Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttp://illiweb.com/fa/pbucket.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

I wish I was the Moon {James Strauss}

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Jue Ago 04, 2011 5:14 pm
La tarde avanzaba lenta para Viviane. Aquel había sido uno de esos días en los que parecía que todo el mundo se encontraba encerrado en su casa y que nadie estaba dispuesto a salir al mundo exterior para pasar a comprar algo. O incluso a mirar. No le importaba que entrar alguien aunque fuera para mirar lo que había en las baldas. No había cosa más triste que una tienda sin gente y esa había sido la tónica durante todo el día. Estaba vacío, por completo. No había ni un solo alma y parecía que la música celta que tenía de fondo resonaba con fuerza en la tienda. El olor a lavanda se podía notar con toda la claridad en la tienda mientras que Viviane se encontraba tras el mostrador sentada en una de las banquetas leyendo un libro.

En realidad no era un libro, sino que se trataba de uno de los múltiples diarios de su abuela. Y tampoco se podía decir que fuera un diario en sí, sino que se trataba de uno de los libros de anotaciones sobre plantas. Siempre le habían interesado, le parecía fascinante todo lo que trataba sobre la naturaleza y saber las propiedades tanto positivas como negativas de lo que había en ella se había terminado por convertir en una afición. Para su abuela había sido fácil conectar con las plantas, lo mismo que le sucedía a su hermana. Ambas eran Spellsinger de Tierra. Respiró hondo apartándolas de su mente porque en ese momento necesitaba concentrarse.

Después estaba su otro trabajo, a pesar de lo que pudiera parecer Viviane cuando llegaba a casa no se quedaba sin hacer nada, sino que llegaba el momento del día en el que se dedicaba a escribir. Su vida social estaba comenzando a bajar a ritmos alarmantes y se estaba enfocando fundamentalmente a los que entraban por la puerta de la tienda o a las breves visitas a Ruth. Para alguien que era sociable como la bruja, aquello resultaba algo insólito y totalmente extraordinario. Se apartó un mechón del rostro, dejando con suavidad el libro sobre la mesa para finalmente dedicarse a hacer una trenza rápida. El calor había hecho que finalmente se decidiera por un largo vestido en tonos oscuros y plateados de tirantes aunque había sido lo suficiente previsora como para que una chaqueta estuviera colgada en el perchero de la entrada por si acaso. Sabía que podía refrescar antes de llegar a casa.

Estaba cogiendo de nuevo el cuaderno de anotaciones cuando escuchó la puerta abrirse y casi suspiró de alivio. Cuando volvió la mirada se encontró con la figura oscura de James Strauss por lo que se movió ligeramente hasta levantarse para ponerse en pie y dedicarle una sonrisa de bienvenida, volviendo a posar en la superficie de madera el cuadernillo cerrándolo con suavidad mientras dejaba marcada la página con una tira que llevaba.

Buenas tardes Señor Strauss.—comentó mientras le veía con una sonrisa. Parecía encontrarse algo mejor, al menos las ojeras que siempre tenía estaban un poco mejor de lo que habían estado hacía unos diez días que era la última vez que le había visto. — ¿Cómo se encuentra?
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Jue Ago 04, 2011 7:54 pm
Debo reconocer que por una vez acude al Mystique con verdaderas ganas y no por simple tanteo de "a ver si hay suerte". La última mezcla ha funcionado mejor de lo esperado y aunque no la he usado cada noche por requerir mucha más dosis de la que Viviane me indicó en un principio al menos he podido dormir bastante durante varios días. Al menos cuatro horas seguidas es bastante para mi resentido cuerpo y mi cansada mente.
En cuanto atravieso la puerta acompañado del suave tintineo observo el interior de la tienda un tanto sorprendido. Al parecer hoy no hay clientes y la joven dependienta decide saludarme enseguida, quizá incluso deseando que llegara alguien, fuera quién fuese. Incluso yo.

-Buenas tardes-
respondo escuetamente mientras me acerco al mostrador pero acompaño las palabras de una leve sonrisa que suaviza mi habitual expresión taciturna -Mejor que la última vez, he de admitir- confieso sin andarme con rodeos mientras observo sin disimulo alguno el libro que acaba de dejar sobre el mostrador. En cierta manera me decepciona que no se trate de ninguno de los míos pero puede que ya estén en el fondo de un cubo de basura. Después la parcial indignación se convierte en curiosidad ya que no es ninguna obra que yo conozca, de hecho parece un bloc de notas o algo así y tal "descubrimiento" consigue que arquee una ceja de manera interrogativa -¿Escribe usted...?- tras unos segundos de duda no puedo evitar preguntarlo ya que a fin de cuentas la palabra escrita es una de mis pasiones y con lo que me gano la vida, ni más ni menos.


Es entonces cuando apoyo las manos lentamente en el borde del impoluto mostrador y tras echar una mirada alrededor arrugando un poco la nariz debido al olor del extraño incienso vuelvo mi atención a Viviane -Preferiría que dejara de tratarme de usted, si no le importa- le indico dejando claro que ya se ha ganado el "derecho" a ello mientras que otros que no lo han hecho ya me tratan con esa familiaridad habitual en estos tiempos.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Jue Ago 04, 2011 8:58 pm
Viviane sonríe ligeramente, una sonrisa que se amplía cuando le dice que se encuentra mejor que la última vez. Por lo que parece están acertando con las infusiones. Era algo que hizo que un suspiro se escapara con suavidad, apenas notable, mientras le miraba con ojos crítico. Era verdad que parecía que se encontraba mejor: tenía mejor cara, las ojeras persistían pero no eran tan profundas, en cierta manera le veía incluso más alegre. Vale, no era bueno exagerar. Iba a quedarse con que le veía mucho mejor. Desvió por un momento la mirada siguiendo la suya y encontrándose con el cuaderno de notas de su abuela.

Me alegro que se encuentre mejor, eso significa que estamos en el buen camino.—respondió poniéndose seria. No podía dar todo por ganado porque también sabía que muchas veces el cuerpo se acomodaba demasiado rápido y después apenas hacía efecto. Era una de las razones por la que los médicos variaran la medicación. Ella procuraba acercarse lo menos posible por los hospitales, se fiaba más de las viejas formas que de las medicinas químicas que daban en esos lugares. Suponía que era culpa de haberse criado con una de las mejores sanadoras que conocía, alguien que conocía los remedios naturales y que siempre encontraba algo que venía bien para cualquier molestia o dolor que uno tuviera. A ella le gustaba y se le daba bien, pero reconocía que aún tenía mucho que aprender. — Sí, sí que escribo, pero esto no es mío.—tocó con cariño el lomo del cuaderno y lo cogió con suavidad. — Es un libro de anotaciones de mi abuela, sobre plantas.— miró entonces el cuadernillo, sonriendo ligeramente. — Sabía explicar todo paso a paso, todas las características y además tenía la capacidad de dibujar. Cuando lo leo es como si la escuchar a explicándomelo.

Estaba volviendo a acariciar la portada del cuaderno como si fuera su bien más preciado — y en cierta manera lo era— cuando escuchó sus palabras y alzó la mirada hacia él. Eso sí que era una sorpresa, pero se lo agradecía. Se contuvo para no tocarle en el brazo en un gesto afectuoso porque no sabía hasta qué punto le podría molestar. Ella que estaba acostumbrada al contacto físico le resultaba difícil controlar esos gestos.

