Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttp://illiweb.com/fa/pbucket.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

El rock no te salvará {Frederick M.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Frida Schneider el Jue Ago 11, 2011 5:59 pm
Frida notaba cada musculo de su cuerpo tenso. Después de horas entrenando a un puñado de chavales con las hormonas desbocadas y otras tantas en el gimnasio, no era para menos. Por no hablar de que su cabeza estaba aturdida de tanta estupidez emanante de los mismos chiquillos de los que se encargaba. Tal vez se pasaba un poquito con ellos, pero así sería mejor, no cometerían fallos y no se dejarían engañar: la vida no era fácil y acabar con los seres mágicos tampoco. La rubia alemana solía escoger el Club Disturbia para olvidarse un poco de todo y tal vez llevarse una bonita presa a su cama; por no decir que también se había encontrado allí a alguna que otra “molestia” con la que había acabado en un santiamén. Era un sitio moderno y con buena música; no podía pedir más. Y también era frecuentado por gente interesante y atractiva. Sinceramente, lo tenía todo. Tal vez aun le faltaba clase… pera era difícil mezclar la buena música con la elegancia. Frida estaba embutida en un precioso corpiño de encaje lila y unas mayas de cuero moradas; el calzado estaba formado por unas botas por la rodilla de charol negro con tacón grueso y puntiagudo. Los accesorios eran un “Brazalete de los Dioses” y alhajas sin importancia, pero si de un buen precio. Tenía también su daga de adamantino en la bota y una de sus pistolas frías en la otra. Sexy y letal.

Nada más llegar al local escuchó algo de música que le hizo sonreír: Nirvana. La noche empezaba prometedora. Dejó que su cuerpo se fuera relajando a la par que sus sentidos estaban alerta. En la cabeza llevaba un “Ojo de águila” camuflado como una simples gafas de sol a modo de diadema. Obviamente no iba a acostarse con alguien sin comprobar antes si era algún tipo de engendro mágico. Pero sin duda, la voz de Kurt Cobain lograba derretir parte de aquel escudo. Una sensación de confort comenzaba a adueñarse de ella, a la par que una sonrisa se adueñaba de sus labios. El local estaba bastante lleno y tenía que ir haciéndose paso entre la multitud mientras sus ojos buscaban no solo posibles trampas, sino algo atractivo que llevar a su casa. Predominaban jóvenes de todo tipo, pero también había maduritos y maduritas; lo único que solía escasear era ya gente de avanzada edad. Al ser viernes la edad media descendía hasta los ventipocos, pero entre semana solía rondar los treinta. A Frida le gustaban los jovenzuelos, no voy a mentir, pero los maduritos tenían su encanto. Finalmente, consiguió llegar a la barra y en menos de un segundo se adueñó del único sitio libre que quedaba.—Un par de chupitos de Tequila, por favor.—pidió mucho más amablemente que de costumbre, sacando una expresión confusa a la barman que ya la conocía.

No tardó en volver con el tarrito de sal, el limón cortado y dos vasos pequeños con el líquido marrón dentro. Frida observó con ojos golosos el aroma que desprendía la bebida. Los pagó rápidamente, antes de que se fuera. Ella siempre preferiría el Vodka—ya fuera el blanco o el negro—pero el Tequila últimamente tiraba de ella mejor. No se permitía acabar borracha, por pura seguridad, por lo que con DOS chupitos bastaría. Algo para acabar con la molesta sensación de cansancio, pero sin inhibirla por completo. La rubia movió su cabello para ponerlo a su espalda y sonrió pícaramente antes de ponerse algo de sal en la mano. Chupó la sal, bebió el vasito de un trago y mordió el limón. Sinceramente, perfecto. Lo que necesitaba. Observo acariciando con la mirada el vaso que aun estaba lleno encima de la mesa, justo en frente. Mientras repetía la acción con este chupito, la pareja que había tenido a su derecha se levantó riendo con esas carcajadas típicas de los borrachos a lo que solía ser “la pista de baile”. La razón era simple, Nirvana había dejado paso a algo más movidito y los jóvenes apenas podían quedarse quietos. Frida los miró con cierto desprecio… Nirvana estaba mucho mejor.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Equites Aureis# Guardianes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick Mortimer el Jue Ago 11, 2011 6:34 pm
Mi plan, un laborioso plan que no sabía si iba tan bien como yo mismo creía, una paradoja ilógica para algunos el hecho de pensar que pudiese estar tan afanado en que mi plan iba bien y por otra parte creyendo que iba demasiado bien y no me debía dormir, solo para necios. Nunca me confiaba en nada y esa noche no era para menos, allí había algo a lo que había seguido desde hacia días para algo, no solo por Jordan, ese necio estúpido, sino para ver los peces gordos de la organización. Seguir al niño y a la Sabia, me había hecho llegar hasta... ella, auqnue mas bien a ella había llegado por parte de sus alumnos mocosos y novatos que habían enviado en algunas misiones aparentemente fáciles que habían acabado con mi espada y rebanarles el cuello de una forma rápida e indolora, aunque algunos más bien morían de miedo o desangrados puesto que los dejaba así... otros como en el caso del muchacho que habló de esa mujer habían sufrido mas de lo que alguien podría haber sufrido... alguienq ue había vivido la muerte a su alrededor con sus propios ojos.

Frida Shneider... guardían e instructora de los Equites, una mujer que por lo que había observado esos últimos días, era eficaz , implacable, una rival digna, pero de la cual no iba a morir bajo mi espada, demasiado apreciada quizás, merecía la muerte como cualquier sucio equite, pero su trabajo me complacia a medida que les hiba dejando sin novatos. Otra de las caracteristicas de la bien entrenada chica era que fue capaz aun siendo bastante sigiloso y manteniendo métodos muy bien usados que ella sabía que alguien la seguía, me había mantenido oculto, que supiese no querría decir que me viese, pero la había visto tomar demasiadas precauciones incluso había intentado tomarme por sorpresa agarrándome en un callejón. Pero fue a otro, yo me había percatado de su intención y en esa ocasión fuí más rápido.

Pasando a la noche, un club de bebidas... un bar... pero con una música estridente y estraña que me recordaba mucho al ruido que hacían muchas espadas al vibrar al unisono, no dudé en entrar, quince minutos después que la chica, unos ropajes anchos negros, mis dos espadas de admantino ocultas dentro de mis ropajes, así como ningun arma más, yo había visto lo que llevaba, interesante... ¿Cómo sabía que un Fae la seguía? Llevaba todas las armas que nos hacían daño... era inteligente o les dábamos mas respeto que los hechiceros normales... seguramente puesto que eramos mucho más poderosos... aun así había captado donde tenía todas sus armas y había intuido donde tenía más. Me acerqué a la barra lentamente, mi aspecto me hacía pasar desapercibido, al menos en vestimentas y la barba, quizas... mi edad y mi aura me delataran, pero por suerte el admantino... no nos detectaba... por suerte... yo lo olía y si lo notaba como nuestro buen enemigo:

¡Whiskey!... por...-no terminé la frase... no iba a pedirle por facor nada a un asqueroso humano... ni a otros asquerosos humanos que allí se encontraban, miraba a todos, no me fijaba en uno concreto y menos aun en Frida... uno me preguntó si no tenía calor... a lo que basicamente contesté-Al revés... soy de un lugar demasiado cálido como para tener calor en este lugar...- tras eso me separé de este último asqueado y me coloqué mirando la pista de baile. Donde había muchos jóvenes humanos bailando de una forma extraña para mi.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Naturales# Milicia# General

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.