Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» LET´S FLY TOGETHER (ELITE)
Sáb Feb 04, 2012 2:10 pm por Invitado

» 27 almas de guerrero
Sáb Ene 21, 2012 4:14 pm por Destino

» Personajes Cannon {Fae}
Jue Dic 15, 2011 7:23 pm por Ruth M. Lorderyan

» C.H.A.O.S. Foro Rol - {Élite}
Jue Dic 15, 2011 4:51 pm por Invitado

» Live Your Dream [Cambio de Botón - Elite]
Jue Dic 01, 2011 10:17 pm por Invitado

» Munso Mágico Latino - Afiliación Élite.
Lun Nov 21, 2011 8:10 pm por Invitado

» Angriffe {X} Normal {X} Foro Nuevo
Miér Nov 16, 2011 5:46 pm por Invitado

» Un crepúsculo diferente; ya nada será como antes [Afiliación normal] Foro Nuevo
Mar Nov 01, 2011 3:47 am por Invitado

» Ao no Yume {Afiliación ELITE}
Dom Oct 23, 2011 12:01 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 30, 2015 12:21 am.
proximamente
ROLTop4Us Roleplay Monster
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa TokyoKisekiA Wizard's Path ESImage and video hosting by TinyPicTwilight MoonPIRATAS DEL CARIBE ROL<Photobucket http://img40.imageshack.us/img40/4930/3535pettyfertumblrlh8sf.jpg Image and video hosting by TinyPicborder=Prophecy Of Lovehttp://illiweb.com/fa/pbucket.gif Live Your Dream Priori IncantatemtTeatro de los vampiros

If you were here I'd never have a fear [Viv & James]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Sáb Ago 20, 2011 5:03 pm
Por extraño que parezca en esta ocasión concreta el vuelo ha sido lo más fácil y rápido. Cierto que hemos tenido que estar horas antes para facturar y todo ese tipo de contratiempos incómodos pero una vez hemos aterrizado el trayecto se ha ido volviendo más surrealista y a ciegas. Aunque por suerte es algo que ya teníamos bastante en mente dado que apenas llega a 200 habitantes. ¿Cómo era el nombre...? Skotsko, a ver quién demonios ha oído hablar de él alguna vez. Yo desde luego no, y no me considero el tipo más inculto con el que te puedas topar.
Tras el avión llega el tren y de ese tren enlazamos con otro en cuya estación terminamos cogiendo un autobús hasta otra población en la que conseguimos alquilar un todoterreno y unas vagas indicaciones para llegar a nuestro destino.

Spoiler:

Las carreteras al principio son un tanto estrechas pero no hay problema para conducir a través de ellas sin embargo tras apenas media hora se van volviendo más inestables, llenas de recovecos y de señales con precaución debido a los posibles pasos de animales -Venga ya, ¿otra vez?- comento un tanto frustrado e impaciente cuando me veo obligado a frenar por quinta vez debido a un rebaño de ovejas diseminadas por la carretera y por todo el monte que la rodea. Las dos primeras veces ha tenido su gracia pero ahora empiezan a agotarme la paciencia a pesar de que me limito a resoplar y a apartarme el pelo de la cara.

Después de casi ocho horas de viaje en total, distinguimos la costa en el horizonte y anclado en la falda de unas colinas verdes está nuestro destino, Skotsko, al fin. Detengo el vehículo en la entrada del pueblo ya que ambos deducimos que tampoco puede ser demasiado grande, y recojo mi escaso equipaje compuesto tan solo por una bolsa deportiva grande que cuelgo de un hombro.