Claro, James, únicamente si tú lo haces también y me llamas Viviane.—comentó con una sonrisa mirándole. — ¿Quieres tomar un té? Como ves parece que hoy los amantes del ocultismo se han quedado en su casa.— comentó bromeando mirando la tienda completamente vacía.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Jue Ago 04, 2011 10:23 pm
Me siento algo decepcionado cuando explica que esa libreta no es suya. Su abuela sin duda era una mujer maravillosa pero la verdad es que las explicaciones sobre hierbas medicinales y sus usos no son demasiado de mi interés así que me limito a devolverle una sonrisa por mera cordialidad. La tiene en un pedestal, me pregunto si no habrá magnificado demasiado la figura de su maestra y por ello pueda llegar a sentirse... ¿inferior? No sé, espero equivocarme dado que tal idea sería completamente errónea.
-Vi.... Viviane. De acuerdo, es justo- decir su nombre de manera coloquial y confiada me resulta un poco extraño pero menos complicado de lo que esperaba en un principio -Ya veo... Tal vez había algún tipo de convención a la que no hemos sido invitados- me encojo de hombros, siguiéndole un poco la broma y el tono desenfadado. Después asiento con la cabeza y me llevo las manos a los bolsillos de los tejanos encogiéndome un poco sobre mí mismo, con cierta timidez que procuro disimular todo lo que puedo tras su siempre benevolente invitación.

Cuando empieza a moverse para salir de detrás del mostrador y por tanto presta atención a cosas más interesantes que yo, consigo volver a relajarme y ser capaz de hablar con relativa naturalidad -La verdad es que no he seguido del todo sus indicaciones... Tus indicaciones- me corrijo enseguida mientras miro la cortina que lleva a la trastienda de reojo. Sé que podría ir hacia allí y esperarla sentado pero opto por permanecer junto a su compañía mientras lleva a cabo la misma acción que la otra vez. Es lo correcto... ¿no?

-Tomé algo más de lo que debía pero funcionó...- opto por no añadir "que es lo importante" ya que es probable que no compartamos esa opinión pero yo estoy satisfecho con lo conseguido así que una posible reprimenda no me afectará demasiado. O eso creo... al menos he sido sincero pero por si acaso opto por cambiar de tema drásticamente -¿Y qué es lo que escribes...?- la verdad es que hablar de ella en lugar de su abuela o mi insomnio sería bastante agradable e interesante.

OFF: Si me dieras una moneda cada vez que has estado a punto de tocarme...
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Jue Ago 04, 2011 11:21 pm
Sus palabras provocaron que los ojos verdes de la mujer brillaran de diversión mientras le miraba, asintiendo por un momento. Una risa divertida se escapa de sus labios mientras le miraba ante su comentario. El problema es que no le extrañaría en absoluto que hubiera algo similar. Londres era una ciudad grande, con un pasado esotérico y no sería la primera vez ni la última que los amantes de todo ello se reunían en Festivales y cosas similares. No había escuchado nada, pero se le hacía bastante raro que no hubiera por allí nadie a esas horas.

Puede ser, es más, no te extrañe nada. Siempre tienen algo preparado.—el tono era tranquilo, pero había diversión en sus ojos verdes. —Lo que sí te puedo asegurar, es que me has salvado del aburrimiento. Me gusta estar leyendo, pero la verdad es que se me hace un tanto… asfixiante cuando la tienda está tan silenciosa.—miró por un momento a su alrededor, negando para sí.

Repitiendo los movimientos del otro día se dirigió hacia la puerta para poner el cartel de cerrado y echar la llave. No pudo evitar quedarse quieta con la mano en la misma un momento al escuchar su comentario y alzó el rostro para mirarlo dejando escapar un ligero suspiro. Cuando le miró había preocupación, además de un ceño ligeramente fruncido que no dejaba lugar a dudas de que se encontraba un tanto contrariada por lo que le había dicho. Se mordisqueó brevemente el labio inferior y se puso a andar en dirección a la trastienda de nuevo antes de hablar.

James, ya sé que eres mayorcito para consejos y que sabes cuidarte de ti mismo, pero tienes que tener cuidado. Sobre todo porque la Melisa es peligrosa, al ser narcótica. Si te pasas en las dosis de las plantas igual pueden provocarte entrar en un sueño profundo. No son plantas excesivamente tóxicas, pero si pasamos a otras más potentes no puedes cambiar la dosis que te digo.—le miró a los ojos moviéndose como el otro día para apartar la cortinilla y que de esa manera pudiera pasar. Entonces se acordó de la segunda pregunta y curiosamente sus mejillas se ruborizaron. Le gustaba lo que hacía, pero por regla general la gente no se lo tomaba en serio. —Escribo cuentos infantiles y también estoy haciendo mis primeros pinitos en la novela juvenil.

Le miró para ver qué reflejaba en sus rostros mientras esperaba a que pasara para moverse ella a su vez. Era uno de los pocos temas en los que la bruja podía sentirse más incómoda e, incluso, sensible e insegura.

Off. Puff, es que me he dado cuenta de que Viviane es muy tocona, necesita mucho contacto con la otra persona. No me había dado cuenta hasta ahora. Ya se le irá de las manos y no estará a punto de…
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Vie Ago 05, 2011 12:56 am
Tuerzo la boca de manera un tanto exagerada y entrecierro los ojos con expresión de diversión al apreciar como mi comentario ha conseguido hacerle algo de gracia. No es que me considere el tipo más divertido del planeta así que incluso una pequeña sonrisa para mí es todo un logro. Aunque bien es cierto que no es una actitud muy natural en mí, con la mayoría de personas, y sobretodo hechiceros, ni siquiera surge la posibilidad o el momento para bromear mínimamente. Sencillamente no me apetece.
-A mí lo único que me desagrada cuando no aparece nadie por la librería es que pierdo dinero- admito con expresión traviesa mientras observo como gira el cartelito y cierra la puerta con llave, como si de un ritual se tratara.

En cuanto se gira me topo con su cara de... no sé, ¿enfado? No, creo que no es eso del todo porque no me transmite esa sensación, es algo que no acabo de comprender del todo, como si realmente le preocupara lo que puede pasar si me propaso con esas dosis y advertencias que me ha dado. Pero claro, eso no tendría ningún sentido porque apenas me conoce y si lo hiciera... entonces dejaría de atenderme con tanta amabilidad así que será mejor permanecer como hasta ahora -No entiendo qué hay de malo entrar en un sueño profundo... ¿sabes la de tiempo que hacía que no lo conseguía? Demasiado- me encojo un poco de hombros para quitarle importancia, a riesgo de irritarla, mientras nos adentramos en la pequeña trastienda y vuelvo a tomar asiento en la misma silla de la otra vez. Soy un animal de costumbres, es inevitable. Y del mismo modo es inevitable que obedezca a pis juntillas a otra persona que no sea yo mismo porque las veces que lo intenté no resultó muy bien que digamos.

Arrugo parcialmente el ceño al recordar eso, toqueteando distraídamente el mantel que cubre la mesa hasta que admite abiertamente lo que escribe. Me sorprende, consigue que me quede mirándola en silencio durante unos segundos arqueando ambas cejas pero al final me arranca una sonrisa -Encantadora incluso para eso...- comento en voz alta incluso antes de darme cuenta, tras lo cuál hubiera deseado desaparecer al instante pero dado que no puedo me limito a fingir normalidad consiguiendo sólo que se me note más nervioso -Me gustaría leer alguno de esos cuentos algún día, si a ti te parece bien- acabo añadiendo para neutralizar el desafortunado comentario anterior.


