡Al fin alguien digno de matar!-susurré levemente, aquel hombre se había estabilizado y yo me estabilizaba tras su defensa y había propinado un golpe que me hecho a un lado y le permitió estabilizarse. Perfecto golpe si señor.

Aun así mi ataque surgió efecto, Jordan ya se veía en aprietos, no parecía debilitado su furia lo hacía implacable, su valor digno del combate, tras eso me coloqué en posición defensiva, su ataque fue bloqueado sin dificultad, pero las espadas se trabaron formando una xruz, no me preocupaba hasta que sentí su rodillazo en mi estómago, cerca de la herida, aquello me dejó sin aire momentáneamente pero no sin cerebro, mi reacción fue aprovechar aquel ataque, aquel cuevar de mi costado y el trabar de las espadas, de un movimiento deje sus espadas inmoviles con las mias para luego hecharme hacia atras y llevarme a Jordan conmigo colocando mi pie en su cadera y balanceándome hacia atrás. El ataque estaba destinado a tirarlo hacia atras con fuerza, pero la mala colocación de mi pierna debido a las espadas podría provocar que tan solo saliesen volando sus espadas hacia atrás, lanzarlo a el para retirarlo de mi, o perder sus espadas, esta ultima opción provocaría un corte vertical cruzado en su pecho que podría acabar con su derrota.

Todo dependía de la acción.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Vie Ago 12, 2011 11:38 am
La agilidad de los movimientos del ser provocaron que Jordan entrecerrara los ojos. Cualquiera hubiera terminado cayendo hacía tiempo sobre todo por la herida que le atravesaba y que dudaba que se hubiera cerrado ya. Estaba claro que la naturaleza que había marchitado a su alrededor era lo que le permitía seguir hacia delante, pero ya no había más naturaleza a la que arrebatar su esencia vital. Parecía que se había marchitado todo a su alrededor provocando que estuviera diezmado hasta el punto de que muchas plantas se hacían polvo ante el simple soplido del aire que se arremolinaba entre ellos. El viento que parecía agitar el polvo que sus pies levantaban con cada uno de sus movimientos.

Si había algo que Jordan odiaba por sobre todas las cosas era sentirse débil. Esa sensación que hacía que los músculos pudieran llegar a fallar y sabía que ocurriría antes o después porque estaba sangre. Apretó los dientes con fuerza mientras mantenía las espadas trabadas en forma de cruz propinando el golpe en el estómago que impactó de pleno y no pudo evitar sentir cierta satisfacción en ello. Desgraciadamente no se movió lo suficientemente rápido hacia atrás por lo que el ser aprovechó aquello para tratar de moverlo.

Y lo movió, sintió el pie en la cadera donde instantes antes había impactado la espada lo que provocó que siseara de dolor mientras sujetaba con fuerza unas espadas que sabía que eran su único punto de salvaguarda. Sin ellas estaba muerto. El impulso hizo que se moviera hacia atrás en un impulso que le hizo trasbillar y estar a punto de soltar las espadas, su cuerpo se dobló por un momento y finalmente terminó con la espada en el suelo en un golpe seco que por un momento le hizo ver las estrellas, hasta el punto que los dientes le castañearon. Desde esa posición propinó una fuerte patada en la zona de las rodillas del ser para intentar tirarlo y después rodar hacia un lado para intentar volver a ponerse en pie. Si es que las fuerzas le mantenían y se lo permitían.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Vie Ago 12, 2011 1:41 pm
Me di cuenta de que a mi alrededor todo estaba marchitado, todo no... faltaban los árboles y sus hojas pero para ello necesitaría crear el semiconjuro de antes, algo que no me podía permitir, su gran energía momentánea me podría dejar debilitado como hizo mucho antes, mi aura estaba controlada y por suerte para mi por el momento Jordan estaba flaqueando, luchando bien pero flaqueando ante mi poder, lo estaba consiguiendo, le estaba ganando, bien el estaba intentando mantenerse en pie mientras yo intentaba que mi aura no me fallase y se abriese la herida contenida para desangrarme.