Spoiler:

El pueblo es tranquilo, apacible, agradable... incluso demasiado. La verdad es que por la calle sólo hay una anciana que barre su tramo de acera empedrada mientras nos fulmina con una mirada analítica y un perro de aspecto desaliñado que enseguida que nos acerca tranquilamente para olisquearnos con curiosidad. Le miro de reojo sin prestarle demasiada atención y me limito a entrecerrar los párpados para intentar distinguir algún cartel a través de la calle en la que nos encontramos. Supongo que la posada debería ser visible pero quién sabe -Disculpe...- empiezo a decir con intención de acercarme a la anciana que en cuanto ve que me dirijo a ella da un respingo y se mete en su casa cerrando con un portazo sonoro -Genial...- musito por lo bajo, armándome de resignación para finalmente centrarme en Viviane -Empiezo a dudar que sea suficiente con un fin de semana- comento torciendo un poco el gesto para seguidamente encogerme de hombros. Por suerte ambos poseemos negocios propios así que supongo que no importa demasiado si nos tomamos unas pequeñas "vacaciones" más largas de lo planeado -Quizá si hablas tú con ella te haga caso- señalo vagamente con la cabeza la casa en la que aquella anciana se ha metido y opto por moverme hasta un banco cercano en el que me dejo caer con las manos en los bolsillos de la chaqueta -Seguro que una chica con cara de buena le parece de mayor confianza que.... Yo- río por lo bajo y me limito a esperar. Otra vez.

Spoiler:


avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Sáb Ago 20, 2011 6:19 pm
Viviane se había esforzado por mantenerse atenta y despierta, aunque la verdad es que el viaje se había hecho tremendamente largo. Era como dirigirse directamente al fin del mundo y por mucho que el paisaje fuera precioso —y lo era para el gusto naturalista de Viviane—, la verdad es que estaba deseando bajarse del coche. El lugar era cuando menos pintoresco. Podía entender, sin embargo, la razón de por qué un hechicero lo elegiría como lugar permanente de estancia. Bajó del coche tomando del maletero una bolsa de deporte porque hacía tiempo que había descubierto que las maletas eran un incordio para según qué lugares y cerró mirando por un momento a su alrededor.

Tomó aire por un momento notando cómo el conocido olor a contaminación de Londres no estaba sino que olía a limpio, algo que le hizo sonreír de nuevo y provocó que la energía pareciera volver con rapidez de nuevo. Junto con James se dirigió entonces hacia el pueblo. Era como se lo había imaginado, pequeño y bonito, aunque la reacción de la anciana no había sido del todo acogedora. Estaban en lo más profundo de Escocia donde, claramente, no se confiaba demasiado en los extranjeros. Estaba segura de que en cualquier momento alguien saldría gritando “sassenach”* a pleno pulmón con una claymore. Negó por un instante, quitándose esas imágenes de la cabeza que no llevarían a ningún lado y que desde luego solo indicaban el punto de cansancio que podría acarrear.

Veamos a ver si hay suerte.—le sonrió por un momento, estaba claramente mejor. Las ojeras habían desaparecido y aunque no estaba acostumbrada a verle con el pelo de ese color le daba un aspecto más joven y quizá desenfadado. Sacó las manos de la cazadora que llevaba sobre una simple camiseta y unos vaqueros en un intento de estar cómoda en el viaje, acercándose hacia la puerta por la que había desaparecido la anciana. Pudo escuchar con total claridad el movimiento detrás de la misma e incluso juraría que la mirilla se movió. — Disculpe.—alzó la voz para que pudiera escucharla detrás de la puerta. — Solo quiero preguntarle dónde se encuentra la posada.

O algún lugar donde poderse quedar. Si es que había alguno por allí. Miró a su alrededor a ver si la mujer en cuestión abría o no la puerta mientras que se hacía una coleta baja en un gesto más mecánico que otra cosa en un intento de que le viento que parece desatarse no haga que le moleste el pelo.

*Perro inglés/bastardo utilizado por los escoceses para dirigirse a sus vecinos ingleses en épocas de guerra.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Sáb Ago 20, 2011 8:57 pm
Miro con diversión como Viviane se acerca a la puerta y habla a través de ella mientras el perro solitario apoya el morro justo a mi lado, en el banco. Le doy unas torpes palmaditas en la cabeza pero enseguida vuelvo la atención hacia las dos "damas", moviendo las piernas incesantemente en una clara actitud de impaciencia que termina por arquear una de mis cejas de manera exagerada.
El silencio se prolonga durante unos incómodos segundos pero al final la anciana parece ceder y abre una pequeña puertecilla que hay en su propia puerta para mirar a Viviane de manera algo fulminante -Calle abajo y después a la derecha- responde de manera seca y con un acento tan marcado que incluso cuesta un poco entenderla antes de que cierre repentinamente sin demasiada intención de volver a atendernos.