Última edición por James Strauss el Vie Ago 05, 2011 4:48 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Vie Ago 05, 2011 1:20 pm
Perder dinero, sí, ese era otro de los grandes problemas de tener la tienda vacía. No era nada materialista, pero había siempre facturas que pagar. Sabía que tenía un fondo del que tirar, pero había prometido —de forma indirecta, eso sí— en cargarse de la tienda que habían regentado su hermana y su abuela durante esos años. Le Mystique no era suya, pero en cierta manera era su legado. Respiró hondo por unos instantes mientras le miraba. Sus palabras sobre el sueño profundo provocaron una reacción poco habitual en ella: un bufido. Entendía que quisiera dormir, estaba claro que no hacerlo podía provocar un cansancio mental y físico que le llevaría a comportarse de forma incluso errática. El cerebro necesitaba descansar y lo hacía mediante los sueños, además que era el momento en el que toda la información terminaba encajada en su sitio, pero aun así…

Es peligroso, James, sé que necesitas dormir y descansar, pero también puede provocar que si tomas demasiado te lleve al coma o algo peor.—se mordió el labio inferior por un momento. No quería resultar pesada, no era su intención, de la misma manera que tampoco debería haberse preocupado y no podía evitarlo. Estaba preocupada por el hombre que tenía a su lado. Frunció el ceño unos instantes y le miró a los ojos. — Además, estarías completamente indefenso si pasara eso y no estamos en el mejor momento para que eso suceda.

No, no lo estaban. Podía haber más de un problema. Además la incomodidad de su pregunta, de explicarle lo que escribía, provocó que se moviera para ponerse a preparar el té. Tener las manos ocupadas era una de las mejores cosas que podía hacer. Respiró hondo por un momento y se quedó inmóvil al escuchar sus palabras, cuando la llamó encantadora. Sorprendida le miró por un momento y se dio cuenta de que las había dicho sin pensar por la incomodidad que mostraba. Sorpresas que siguieron cuando indicó que le gustaría poder leer algo de lo que había escrito. Se mordisqueó el labio inferior un instante acercándose a la mesa con las tazas y dejándolas de la misma manera que el otro día.

¿De verdad? He publicado, la verdad es que me gusta escribir, siempre me ha gustado y además no necesito estar en un lugar determinado para hacerlo.—era uno de esos temas que apasiona y que salen a borbotones de la boca, sonriendo por un momento intentando tranquilizarse con ese simple gesto. — Era algo que me venía muy bien porque siempre ha gustado viajar y sobre todo desde que los ordenadores nos lo han puesto más fácil para llevarlos de un lado para otro.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Vie Ago 05, 2011 5:42 pm
Su explicación es lógica y coherente pero carece de sentido para mí ya que el hecho de quedarme en coma para siempre o incluso morir mientras duermo no me parece algo tan terrible. De hecho creo que sería una suerte morir de una forma tan tranquila e inconsciente. Además, seamos sinceros, a nadie le importaría. Pero es del todo normal cuando ni siquiera me importa a mí mismo.
Me limito a escucharla sin abrir la boca, poco dispuesto a discutir sobre algo que para mí está demasiado claro, y pronto el tema gira entorno a cosas más interesantes. Es decir, cualquier cosa que no sea yo mismo ya que me conozco demasiado y por tanto me aburro.

-O sea que eres de las que todavía escribe con libreta y tinta, a la vieja usanza- sonrío satisfecho ante ese detalle aunque tampoco me sorprende demasiado. Resulta más que evidente que la tecnología no va mucho con Viviane del mismo modo que tampoco se lleva bien conmigo -Ordenadores, bah. Están sobrevalorados- comento en tono de broma, aunque hay cierta parte de verdad oculta en mis palabras. Yo desde luego los uso lo menos posible, para llevar una buena contabilidad de mi negocio y poco más. Todo lo que tiene que ver con la electrónica y demás aparatos tan de moda y de última generación me agobia un poco, como si tuviéramos la obligación de tenerlos y saberlos usar a pesar de que la inmensa mayoría son una completa inutilidad.

-Si me gustara alguna de esas obras podría comprarte algunos ejemplares para después revenderlos en mi librería...- propongo con toda la intención de animarla a que se atreva a dejarme alguno de esos misteriosos cuentos. Sé que yo me sentiría incapaz de mostrarle una obra mía por pura vergüenza pero ella es muy distinta. Espontánea y extrovertida sin necesidad de pensar más de la cuenta qué decir o hacer porque es una actitud natural e inherente en ella, al contrario que me ocurre a mí.

Cuando ya ha terminado de servir las tazas recojo la que me tiende y me limito a dejarla delante de mí perdiendo la vista en su humeante contenido -Entonces, ¿vamos a cambiar el tratamiento por uno más fuerte?- pregunto retomando su comentario anterior, o mejor dicho advertencia, pero deseando que no haga nueva alusión a mi bienestar o salud que en realidad no incumbe a nadie porque a nadie le importa. Aunque tampoco es algo que me preocupe, ya estoy demasiado acostumbrado a este estado. Como suele decirse: mejor solo que mal acompañado.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Vie Ago 05, 2011 7:27 pm
Sus labios se curvaron por un momento al escuchar sus palabras. Le resultaba un tanto extraño hablar de aquello. Pocas personas se interesaban por lo que ella pudiera escribir, pero estaba claro que el hombre que tenía delante era distinto. Es más, muchos la habrían mirado de forma interrogativa con cara de “¿Cuentos? No jodas, eso es de niños”. No le importaba mucho lo que pudiera pensar el resto de la gente, pero era cierto que en ocasiones le habían molestado los comentarios que pudieran hacer. Le gustaba hacer que los niños tuvieran imaginación, llevarlos a otros mundos, que pensaran que todo podía hacerse. Le gustaba la fantasía y mostrarles lo que se podía hacer, incluso lo que había más allá. Y le gustaba educarlos de esa manera. Era cierto que tenía que andarse con cuidado porque no podía escribir sobre ciertos temas si no quería tenería a un Equites a la puerta, pero lo bueno de los escritores es que podían tener toda la imaginación que quisieran.

Por regla general siempre llevo una libreta en el bolso y un par de bolígrafos, nunca se sabe dónde las Musas pueden atacar ¿no crees?—sonrió por un momento y después dejó escapar un suspiro. Se mordisqueó el labio inferior por un momento y al final se decidió a hablar. — También utilizo el ordenador, normalmente para pasar lo que ya he escrito o cuando estoy en casa. Es bueno tener varias copias, no es la primera vez que pierdo todo lo que he escrito sobre un cuento por un accidente.

Podía pasar cualquier cosa, pero con la atención que tenían los problemas puestos en Viviane por regla general terminaba siendo provocado por un accidente de tipo… bueno, mágico. También existía la posibilidad de que se le cayera agua o café encima o té, no sería la primera vez. O directamente que lo perdiera, sobre todo cuando viajaba. Una de las veces quiso matar a la compañía de vuelo cuando le dijeron que le habían perdido una maleta, maleta que no volvió a saber nunca más de ella, y en la que llevaba el borrador acabado de un cuento que tenía que entregar.

La próxima vez que vengas, te dejaré un par de los que tengo editados. Eso sí, quiero que seas completamente franco y me digas lo que te parece.—aquello tenía bastante peligro, sabía que no a todo el mundo le gustaba lo que pudiera escribir, pero era mucho mejor que la dieran una palmadita en la cabeza. Le miró mientras se sentaba tomando su té y echándose azúcar mientras revolvía la taza. — Creo que sería mejor mantener de momento la mezcla, ver si te sigue afectando y puedes dormir. El cuerpo se terminará por acostumbrar, pero si puedes descansar algo es preferible a nada. En el momento que pierda los efectos dímelo y miraremos de probar otra cosa.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Sáb Ago 06, 2011 1:29 am
-Sin duda alguna...- accedo a darle toda la razón cuando menciona a las musas aunque en realidad no estoy muy seguro de qué tipo de inspiración puede tener alguien que ya de por si es una Musa pero hoy ya he metido demasiado la pata como para seguir soltando las tonterías que se me pasan por la cabeza sin ton ni son. Tengo que contenerme más, con Viviane tiendo a abrirme más de lo habitual y aunque muchas veces eso me hace sentir bien... también me hace sentir inseguro. No lo sé, es demasiado confuso y contradictorio como para permitirlo, yo soy de los que acostumbra a tener las cosas bajo control.