Mi ataque dió resultado, aunque de otro modo menos convencional, hubo una tercera opción, logró safarse auqnue con un resultado parecido con la caida, no me dio tiempo a levantarme cuando intentó propinar una patada que rápidamente esquivé al rodar hacia atrás incorporándome en ese mismo momento aprovechando la colocación de mis rodillas para impulsarme, sin poder gritar por culpa de que aun tenía que recuperar algo la respiración, clavé mis espadas en el suelo cuando intenté ensartarlo... puesto que este rodó en un intento de ponerse en pie.

Por mi parte retrocedí sacando las espadas del suelo tirando la gabardina negra la cual pesaba bastante, un modo de entrenarme era ese, usar mis ropajes con un peso excepcional, lo que ahora al quitarme ese peso adicional me daría mucha más agilidad y rapidez, algo que no le venía demasiado bien al diezmado chico, por otro lado arranqué mi camisa y la rodee en mi torso creando presión en las heridas siseando levemente pero cubriendo la posibbilidad de desangrarme si perdía mas fuerza en mi aura.

Había dejado una pausa para ambos recuperar el aliento levemente, tras eso me fui acercando a el, este parecía débil, apunté hacia el con mi espada con una sonrisa sádica, sus heridas eran varias mientras que las mias solo era aquel ensarte que yo mismo había provocado y varios cortes sin impoortancia, llevaba el las de perder y creo que el se estaba dando cuenta:

¡Acabemos con esto!-no iba a matarlo, no era mi intención, se había ganado la vida, pero una temporada en un centro de recuperación le vendría bien antes de que pudiesemos volver a enfrentarnos. Mi ataque fue contundente, velozmente mi espada de la mano derecha intento propinarle un corte en la muñeca, superficial que hiciese que soltase su arma mientras con la otra propinaba otro rápido corte en su abdomen, un salto rápido con un cambio rápido de maniobra, dos pasos al frente sobrepasando su cuerpo estando así tras de el a la vez que movía mis espadas tras de el intentó ejecutar un movimiento con ambas espadas en su espalda, manteniendo mi velocidad hasta quedar varios pasos alejados de el y frenar en seco levantando el polvo a mis espaldas.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Sáb Ago 13, 2011 12:20 pm
Un tiempo de descanso era más que agradecido en esas circunstancias. Rodó por el suelo apoyándose en las espadas para poder levantarse en su más de 1,90 de estatura y se quedó mirando al hombre que tenía delante. Una de sus manos fue por un momento al corte que sangraba de manera visible a través de la ropa empapándola y notó cómo el líquido carmesí se deslizaba lentamente por su mano. Estaba perdiendo demasiada sangre, una sangre vital que se iba deslizando y que cada vez le hacía estar más débil. Podía notar ya los efectos en el campo de visión que comenzaba a ponerse borroso sobre todo en las zonas de los bordes.

Aun así, aguantó porque era eso lo que tenía que hacer, porque no podía permitir que el ser que tuviera delante pensara que los Equites eran débiles y porque quizá, solo quizá, pudiera hacer algo para detenerlo lo suficiente para que los grupos que andaban por el Bosque pudieran salir de allí. Tenía confianza en sus hombres, sí, pero estaba claro que un cazador solo no podría con él. Aquello era algo que iba mucho más allá de las individualidades y que necesitaba trabajo en equipo. Su equipo. Apretó los dientes con fuerza dispuesto a darlo todo en aquel último momento.