Me levanto entonces del banco y niego con la cabeza -Menuda hospitalidad, ¿eh...?- empezamos a caminar siguiendo las instrucciones de la mujer y tras apenas cinco minutos no nos cuesta demasiado encontrar la casa en cuestión, relativamente bien señalada una vez estás delante. Me quedo observándola con la frente arrugada y noto como definitivamente me encuentro fuera de lugar. Es bonita, a su manera, pero quizá demasiado... ¿idílica? No estoy seguro, sólo sé que consigue hacerme sentir un poco extraño mientras entramos acompañados del tintineo de unas campanillas y somos atendidos de inmediato por una mujer ataviada con un delantal en el que limpia sus manos manchadas de harina. Al menos, y al contrario que la primera anciana, su expresión resulta agradable e incluso amistosa.

Spoiler:

-Buenos días... querríamos dos habitaciones individuales para este fin de semana- miro un instante a Viviane como si pretendiera confirmar que lo he dicho bien y la señora nos observa a ambos sin perder su sonrisa -¡Por supuesto! Pero me temo que no disponemos de habitaciones individuales. Podéis coger una doble o dos dobles, lo que prefiráis, tesoros- deja que decidamos mientras saca una libreta casera de registros de clientes y yo me encojo de hombros hacia mi compañera -Renunciamos a la intimidad o al dinero. Lo que tú prefieras...- lo dejo a su elección, ya que no me gustaría que se sintiera incómoda por querer escoger lo que yo decida, pero no puedo evitar una sonrisa entre traviesa y burlona que consigue arrancarle una risa por lo bajo a la recepcionista que nos tiende un bolígrafo. No voy a negarlo, la idea de compartir habitación con ella me resulta extremadamente tentadora e interesante pero a la vez podría pasar algo de lo que se arrepintiera y eso no me gustaría porque podría estropearlo todo. Sea lo que sea "todo" porque por mucho que a mí me provoque escalofríos su simple roce no se puede decir que realmente haya algo entre nosotros... además de aquel beso que le robé en los pasillos del "Rock Bell" y que si no me equivoco disfrutamos ambos. La verdad es que es bastante confuso, no hemos hablado sobre aquello y no sé muy bien qué pensar al respecto pero tampoco tengo el valor suficiente para tomar la iniciativa de preguntarle al respecto. ¿Y si me dice que no fue nada o incluso un error?, ¿podría soportarlo...?
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Sáb Ago 20, 2011 10:33 pm
El encanto de los lugareños es para ponerlo en la guía.

Puso los ojos por un momento en blanco mientras se movía para ponerse a la derecha de James mientras caminaban por el pueblo. Parecía casi fantasma, no tanto, pero sí que había poca gente por las calles aunque después de haber estado los últimos meses en Londres cualquier lugar le parecería tranquilo. Sin ruidos, sin tráfico y sin polución para Viviane era un lugar precioso, quizá demasiado parecido a aquel en el que se crió cuando vivía en Irlanda. La casita que formaba la posada le hizo sonreír por un momento mientras que se movían hacia delante para entrar en la misma.

El sonido de las campanillas hizo que la sonrisa se ampliara y al ver a la mujer detrás del mostrador automáticamente se sintió cómoda. Miró a James asintiendo mientras que desviaba la mirada por un momento observando cada uno de los detalles, desde dos coquetos sillones separados por una mesita baja donde había revistas hasta la escalera que subía hacía los pisos superiores y que imaginaba que llevaría a las habitaciones. Todo estaba limpio y cuidado, aunque no sabía hasta qué punto los turistas llegarían hasta allí. No parecía un lugar donde hubiera demasiada gente que no fuera del mismo lugar. Volvió entonces su mirada hacia la anciana cuando le dijo que no había habitaciones individuales.