-Hoy en día es inevitable utilizar "maquinitas" de vez en cuando. Eso no significa que sean imprescindibles...- me encojo de hombros sin darle mayor importancia y finalmente me centro en el contenido de mi taza, bebiendo cortos y lentos sorbos con tranquilidad -No acostumbro a ser de los que miente por complacer a otros y tengo bastante experiencia en cuanto a relatos y libros se refiere. Te daré mi sincera opinión al respecto, tienes mi palabra- asiento una sola vez y vuelvo a dejar la taza sobre su respectivo platillo cuidadosamente, acompañado de un suave tintineo.

Es entonces cuando vuelvo a levantar la vista directamente hasta ella, prestando atención a sus indicaciones sin mostrar reacción al respecto. La verdad es que preferiría algo más fuerte y contundente pero está claro que esto es mucho mejor que nada -De acuerdo... aunque esta vez voy a tener que insistir en pagarte, no puedo seguir abusando de tu amabilidad. No estaría.... bien- me cuesta un poco encontrar la última palabra y de hecho no estoy seguro de que sea la más adecuada porque nunca me ha preocupado demasiado lo que es considerado correcto o incorrecto pero es una manera rápida de que ambos nos entendamos y por tanto, en este caso, me permito la pequeña licencia.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Sáb Ago 06, 2011 11:51 am
No pudo, mi quiso evitarlo, al escuchar la palabra “maquinitas” una sonrisa volvió a iluminar su rostro. Es expresión la había oído tantas veces en hechiceros y aún así siempre le hacía gracia. Muchos se encontraban desconectados en cierta manera de las tecnologías del siglo XXI y no podía reprochárselo. En ocasiones todo iba demasiado rápido. Era difícil mantenerse en la ola cuando uno estaba acostumbrado a hacer las cosas de otra manera completamente diferente y, como bien estaba diciendo James, la mitad de las veces se podía hacer con menos máquinas y más cerebro. Era como si las personas estuvieran dispuestas a que su cerebro se atrofiara, aunque no podía culparles: a todos les gustaba hacer las cosas con la más rapidez posible y con el menos esfuerzo. Economizar que se llamaba y que el hombre llevaba haciéndolo desde siempre.

Es verdad, además muchas veces lo único que provocan es que aquello que se solía hace con facilidad por uno mismo, terminemos dependiendo de una máquina. Después sucede lo que sucede: si no la tenemos o se ha ido la luz estamos completamente perdidos.—dependencia. Sí, habían terminado por ser dependientes de las mismas máquinas que habían creado. Era cierto que en parte a ellos les pasaba lo mismo, que eran dependiente de los Dones que tenían, pero al menos iban con uno mismo. Respiró hondo por un momento y ante su comentario terminó con las mejillas por un momento ruborizadas. Revolvió la taza frunciendo el ceño. Cualquiera pensaría que no sabía cómo funcionaba aquello de escribir y que otra persona lo leyera, pero la verdad es que costaba acostumbrarse. A pesar del tiempo. —Te lo agradezco, James, de verdad que sí. No suelo dejárselo a personas que conozco, por regla general siempre dicen lo que la otra persona quiere escuchar.

Dio un sorbo de la taza, notando que estaba en su punto. Se había acostumbrado a tomar infusiones desde pequeña, era casi como una especie de ritual que las mujeres Harker compartían y a los que se había unido su madre. Se quedó por un momento pensativa. Sabía que podría molestarse si le decía que no. A fin de cuentas era cosa de orgullo, pero por otro lado Viviane no cobraba por aquello, no le parecía en cierta forma moral hacerlo. El conocimiento estaba para ayudar desde el punto de vista que le habían enseñado.

Me has salvado de una tarde aburridísima, creo que eso es pago suficiente.—comentó mientras le miraba, con una ligera sonrisa en los labios, para después ponerse seria. —Y además vas a leerte algo que escribo, por lo que creo que por el momento estamos en paz. Cuando se desestabilice la balanza, ya hablamos ¿vale? Quizá te haga traerme unos dulces.—comentó bromeando al decir estas últimas palabras. No se le daba bien eso de poner precio a lo que hacía.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Sáb Ago 06, 2011 5:10 pm
Cuando noto ese ligero rubor en sus mejillas ni siquiera sé qué cara poner. Creo que una de mis cejas llega a arquearse sin siquiera proponérmelo, intentando encontrar el motivo coherente que la ha impulsado a reaccionar de ese modo. ¿He dicho o hecho algo....? Diría que no. A veces molesto o irrito a la gente sin proponérmelo pero desde luego la vergüenza no está entre una de las reacciones habituales a mi compañía. Quizá no se trate de eso, probablemente se trate de cualquier otra cosa que sencillamente no alcanzo a comprender. La verdad es que me pica la curiosidad... pero aún así la contengo en un rincón oscuro de mi propio interior, como siempre.

Después Viviane rechaza nuevamente mi pago y no puedo evitar entrecerrar los ojos sintiéndome un tanto contrariado. Si fuera otra persona llegaría a ofenderme o a enfadarme de verdad, quién sabe lo que sería capaz de hacer en ese estado, pero ahora mismo no llego a ninguno de esos extremos y a pesar de que sus palabras no suenan del todo ciertos son lo suficientemente amables como para conseguir calmarme de nuevo, así que me limito a apoyar la cara sobre mi propia mano mientras la miro distraídamente -Diría que no soy el tipo de persona que salva a otras, y menos del aburrimiento- confieso sin demasiados tapujos a pesar de que para la inmensa mayoría eso es algo negativo -Pero si para ti es suficiente, para mí también- añado después con una suave sonrisa apenas perceptible que precede a un tranquilo silencio que a mí no me incomoda pero es probable que a ella sí.
Spoiler:
Es una de las cosas que odio de estar en compañía de otros, esa sensación extraña de no saber qué hacer cuando llega el silencio. ¿Podría acaso permanecer así durante minutos enteros sin que eso importara? La mayoría de gente no, se siente incómoda, probablemente por eso no consigo conectar del todo con nadie. Y sin embargo tras un par de minutos Viviane sigue bebiendo de su te como si no sucediera nada extraño. Al fin y al cabo es así pero... ¿realmente es tan diferente del resto? Supongo que no importa, no es como si pudiera aspirar a quedarme cerca suyo por mucho tiempo o algo mínimamente parecido.

-Entonces la próxima vez te traeré dulces- termino diciendo tras no sé cuanto rato limitándome a observarla de manera distraída. Creo que será complicado encontrar un dulce que la supere a ella misma pero el chocolate suele ser una apuesta segura, ¿no? Es entonces cuando vuelvo a erguirme bien en la silla, apoyándome mejor en el respaldo, y esbozo una sonrisa algo indecisa -¿Me leerías la mano o algo de eso...?- no sé muy bien porque pero me ha parecido una idea umm.... ¿divertida?