El problema era básico y lógico: falta de sangre, debilidad, rodillas que flaquean y vista borrosa, además del dolor que por mucho que uno pudiera pensar se mantenía allí. El movimiento del Fae no tomó por sorpresa a Jordan, pero sí que le costó reaccionar un poco más de lo habitual lo justo para que apenas pudiera mantener una de las espadas mientras que la otra caía al suelo producto del corte en la muñeca que había provocado el acto reflejo. Aun así, consiguió que el corte en el abdomen no fuera tal. No tuvo tanta suerte con los cortes en la espada, pero tenía la suerte de que llevaba protección suficiente: el abrigo de cuero y la ropa interior, que frenarían en parte el corte de las espadas provocando eso sí dos cortes en cruz de dolían horrores. Con una maldición entre dientes y producto del impacto se movió hacia delante hasta finalmente caer de rodillas con la respiración entrecortada.

¿Su siguiente movimiento? Ponerse de pie lo suficientemente rápido para coger la espada. ¿Podría hacerlo?
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Sáb Ago 13, 2011 12:48 pm
¡Se acabó!... todo acabó, podía decirlo, podía mostrarlo, el estaba en el suelo sin espada, casi sin poder moverse su espada de la otra mano seguro que casi no podría moverla, sus heridas le harían demasiado daño evitaría que pudiese moverse, me acerqué a el y golpee con el pié su espada a la vez que le apuntaba copn la mia y le propinaba una patada para tumbarlo boca arriba apoyando mi pié en su mano que aun tenia su otra espada y lanzándola lejos junto a la otra mientras mi espada se colocaba en crus en su cuello ahora pisando sus heridas sin ninguna piedad:

Señor.... Stevenson... es usted un ser testarudo... pero lo que había llegado a mis oídos de usted no eran patrañas... -dije propinándole una patada en el costado y agachandome hacia el con una sonrisa siniestra y malvada-Hasta ahora... creía que todos los Equites erais débiles... pero veo que solo me he enfrentado por novatos enviado por usted creyendo que eran... misiones fáciles... aún así necesitáis algo más que un simple cazador o guardián para derrotar los siglos de experiencia y fuerza que dan tantos combates...

Alguna vez habrá oído la leyenda de Atila el huno, enlace cosas...donde pisa no vuelve a crecer la hierba... igual que yo... siii es inteligente y me escucha lo se....
-pase mis dedos por una de sus heridas sin temor a que le molestara incluso apretando pàra luego lamer la sangre de forma sádica mientras reia.

Me quedé mirándolo un rato... mientras me deleitaba con su debilidad el dolor que sentía y que por orgullo no mostraba, me quedé mirándolo mientras lo veía sufrir, sabía como hacerle hablar, torturarlo física y psicológicamente:

¡Bien!... ahora me vsa a contar... ¿como lograsteis pasar? contestame tu que podrás vivir puesto que te dejaré marchar para en un futuro poder deleitarme con un enfrentamiento...-tomé un poco de aire para luego relamerme los labios-Por otro lado... mi compañera... mató a una de tus equites y a su madre... dejándo huerfano a un niño con el que gracias he dado con mas equites y llegado hasta a tí... ella moriría ¿Soportaría mi tortura? ¿Soportaria que matase al niño delante de sus ojos?... Lo dudo... ¡Habla!... o juro que mi cólera no solo se verá afectada a ti

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jordan O. Stevenson el Lun Ago 15, 2011 11:06 am
El impacto en su espalda le dejó por un momento sin respiración mientras apretaba con fuerza la mandíbula al tiempo que notaba cómo le giraban. No había delicadeza ni tampoco la esperaba, si hubiera sido al revés seguramente hubiera pasado lo mismo. A pesar de sentir la presión en su muñeca, a pesar de notar las espadas en su garganta, a pesar del gesto que hizo él hurgando en su herida, Jordan no hizo ruido alguno sino que le mantuvo la mirada con orgullo. Sabía que el orgullo era lo único que tenía en ese momento, eso y su cabezonería. El cuerpo le dolía como si les estuvieran clavando miles de pequeñas y el polvo hacía que su garganta se resecara.