La decisión cae en ella y mira a James por un momento al tiempo que se mueve para coger el bolígrafo. Qué más daba. Seguramente no iban a estar mucho en la habitación y por otro lado casi prefería no separarse mucho de él. Ya se arreglarían como fuera una vez que estuvieran arriba y lo vieran. Mientras que rellenaba los campos necesarios para hacer el registro no pudo evitar que un ligero escalofrío la recorriera de arriba abajo recordando el beso que había recibido no hacía demasiados días y automáticamente el corazón se la desbocó. Se recordó que aquello era una tontería, pero no habían hablado de ello y no sabía si había sido solo un momento… bueno, un momento de lo que fuera o… Por los Dioses, le estaba dando más vueltas de lo que debía.

Una habitación, nos arreglaremos con una.—sonrió a la mujer mientras que esperaba a que James rellenara sus propios datos y tomando la llave que con una ligera sonrisa le dedicaba la mujer. No había sido capaz de mirar a James por el momento, quizá pensara que estaba siendo excesivamente impulsiva o incorrecta o… mierda. Se mordió el interior del labio inferior esperando aunque en cuanto notó el movimiento de que había terminado se movió de forma automática hacia las escaleras.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Dom Ago 21, 2011 2:01 am
Empieza a rellenar los pocos datos que nos solicita la libreta manuscrita y yo continúo observándola por encima de un hombre con curiosidad, sin acabar de entender qué se supone que significa su gesto... hasta que termina por decirlo en voz alta y nuestra anfitriona le cede unas llaves. Entonces relleno mis propios datos, planteándome por un segundo si debería falsificarlos, y en cuanto me giro hacia Viviane ella ya emprende la marcha escaleras arriba así que me despido de la mujer y la sigo un par de pasos por detrás, disfrutando de un perfectísimo primer plano de su trasero en movimiento enfundado en esos tejanos que me dejan poco lugar a la imaginación. Casi me da la sensación de que me está esquivando... pero supongo que sólo son imaginaciones mías.

Una vez en el pasillo superior apenas encontramos puertas, unas cuatro en total. Entramos en la número dos y por tanto en la que será nuestra habitación durante un par de días. Es espaciosa y bien iluminada, con una sola cama pero que aún así resulta bastante amplia. Dejo mi bolsa en la banqueta a los pies de la cama y lo primero que hago es acercarme a una de las ventanas para contemplar las vistas y el paisaje mientras bajo la cremallera de mi chaqueta -Se acercan nubes de tormenta...- comento distraídamente mientras elevo la mirada hacia el cielo grisáceo, a sabiendas de como pueden llegar a ser las tormentas por aquí -¿Has traído paraguas o algo parecido?- pregunto entonces torciendo el gesto, delatando con ello que a mí no se me ha pasado por la cabeza a pesar de que debería haberlo tenido en cuenta. La verdad es que últimamente ando bastante más despistado y distraído de lo normal... pero a la vez más relajado. Contradictorio, ¿verdad?

Spoiler:

Me dejo caer entonces sobre la cama, sentado en el borde de cara a ella, y resoplo sonoramente, dejando patente mi cansancio actual -Podríamos descansar un poco antes de ponernos en marcha... si te parece bien- propongo levantando la vista para mirarla directamente mientras me aparto el pelo de la cara.
Spoiler:

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Dom Ago 21, 2011 2:55 am
Era un lugar pequeño y acogedor, Viviane no se esperaba menos. Estaba claro que el lugar estaba hecho para hacer que las personas que se quedaban allí se sintieran como en casa. Se adentró en la habitación mirando a su alrededor con curiosidad moviéndose con ella mientras se quitaba la bolsa de deporte que dejó junto a la de James, para después desprenderse de una bandolera que quedó en el suelo y que claramente utilizaba de bolso. Anduvo por un momento curioseando por la habitación fijándose en la figura remarcada de él en la ventana cuando habló de nuevo negando un instante.

No había pensado en ello, la verdad.—contestó mientras se quitaba la cazadora para dejarla pulcramente doblada sobre su bolsa de deporte y se queda por un momento pensativo. — Me imagino que habrá algún tipo de tienda de ultramarinos que nos pueda vender un paraguas o un chubasquero o algo por el estilo.