"If you stay
I would even wait all night
Or until my heart explodes"
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Sáb Ago 06, 2011 6:19 pm
Viviane arqueó con suavidad una ceja al escuchar sus palabras. James claramente no tenía muy alto concepto de sí mismo, pero para la bruja no era así. Era cierto que en un primer momento la impresión no había sido la mejor: quizá fuera por las ojeras que llevaba o por la ropa, pero automáticamente se le había venido a la cabeza uno de esos magos oscuros que salían en las películas. Suponía que esa era la impresión que solía llevarse las personas cuando le veían por primera vez y muy pocas personas se tomaban la molestia de mirar más allá. Se dio cuenta de que estaban en silencio, pero no se inquietó. Es más, le gustaba. Había muchos tipos de silencio, desde los más incómodos a los que se compartían con personas con los que uno tenía algún tipo de vínculo y que terminaban siendo casi otro tipo de conversación.

Con James no había llegado a tener ese vínculo, no todavía al menos, pero el tiempo lo diría. Lo que sí sabía es que no le importaba estar sin decir nada. Alzó la taza, dando un sorbo con gesto pensativo. No iba a atosigarlo como había pasado la vez anterior que por cubrir los espacios tenía la sensación de que había acabado por agobiarlo. Pensar en los demás y en su forma de ser siempre se le había dado bien. Era esa una de las cosas de por qué siempre había sabido dar buenos consejos. Se podía llegar a poner en los dos puntos de vista. Tenía empatía, por decirlo de alguna manera, la suficiente al menos como para considerar a la otra persona. Miró la taza por un momento, sorprendiéndose por un momento al darse cuenta de que estaba prácticamente vacía.

El silencio es roto por fín por sus palabras y Viviane vuelve la mirada de ojos claros hacia él, sonriendo al ver que no le ha molestado en realidad sus palabras. Lo que sí que la sorprende es su siguiente comentario, algo que hace que una ligera risa aparezca en sus labios mientras le mira dejando la taza prácticamente vacía a un lado. No se lo hubiera imaginado y eso provoca que la sorpresa cambie lentamente a la curiosidad. Aun así, negó por un momento mientras se quedaba pensativa.

No soy una sight, James, pero… si te parece interesante puedo probar a ver qué veo.—tendió entonces su mano hacia él, podría ser divertido, incluso curioso. No sabía demasiado bien qué podría encontrarse o si sería capaz de leer algo. No, no era una sight, pero había leído bastantes libros a lo largo de su vida sobre los diferentes temas de ocultismo y esoterismo para tener unas líneas básicas a las que sujetarse. — Bien, dame tu mano izquierda y a ver qué podemos ver en ella.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Sáb Ago 06, 2011 9:43 pm
Su sonrisa consigue obligarme a desviar la mirada hacia el mantel de la mesa un instante. Creo que lo he mirado tantas veces que ya sería capaz de distinguir cada pequeña mancha e imperfección que lo llena. Por suerte esta vez enseguida vuelvo a observarla acompañando su sonrisa con la mía propia. Lo cierto es que consigue contagiarme sin que pueda hacer nada por evitarlo pero probablemente se deba a que en esta ocasión no quiero.

"Así que no es una Sight...." pienso para mis adentros quedándome con esa información que considero relativamente importante. Supongo que entonces se limita a tomar un poco el pelo a la gente porque aunque sepa interpretar algunos signos y señales todos sabemos que esos métodos son demasiado subjetivos como para ser fiables. Después de todo ella tampoco es perfecta ni una Santa... creo que eso me consuela, empezaba a sentirme como simple barro bajo sus zapatos -Al menos será entretenido, ¿no?- me encojo de hombros sin darle demasiada importancia al hecho de que nada de lo que vaya a decir tenga porque ser real. Es mejor así, vivir presionado por el futuro no suele reportar ningún beneficio.

-Así que prefieres mi parte más siniestra... ¿estás segura?- ladeo una sonrisa burlona ante el doble sentido de la frase y finalmente me limito a extender parte del brazo y la mano izquierda sobre la mesa hasta depositarla sobre la suya propia. Al hacerlo y notar su contacto me remuevo un poco inquieto en la silla y después me mantengo algo más erguido de lo necesario en la silla. Parece que esté realmente expectante, y de echo así es, pero también hay gran parte de tensión contenida ante un contacto que puede que haga meses enteros que no sentía. ¿O tal vez sean años? No estoy seguro, no es algo que haya necesitado o echado en falta durante décadas enteras.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Sáb Ago 06, 2011 10:57 pm
Entretenido, sí, esa podría ser la palabra. La verdad es que parecían más dos adolescentes jugando a la ouija que dos magos adultos con experiencia. Más sabiendo que en realidad había personas que sí que podían hacer aquello con comodidad y que serían capaces de leer la mano como si fuera un libro abierto. No había preguntado a Ruth si sería capaz de hacerlo, aunque algo le decía que a su amiga no le hacía demasiada gracia todo aquello. No, aquello no era de broma y aun así…

Si es que consigo ver algo, sí.

Y no estaba del todo segura de si podría. En cierta manera era más difícil con los hechiceros, a fin de cuentas tenían una vida mucho más larga. Era cierto que únicamente vería lo que podría ser un futuro cercano. Lo mismo sucedía con las cartas. Movió los hombros por un momento. Quien había sido realmente buena en aquello era su madre. Ella sí que tenía el don de la videncia, además de conseguir un alto porcentaje de acierto, y aun así no había podido advertir a nadie de lo que sucedería. Tenía un peso sobre los hombros que el resto de los hechiceros en cierta manera evitaban, a fin de cuentas ellos no tenían que ver el futuro… En cambio los Sight no sabían cuándo podría ocurrir. Era el Don más inestable de todos y también, tal y como lo pensaba Viviane, el más peligroso por el simple hecho de que muchas personas podían terminar obsesionadas por ello. Arqueó las cejas al escuchar sus palabras mientras notaba cómo su mano terminaba entre las suyas, apoyada en su izquierda puesto que era más fácil utilizar la derecha para seguir las líneas.

Me gusta el peligro.—contesta bromeando mientras baja la mirada para concentrarse en la mano que tiene delante. Observa en silencio las líneas de su mano, los montes, cada una de sus variaciones mientras se queda pensativa. Por regla general utiliza más la intuición que otra cosa, pero la verdad es que le parece de mala educación hacerlo en ese momento. En cierta manera porque no es un desconocido, en cierta manera porque duda mucho que a James le interesen temas banales como si va a tener novia o cuántos hijos o el dinero que iba a ganar. — Pues a ver, según esto tu vida va a ser bastante larga, aunque no nos puede sorprender.—comenta siguiendo por un momento la línea de la vida que se muestra firme y sin interrupciones aparentes. Después alza la mirada y arquea las cejas. — También me dice que vas a hacer caso a tu herborista favorita y no vas a tomar la dosis que quieras, sino la que ella te diga o se convertirá en una vieja bruja que te hará la vida imposible.

Alzó ambas cejas entonces, mirándole, con una sonrisilla en los labios. Vale, sí, no había jugado precisamente bien el juego, pero estaba bromeando. Por los Dioses, solo esperaba que no le considerara demasiado pesada o cansina con el tema. Mordiéndose por un momento el labio inferior desvió la mirada para volver a fijarla en la mano de él.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Dom Ago 07, 2011 2:06 am
Me pregunto si tiene una remota idea de lo peligroso que soy realmente. Es decir, todos los hechiceros lo somos, pero concretamente yo he luchado y abatido a varios Noctem como ella ya que de algo estoy seguro: no es una Sol Invictus. Antes todavía tenía alguna que otra duda pero cuanto más la conozco más me doy cuenta de que eso es imposible porque nuestros objetivos difieren demasiado de su manera de ser. Dudo que fuera capaz de dañar a alguien incluso aunque se lo mereciera... como en este caso los humanos. Da igual, no es algo de lo que vayamos a hablar abiertamente y tampoco es que tenga intención de enfrentarme a ella a pesar de su errónea afiliación.
-Pues a mí me sorprende porque ya he estado a punto de morir bastantes veces- arqueo ambas cejas pero pronto recuerdo que sólo se trata de un simple juego así que me limito a restarle importancia con una sonrisa que se convierte en carcajada tras su último comentario. Me resulta increíble que insista tanto con eso. Increíble y encantador a la vez.