Escuchó las palabras del ser mientras apretaba ligeramente los labios mirándole con firmeza durante un momento y finalmente escupió hacia un lado tras notar el sabor de su propia sangre en la boca. ¿Creía que no sabía lo que era la tortura? Joder, había vivido demasiado con ello como para que le cogiera desprevenido. La clara mirada del Cazador se clavó fría en el hombre que tenía delante. Sabía que tenía que mantenerse impasible y así lo haría, sabía que no tenía que mostrar ningún tipo de sentimientos. Aun así, no pudo evitar que su mandíbula se tensara cuando le escuchó hablar sobre lo sucedido con Louis. Si había algún tipo de duda de sobre quién había matado a Lucy, se había desvelado por completo.

Le mantuvo la mirada de manera firme sin embargo. Mostrar debilidad y miedo lo único que podía provocar es que los usara en su perjuicio. Joder, le dolía horrores, sentía con claridad la presión en su muñeca y sabía que con la suciedad las heridas de la espalda podrían llegar a infectarse. Si es que sobrevivía de aquella. La mano que se encontraba bien, libre de presiones, se dirigió hacia el bolsillo del abrigo.

Si piensas que te voy a contar algo por mucho que digas, vas más bien equivocado.—el tono era tranquilo y firme, apretando ligeramente la mandíbula cuando terminó de hablar. — Seguro que en tu mente superior podrás encontrar tu solo la respuesta.—finalizó con un toque de ironía.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Lider# Cazador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Lun Ago 15, 2011 11:53 am
Testarudez, cabezonería orgullo, podría ser que ese humano se pareciese en mi en esos aspectos o quizás tan solo quería acabar con su sufrimiento haciendo que yo le matase por no colaborar, no iba a pasar eso, tan solo quería que viviese con el miedo, que estuviese preparado para todo lo que le esperaba porque ahora venía lo mejor, pronto, el no sabía cuando, quizás yo támpoco, pero pronto, un ejercito de Faes atacaría la ciudad, eso significaría una cosa, muerte, muchas muertes, humanos conociendo los secretos de la magia, los Equites desbordados y siendo masacrados por una especie superior y muy bien organizada, todo su mundo sería conquistado... todo si hiciese falta:

Jordan... jordan Jordan...-apreté mi rodilla en sus heridas sin ningun pudor ahora colocando mis espadas en cruz en su cuello, un movimiento y su cuello sería separado de su torso-Es obvio que intentas ganarme con tu cinismo, pero eres un gilipollas si piensas que solo unos pocos Faes vendrán... buscamos venganza, pero a diferencia de oras razas, nuestra experiencia gana a nuestra ira... ¿Acaso sabe hacer eso los humanos?... Nuestro odio hacia ustedes no nos ciega... Por lo que sabemos como y cuando actuar... mas un ejercito de mas de 100000 hombres armados y casi 50000 hechiceros Fae, esperan una orden... una sola orden para pasar la multitud de Brechas que existen y masacraros... y hablo tan solo de la primera oleada

Aun no habían sido convocados los demás Fae que estaban en otros cuarteles desperdigados por todo el otro lado, pero se podrían formar otras 4 o 5 oleadas ¿y para que?... nuestra rapidez y contundencia sería la perdición de todo, le sonreí de forma cínica y me levanté, observando como metía sus manos en los bolsillos mientras yo le observaba, pisé su pecho y miré al susodicho, si quería atacarme, moriría, en cambio mi mente pensaba en que tendría algo que permitiría avisar a los suyos, excelente, se lo podrían llevar de allí:

Bien... bien... bien....Pronto los humanos... conoceran la existencia d ela magia y de la muerte a manos de ella... mi objetivo son los Fae... pero parece que es la única forma de que salgais... matar humanos...-zanjé para luego escupirlñe y propinarle una patada en el bolsillo donde tenía la mano, una fuerte patada, aunque el tiempo que había tenido la mano en ese bolsillo, le había dado tiempo a avisar a cualquiera, quizás hasta me estuviesen escuchando.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Enchant Me ::  :: Bosques

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.