Aunque con la suerte que estaban teniendo seguramente o bien estaría en la otra esquina del pueblo o la tenía la dama que tan bien les había tratado nada más llegar. Sin darse cuenta de lo que estaba haciendo Viviane siguió los movimientos de James una vez más con la mirada, observando cómo se sentaba en la cama mientras que ella se asomaba por un momento a la ventana y finalmente se giraba hacia él. Hizo un ligero mohín al darse cuenta de su cansancio, paralelo en cierta manera al suyo. Habían sido bastantes horas de viaje en distintos medios de transporte y la verdad es que ella no había sufrido la tensión de tener que ir conduciendo hasta allí.

Durante unos segundos no contesta mientras le mira a los ojos, quedándose como siempre sorprendida por cómo se le ven verdes, incluso más claros que en el “Rock Bell”. Parpadeó entonces para moverse hasta sentase en uno de los sofás y agacharse para comenzar a desatarse las botas de montaña que lleva puestas. No es que sea precisamente el calzado más femenino, ni su atuendo al acostumbrado en la tienda, pero por mucho que adore sus vestidos y faldas, tenía que ser práctica.

Has venido conduciendo hasta aquí, debes estar agotado, así que será mejor que descansemos antes de comenzar a buscar.—se quitó con la mano una de las botas para dejarla a un lado dejando escapar un suspiro de alivio y moviendo los dedos en el interior del calcetín. — ¿Has descansado mejor? No tienes ojeras ya.

”Y se te ven muchísimo mejor los ojos… unos ojos preciosos” pensó para si antes de volver a bajar la mirada para desatarse la otra bota antes de incorporarse de nuevo.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Dom Ago 21, 2011 1:48 pm
Chasqueo la lengua con resignación tras saber que ninguno de los dos ha sido lo suficientemente precavido. ¿En qué estábamos pensando? Tampoco parece muy propio de ella no olvidarse en ese tipo de detalles, ¿no? Aunque en su caso no tengo ni la más remota idea de a qué podría deberse así que tampoco le doy mayor importancia -Yo no estoy tan seguro de que por aquí vaya a haber alguna tienda... pero nunca se sabe. Quizá esa mujer de abajo nos preste alguno- probablemente ella sea una de las pocas lugareñas acostumbrada a tratar con extranjeros, se nota a la legua, así que hay mayores posibilidades de que se comporte de manera amable y atenta con nosotros. Sobretodo porque a fin de cuentas somos sus clientes.
Me quedo mirándola esperando algún tipo de reacción pero al parecer ella piensa exactamente lo mismo porque se queda quieta durante unos segundos que se prolongan bastante en el tiempo hasta que rompe el contacto visual para sentarse en la butaca y todo vuelve a su ritmo habitual de siempre. Esos ojos...

-La verdad es que no estoy muy acostumbrado a conducir tantas horas por carreteras de montaña- admito mientras estiro los brazos y empiezo a mover el cuello hasta que varios huesos crujen sonoramente. Entonces me doy por satisfecho y me quito la chaqueta para dejarla a un lado, encima de nuestras bolsas, agachándome después para imitarla en su gesto de desatar mis botas altas y desgastadas aunque más cómodas que cualquier otra precisamente por el hecho de haberse amoldado a mis pies.
-Últimamente duermo bastante bien sin necesidad de hierbas ni pastillas. Me cuesta menos relajarme- me encojo de hombros y me quedo mirando unos segundos mis calcetines negros. ¿Desde cuando sucede eso exactamente? Cada vez que me paro a pensarlo me viene a la mente la noche del "Rock Bell" pero creo que fue algo después... o antes... ¿o sólo me engaño a mí mismo? Al final opto, como siempre, por ignorar los detalles y tumbarme en la cama con un suspiro de alivio y comodidad al cuál el sigue el tintineo de la hebilla del cinturón mientras lo desabrocho y empiezo a tirar de él moviéndome ligeramente -Con una hora debería bastar...- propongo distraídamente mientras miro un despertador que hay junto a mí.