-Si es cosa del destino habrá que hacerle caso... Aunque tampoco estoy seguro de que tenerte encima todo el día supusiera un castigo- le guiño un ojo de manera cómplice y un tanto torpe aunque por esta vez no me importa ese detalle. Después me fijo en como desvía la mirada mordiéndose por enésima vez el labio y me pregunto qué implica exactamente ese gesto tan habitual en ella pero por desgracia no consigo descifrarlo a pesar de que lo intento. No es como un simple rompecabezas o enigma en el que sólo necesitas usar la lógica, aquí hay implicadas demasiadas emociones y no son precisamente mi campo de especialidad.

Es entonces, mientras sigue mirando las distintas líneas de mi palma de manera concentrada, cuando giro la mano lentamente hasta dejarla boca abajo sobre la suya, deslizándola después como si de un símil de caricia se tratara hasta desprenderme de su contacto de manera definitiva con estremecimientos que me recorre el cogote -¿Por qué te preocupas tanto? Apenas me conoces, es probable que me merezca muchas más cosas de las que eres capaz de imaginar- lo sé, sé que debería esforzarme en fingir que soy perfecto y apropiado para ella porque realmente es difícil toparme con alguien que me agrade, pero nunca se me han dado bien ese tipo de cosas y supongo que es precisamente por verdades como estas.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Dom Ago 07, 2011 12:18 pm
¿Qué clase de vida ha tenido? Era algo por lo que sentía curiosidad. Era como una enorme caja de secretos que estaba a su lado, pero que era imposible abrir. Además sentía que tenía que ir haciendo las preguntas en los momentos adecuados, que era preciso que fuera de esa manera. Adelantarse solo significaría problemas o directamente silencio. Le miró a los ojos como si de esa manera pudiera llegar a saber cuántas veces había estado en peligro y de qué manera. Le gustaría preguntárselo, pero finalmente decidió por la opción quizá más cobarde: apuntárselo como una nota en su cabeza y preguntárselo cuando hubiera más confianza. La confianza era fundamental, sobre todo entre hechiceros. Viviane muchas veces creía que eran incluso más desconfiados y retraídos que los humanos o mundanos como les gustaba llamarles: aquellos que directamente no tenían ningún poder de capacidad mágica, ningún Don —o maldición para según el que hablaras—.

Sonrió ante sus palabras negando por un momento para sí. Oh, sí, podía ser un verdadero castigo porque en ocasiones se ponía excesivamente pesada. Quizá fuera algo que había heredado de su abuela —que podía ser el doble o triple de pesada que ella— cuando había por el medio personas que le importaban. James estaba justo en el limbo, no sabía demasiado bien qué pensar de él o, mejor dicho, por qué se preocupaba de esa manera más allá del hecho de que no se sentiría bien si le sucediera algo por su culpa. Sintió un ligero cosquilleo al sentir cómo retiraba la mano, estando a punto de cerrarla, pero simplemente la giró mientras se quedaba pensativa ante su pregunta.

La verdad es que en un primer momento lo hice porque mi abuela había visto algo en ti.—y ella se fiaba completamente de la intuición de su abuela. — Pero según te conozco me doy cuenta de que hay mucho más allá dentro. Mira, todos hemos hecho cosas en el pasado, todos hemos tenido fallos, y todos hemos tenido tropezones. Nadie es perfecto, al contrario. Igual es muy idealista lo que te voy a decir, pero yo me guío más por cómo te estás comportando ahora mismo y me gusta lo que veo.—se encogió por un momento de hombros moviéndose hacia atrás. — Es cierto que no te conozco demasiado, que podrías ser cualquier cosa, incluso un asesino en serie, pero me caes bien y creo que puedo ayudarte.—su rostro que había estado serio hasta ese momento cambió por un momento hasta que una ligera sonrisa apareció en sus labios mientras le miraba. — Aunque tengo la sensación que eres incluso más cabezota que yo, cosa que no se da muy a menudo.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Dom Ago 07, 2011 1:19 pm
Tras retirar la mano, dejo ambas encima de mis propias piernas, por debajo de la mesa, aunque no puedo vitar mover los dedos de la mano izquierda con un ligero cosquilleo que no tiene nada que ver con la pérdida de circulación. Esta vez se trata de otra cosa, algo que cesa su efecto enseguida pero que consigue dejarme casi tan pensativo como ella. Supongo que esto es en lo que consiste el "contacto humano". Más o menos... Estoy tan abstraído con mis propias tonterías que no vuelvo la vista hacia Viviane hasta que empieza a hablar. No esperaba que me diera una respuesta demasiado extensa pero nuevamente me equivoco porque ella tiende a salirse de mis esquemas habituales.

La verdad es que sigue equivocándose porque lo que he hecho no ha sido por error o producto de fallos. He matado y asesinado sabiendo lo que hacía, aunque tampoco por simple y puro placer. No me regodeo en el sufrimiento y dolor ajeno como algunos pero tampoco acostumbro a sentir lástima o compasión por dichos sentimientos. Acostumbro a mantenerme en un punto medio de la balanza, relativamente equilibrado, así he subsistido durante décadas y no creo que vaya a ser capaz de cambiarlo porque decantarse demasiado hacia un lado supondría asumir una cantidad de sentimientos y responsabilidades que no quiero. O eso creo, porque tampoco se puede decir que los haya experimentado demasiado pero tuve suficiente con lo que vi en el pasado.

Su afirmación alegando que le gusta lo que ve es tan natural y tranquila que me hace sentir estúpido, como un niño pequeño. Porque mientras ella sigue hablando como si nada yo me muevo en la silla sin saber demasiado bien hacia done mirar, como si buscara un agujero en el que poder esconderme para que dejara de verme. Caerle bien... suena demasiado surrealista para alguien que se refiere a mí, ni siquiera he hecho nada para merecerlo. Al menos que yo sepa.

-Supongo que estoy demasiado acostumbrado a salirme con la mía- respondo en una especie de justificación que acompaño de un encogimiento de hombros. Después me mantengo callado planteándome si debería decir algo más después de todo lo que ella ha explicado pero no me siento capaz de hablar sobre lo que ella me transmite porque ni siquiera estoy seguro de lo que es así que termino por adoptar una expresión algo más seria antes de cambiar de tema -He estado preguntando entre mi escaso círculo de conocidos y todo sigue apuntando a que tu hermana tuvo algún tipo de encuentro con los Equites, ya sabes lo que eso implica...- muevo los dedos sobre mis piernas de manera inconsciente. Hablar de muertes y secuestros entorno a su hermana no resulta un tema de lo más ameno pero tarde o temprano tenía que decírselo.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Dom Ago 07, 2011 6:18 pm
Algo que le gustaba del hombre que tenía sentado en su pequeña trastienda era su sinceridad. No se trataba de algo muy habitual en el tiempo en el que se encontraban y para Viviane resultaba algo refrescante. Muchas veces había tantas máscaras puestas, tantas cosas que no se decían, que podía llegar a ser agotador. James, en ese sentido, parecía ser mucho más directo, sincero y sin artificios. Más natural, quizá. Respiró hondo durante unos instantes mientras le miraba con gesto pensativo. Sí, era mucho más sincero de la mayor parte de la gente, al menos desde el punto de vista de Viviane que tampoco es que le conociera demasiado.

Sabía que hacerse un cuadro de una persona por las pocas visitas que había tenido de él en la tienda era parcial, seguramente solo un trocito del lienzo completo de la personalidad que tenía delante de ella, y aun así se sentía cómoda. Eso no era algo que ocurriera con todas las personas, es más, por regla general aunque se mostraba extrovertida con todo el mundo tendía a levantar una serie de barreras que la impedían pasar a un nivel más personal. No siempre sacaba el tema de su familia con las personas con las que se encontraba, era un tema demasiado personal.

Entonces llegaron sus palabras y un escalofrío la recorrió. Sabía que si Morgaine se había cruzado con aquel Equites, y todo parecía indicar que sí, habría tenido problemas y de los gordos. El cabrón era un auténtico psicópata. Ni siquiera el Fae le había aterrorizado de la misma manera que aquel maldito humano, aquel Equites. Se estremeció de nuevo mientras intentaba respirar con comodidad porque en su mente habían aparecido imágenes que ya había visualizado con anterioridad. Maldita fuera, era muy diferente pensarlo a escucharlo de las palabras de otra persona.

En un acto puramente reflejo se abrazó a si misma mientras le miraba intentando mostrarse serena. Joder, que no era como si no lo supiera o la información le hubiera llegado de pronto, sino que se trataba de algo que se esperaba, algo que estaba claro que llegaría antes o después. Se mordió el interior de la zona del labio inferior por un momento.

Perdón, creo que ando exagerando.—sabía que él podría ver con claridad cómo la firma mágica, su aura, se había agitado ante la noticia. Era un hechicero a fin y al cabo. — No me sorprende la noticia, pero de todas formas… me entristece y quiero creer que sigue viva en algún lado, que quizá no haya podido ponerse en contacto porque necesita recuperarse o por no ponerme en peligro.—le miró entonces, intentando sonreír de nuevo. — Soy una ilusa, ¿no?

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Dom Ago 07, 2011 8:23 pm
No puedo evitar fruncir ligeramente el ceño tras la reacción de Viviane aunque esta vez no se trata de un gesto impulsado por el enfado o la incomodidad así que no estoy seguro de qué lo genera exactamente. Creo que no me gusta verla así, vulnerable e incluso asustada, aunque sea por su hermana. No soy capaz de adivinar lo que debe de sentir ya que nunca he tenido un vínculo demasiado estrecho o afectivo con nadie, incluido mi padre al que sigo odiando hoy día, pero por el movimiento de su propia aura y sus gestos queda claro que se trata de algo que la afecta y aflige. En cierto modo desearía no haberlo dicho, no haber sido el causante de ello, pero tampoco creo que hubiese sido positivo para nadie guardarme esa información por más tiempo.

Tras su última pregunta le dedico una sonrisa un tanto triste por no poder decirle lo que realmente querría escuchar. Al menos no de forma sincera aunque si lo que quiere es una mentira puedo dársela -No conozco a tu hermana ni sus capacidades pero supongo que sí, hay una remota posibilidad de que esté escondida en alguna parte...- accedo a su idea aunque como ya he dicho la posibilidad es ínfima, pero no imposible -También deberías tener en cuenta otra cosa- y tras decirlo desvío la mirada hacia la mesa moviendo los dedos sobre ella un tanto incómodo por tener que decirlo en voz alta -Si se topó con los Equites y no consiguió vencerles pero tampoco la mataron, seguirá encerrada en alguna de sus instalaciones- trago saliva con fuerza ya que mucho me temo que esto no será agradable de digerir -Pero no sería muy prudente intentar nada sin estar seguros del sitio exacto...- añado enseguida, volviendo a mirarla con seriedad. Sus opciones para hacer algo al respecto son muy reducidas al no disponer apenas de pistas o hilos de los que tirar así que dependerá básicamente de lo dispuesta que esté a arriesgarse.

-S-Si necesitas algo...-
empiezo a balbucear con cierta torpeza que me obliga a enmudecer y dejar la proposición un poco en el aire para no terminar perdiendo toda mi dignidad. Supongo que con eso es suficiente para que lo entienda, es lo suficientemente lista y atenta. Después permanezco en silencio unos segundos y tras acariciar distraídamente mi corbata y mi chaleco como si pretendiera colocarlos todavía mejor vuelvo a hablar -Será mejor que me marche para que puedas pensar sobre todo esto...- sugiero creyendo realmente que lo que querrá es quedarse a solas después de hablar sobre un tema tan íntimo y personal.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Dom Ago 07, 2011 11:36 pm
En cierta manera sus palabras la reconfortaron, para servían las mentiras piadosas por mucho que la otra persona supiera que seguramente lo dicho no fuera verdad. Viviane sabía que si Morgaine se había encontrado con un Equites —y más con ese maldito Equites—, no hubiera tenido demasiadas posibilidades. Y no porque Morgaine fuera una inepta ni mucho menos, tenía un buen control sobre su Don, pero era cierto que los Cazadores también tenían un numeroso número de trucos, cada vez más alto, para poder protegerse y contrarrestar. Si no tenían problemas suficientes con los Equites ahora los malditos Fae también parecían interesados en ellos. No, desde luego que no era nada fácil sobrevivir y menos desde la profecía. Era como si de pronto todos los engranajes se hubieran puesto en funcionamiento a la vez impidiendo llevar una existencia tranquila.

Y a Viviane le gustaba la tranquilidad. Demasiado quizá. Atrás habían quedado buena parte de la vida aventurera que había tenido cuando era más joven. Le había gustado viajar de un lado para otro, conocer cosas nuevas, gente nueva, cultura nueva, pero se estaba dando cuenta que desde que se había instalado en Londres ese ansia comenzaba a bajar al mismo ritmo que iba echando raíces. Aquello la asustaba porque había estado acostumbrada a viajar ligera de equipaje, como se solía decir, en todos los aspectos de su vida, pero también sabía que precisamente por esa forma de ser se había perdido gran parte de la vida de las personas que quería.

No estaba demasiado dispuesta a que volviera a suceder eso.

La verdad es que no había pensado en esa posibilidad y no me hace demasiada gracia.—reconoció mientras le miraba con el ceño ligeramente fruncido. —
No quiero ni imaginarme lo que son capaces de hacer si tienen a alguien en su base…—fue entonces cuando él dijo que igual era mejor marcharse y le miró a los ojos. No sabía cómo demonios lo hacía, pero siempre terminaba llevando la conversación hacia sus problemas personales. Se movió sin darse cuenta de lo que estaba haciendo para cogerle la mano por un momento en un gesto de confianza. — Gracias James, de verdad y… no me importa que estés aquí, pero tampoco quiero retenerte si tienes algo que hacer.



avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Lun Ago 08, 2011 2:06 am
Opto por no añadir nada a sus pensamientos en voz alta. Yo también he oído muchos rumores acerca de lo que pueden hacer los Equites que deciden experimentar con hechiceros, probablemente se trate de experimentos y pruebas peores que torturas, pero eso no es necesario pronunciarlo para terminar provocándole más preocupación. Ella lo sabe tan bien como yo así que tendrá que procurar conseguir más información a pesar de que yo intente ayudarla mínimamente.
Es entonces cuando me levanto de la silla para inmediatamente después sentir su mano entorno a la mía. Las primeras en reaccionar son mis piernas que tiemblan y me hacen pensar que me voy a caer redondo al suelo pero por suerte ese efecto sólo dura un instante y me sobrepongo a él casi de inmediato sin que se note.