Spoiler:

Turn my headphones up real loud
I don't think I need them now
'Cause you stop the noise out
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Dom Ago 21, 2011 2:50 pm
Asintió pensativa, aunque esperaba que hubiera aunque fuera una pequeña tienda de recuerdos o algo donde poder conseguir un paraguas. No le gustaba demasiado depender de otra persona, lo que le extrañaba es que no se hubiera dado cuenta de que yendo hacia el norte necesitarían algo como aquello. Se mordisqueó el labio con el ceño fruncido preguntándose dónde había quedado su mente organizada y sin encontrar una respuesta clara.

Puede ser, supongo que no seremos los únicos que hayamos venido sin estar preparados contra la lluvia.

Menos mal que al menos sí que se había acordado de coger un par de jerseys por si hacía frío. Sabía que la mitad de las cosas que llevaba en la bolsa terminarían volviendo sin haber usadas, pero nunca se sabía. Y sin embargo no había sido capaz de pensar en algo tan lógico como un maldito paraguas. Negó para sí mientras escuchaba sus palabras terminando de desatarse la bota y cogiéndolas para llevarlas hacia uno de los rincones de la habitación. Si había algo que odiaba era tropezarse con las cosas cuando andaba descalza por la casa —en este caso la habitación— y tenía una gran costumbre de hacerlo.

Aquello era bueno, el hecho de que pudiera dormir mejor, que pudiera relajarse. Sonrió brevemente mirando por la ventana el cielo oscuro que claramente amenazaba tormenta tal y como había dicho James. Y una tormenta fue la que se desató cuando se giró dispuesta a contestarle que una hora estaba más que bien para echar una cabezada. Aunque él no lo estuviera haciendo a propósito el movimiento que hacía provocaron imágenes en la mente de Viviane que le hicieron plantearse hasta qué punto había sido una buena idea el aceptar una habitación juntos. Se le quedó mirando durante unos instantes en silencio hasta que finalmente parpadeó para dirigirse hacia la cama dispuesta a acostarse por el otro lado, carraspeando brevemente un solo instante como si de esa manera pudiera recuperar la voz.

Una hora es buena idea, aunque no puede ser tan difícil encontrar a una persona en un pueblo tan pequeño.—había un rastro de duda en su voz mientas se sentaba en la cama agachándose para quitarse los calcetines dejándoles caer a un lado y moviéndose para finalmente tumbarse dejando escapar un ligero suspiro volviendo el rostro hacia él. — Con suerte la mujer de la posada podrá decirnos dónde vive Louis. —Finalmente se movió para girarse hacia él poniéndose de medio lado, se movió un poco lo justo para que sus dedos llegaran a tocar uno de sus mechones con una leve sonrisa en los labios. — Te queda bien.—dijo, expresando en voz alta un pensamiento que ya se le había cruzado antes en la cabeza.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Dom Ago 21, 2011 4:49 pm
En cuanto el colchón cede ante su peso la miro de reojo, con disimulo, mientras termina de quitarse los calcetines para finalmente tumbarse guardando una distancia prudencial de separación. No me importa, de hecho es lo más lógico, así que me limito a entrelazar las manos sobre mi propio pecho y observo el techo y la lámpara que pende de él, actualmente apagada. Así resulta mucho más fácil olvidar la cantidad de implicaciones e ideas que se me pasan por la cabeza sin cesar ante la idea de compartir cama con ella. Sabía que esto sucedería pero aún así no me resulta desagradable del todo, en el fondo es... divertido. Sí, creo que esa es la palabra adecuada para describirlo y no es una de las que más utilizo en mi vocabulario.
-Probablemente sea la más adecuada para conocer todos los detalles del pueblo... que tampoco pueden ser muchos- reitero lo dicho por ella y asiento vagamente, empezando a parpadear con mayor pesadez hasta que noto como se mueve de nuevo y giro la cabeza hacia ella con mayor atención.