-No es eso, es que... creo que deberías pensar sobre lo que acabamos de hablar seriamente. Vas a tener que tomar una decisión al respecto si no quieres limitarte a dejar que el tiempo siga pasando. ¿Seguirás esperando una llamada que no llega o serás tú la que se pondrá en marcha? Evidentemente la segunda opción acarrea muchos riesgos...- me quedo observando entonces con fijeza durante unos segundos, aprieto con suavidad sus dedos entre los míos como si así pudiera mostrarle una ínfima parte de mi apoyo y finalmente vuelvo a soltarla -Sabes dónde está mi librería así que puedes pasarte por allí si necesitas hablar... o lo que sea- le dedico una tenue sonrisa y después opto por ponerme en marcha en dirección a la cortina, tomándomelo con calma para que tenga el tiempo suficiente de levantarse y acompañarme como suele hacer siempre debido a su encantadora educación, esa que sólo brindan los años de experiencia.

off: en el próximo post empezaré la "juerga"
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Lun Ago 08, 2011 12:27 pm
Sí, acarreaba muchos riegos, pero también sabía que tenía que hacer algo. En un movimiento suave se incorporó para ponerse delante de él. Tenía razón, no podía quedarse de brazos cruzados como había estado haciendo esos últimos meses. El llamar a sus conocidos estaba claro que no había servido para absolutamente nada, así que le tocaba mover el culo e intentar encontrar una solución. Respiró hondo mientras le miraba. Le había dado mucho en lo que pensar en aquel momento. Era la primera persona que le había dado una sacudida y le había dicho las cosas claras. Muchas veces la gente de su alrededor consideraba que por su forma de ser no podría enfrentarse a lo obvio, pero no era así. Viviane era fuerte, aunque muchas veces pareciera tan frágil como una rosa. Nadie debía olvidar que las rosas también tenían espinas con las que defenderse.

Correspondió al apretón de él con uno propio y una sonrisa, para después soltar la mano dejando que se mueva hacia la cortina. Toma entonces un botecito con las partes de las distintas plantas que tenía preparado por si acaso. No quería hacerlo esperar como había pasado en la anterior ocasión y se dirige con él hacia la cortina apartándola para que pase.

Sí, sí, se dónde es, espero poder ir puesto que siempre vienes tú a visitarme.—dejando caer la cortina una vez que él pasa se dirige hacia la puerta principal sin mucha prisa por llegar y se detiene en la misma para girar la llave y mirarle. —Toma y no te pases demasiado con las dosis ¿de acuerdo? Cualquier cosa sabes que estoy aquí.—se queda por un momento mirándole y finalmente abre la puerta echándose hacia un lado para dejarle pasar con comodidad. —Y gracias de nuevo, tienes razón, no puedo quedarme eternamente esperando una llamada que puede que no llegue.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Lun Ago 08, 2011 4:08 pm
-Eso espero, así podremos organizar una firma de autógrafos- propongo burlonamente cuando menciona el aparecer ella misma por la librería. Seguramente los clientes se quedarían mirándola como si fuera un extraterrestre, acostumbrados a mi sola presencia y un tipo de personas algo más introvertidas, pero tampoco es que me importe su opinión. Recibo entonces el pequeño frasco con mis dosis, a bien seguro que calculadas para que no me duren demasiado en caso de abusar de ellas -Si me lo pides tú intentaré portarme bien...- acabo accediendo de manera sumisa pero la sonrisa traviesa que dibujo deja en duda si lo he dicho en serio o no y ahí radica la gracia del asunto. La verdad es que puede que hasta le haga caso ya que ha sido la única que ha mostrado algo de interés por mi bienestar en muchísimo tiempo pero eso no significa que ella vaya a saberlo. De hecho no me conviene, eso podría llevarla a manipularme de algún modo o, aún peor, que intentaran usarla en mi contra de alguna manera extraña y traicionera.

Me despido con una suave inclinación de cabeza y finalmente abandono el local pero apenas he pisado los adoquines de la acera cuando "algo" se me viene encima. Ni siquiera tengo tiempo de ver lo que es pero mi instinto me impulsa a crear un escudo con mi propia energía que consigue hacer rebotar un pequeño objeto a la altura de mi cabeza. Está claro que podría haber muerto justo en ese instante... otra vez. Es entonces cuando puedo observar mejor el fondo de la calle, en la cuál un tipo vestido con indumentaria oscura y la cara cubierta casi en su totalidad sigue apuntándome con una ballesta. Al principio me quedo en blanco pero enseguida comprendo que está cazando. Cazándome, para ser más exactos.

Por desgracia esta vez no he sido lo suficientemente hábil. Mientras observaba al Equites intentando reconocerle o averiguar su propio movimiento él ya había disparado otro virote que impacta de lleno en mi costado izquierdo córtandome la respiración durante un par de segundos. Me encojo sobre mí mismo, llevándome las manos a la herida sangrante, e inevitablemente las piernas me fallan dejándome caer al suelo estrepitosamente mientras todo se vuelve un tanto borroso, confuso y frío. No es la primera vez que siento un dolor así de desgarrador, de hecho he sufrido algunos mucho peores, así que aunque un quejido se me escapa entre los dientes ese es el único sonido que emito antes de fruncir el ceño y limitarme a quedarme tumbado en el duro asfalto, mirando de reojo y con disimulo la puerta en la que todavía permanece Viviane.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Lun Ago 08, 2011 5:24 pm
Hasta luego, James.

Estaba a punto de cerrar la puerta cuando notó la variación en el aura de James. Por un momento se quedó inmóvil sin saber qué estaba sucediendo ni por qué había hecho aquel movimiento. Desde el lugar donde se encontraba no se vislumbraba con claridad el callejón desde donde el Equites estaba disparando. Fue cuando escuchó un ligero tintineo al caer que se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. Se movió entonces hacia delante para salir de la protección de la tienda e intentar localizar de dónde venía el disparo casi en el mismo tiempo en el que veía caer a James al suelo.

Oh, maldita sea.—masculló mientras se movía hacia delante con rapidez al tiempo que su aura comenzaba a brillar con fuerza para aquellos que fueran capaces de verlos.

El Equites se encontraba en un callejón y agradecía que no hubiera gente ese momento, o mejor dicho que Le Mystique estuviera ligeramente apartada de los lugares más populares por donde solía ir la gente. Se agachó junto a James mientras que hacía que el aura se extendiera para formar un pequeño campo a su alrededor que les serviría de escudo aunque también sabía que al estar destinando la energía a ello no podría utilizarlo para defenderse llegado el caso. Por otro lado, necesitaba llevar a James a un lugar, cualquiera que fuera.

Déjame ver James… ¿puedes moverte?—preguntó poniéndose a su lado mientras vigilaba hacia donde se encontraba el Cazador. No había sido el movimiento más inteligente, pero también tenía claro que no iba a dejar a James tirado en el asfalto mientras que era cazado.

Por el rabillo del ojo controló la posición del Equites. Viviane no era una luchadora, es más, siempre había preferido esquivar ese tipo de encontronazos. Podía comportarse de forma valiente, pero siempre haría lo posible por evitar el llegar a luchar. En ese momento se encontraba intentando ayudar a James mientras que mantenía el escudo a su alrededor con la clara intención de moverse de allí. La tienda estaba a su espalda, cierto, podía ser un buen lugar para resguardarse y podrían salir por la puerta del fondo, la que daba a otro callejón lateral. Quizá fuera la mejor de las opciones, pero tampoco podía ella sola con el cuerpo del hombre si él no la ayudaba.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.