-¿Te gusta? De vez en cuando viene bien un cambio...- miro distraídamente como sus dedos se pierden entre mi pelo pero enseguida me centro en ella, comprobando que también se encuentra un tanto abstraída, puede que incluso adormilada. Es entonces cuando estiro lentamente un brazo para que no se percate del movimiento hasta que enredo mi mano en su cinturón y tiro de él, arrastrando su cuerpo, atrayéndola hacia mí hasta que su vientre se topa con mi cadera provocándome un cosquilleo agradable -¿Y si te dijera que de repente tengo mucho frío....?- pregunto con un tono que pretende ser tentador, acompañado de una sonrisa parcialmente ladeada que sólo precede a mi brazo rodeando su costado hasta llegar al otro lado para terminar apoyando la mano en la cama, justo detrás de ella.

¿Demasiado atrevido? De hecho hubiera podido ir mucho más allá si hubiera sido por mí pero la respeto lo suficiente como para obligarme a refrenarme, al menos parcialmente, hasta estar seguro de que este tipo de gestos no la molestan. En el pasillo del Rock Bell pareció quedar claro que no se oponía a ello pero, ¿quién sabe? No hemos vuelto a hablar sobre aquello y las cosas pueden haber cambiado desde entonces.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Dom Ago 21, 2011 5:24 pm
No podían ser muchos, es más, estaba prácticamente convencida que en esos momentos las líneas de teléfono del pueblo estarían echando humo hablando de los dos chicos jóvenes que habían llegado al pueblo, uno de ellos con el pelo de un llamativo color. Los ojos de Viviane se alzaron con gesto pensativo mientras deslizaba los dedos por un mechón mientras sonreía para sí. Sí, los rumores les iban a preceder y eso no sabía si era bueno o malo. Si Louis no quería ser encontrado, seguramente estaría atento a los mismos y podría esconderse. Aunque la verdad es que estaba un tanto más que concentrada en el tacto de su pelo. Apenas asintió a sus palabras sobre los cambios porque era más que cierto que a veces se necesitaban los cambios.

Hasta que el movimiento hizo que apartara la mirada de su pelo y la fijara de nuevo en sus ojos con un ligero gesto de sorpresa que precedió a una leve sonrisa claramente divertida. Su cuerpo entró en contacto con el de James y su rostro quedó a no demasiada distancia pudiendo contemplar mucho mejor aquellos ojos que habían conseguido ya en un par de ocasiones que se le fuera el santo al cielo. Sin saber muy bien el por qué —o precisamente porque lo sabía— un delicioso escalofrío la recorrió para después provocar una subida de temperatura en todo su cuerpo como respuesta a sus palabras. No se molestó en moverse cuando él terminó por posar la mano al otro lado de su cuerpo salvo para alzar la mirada y arquear ligeramente las cejas en señal interrogativa.

Es normal que tengas frío.—comenzó mientras le miraba con un gesto más serio. — Estamos en Escocia y no estamos acostumbrados a estos climas.—la seriedad de sus palabras era desmentida por el brillo pícaro de los ojos claros. — Habrá que buscar … la manera de que se vaya ¿no crees?

La misma mano que unos instantes antes había estado acariciando su pelo, se movió hasta su mejilla acariciándola al tiempo que se estiraba ligeramente hacia arriba hasta estar a un suspiro de sus labios, deteniéndose solo un instante antes de acortar el espacio que la separaba esperando, de corazón, que James no se echara hacia atrás. Había sabido interpretar bien todas las señales ¿verdad?

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Dom Ago 21, 2011 7:40 pm
Cuando compruebo como a pesar de todo permanece en el mismo sitio que la he dejado sin titubear, limitándose a devolverme una de esas miradas tan intensas e hipnotizantes que la caracterizan, no puedo evitar sonreír entre satisfecho y complacido, algo más aliviado que hace un momento ya que a fin de cuentas he corrido el riesgo de ser rechazo o incluso de provocar una situación un tanto incómoda. Pero ahora no me arrepiento, ha valido la pena a pesar del escaso porcentaje de acierto del que disponía y que aún así ha terminado por cumplirse.
Empieza a hablar entonces con esa extraña seriedad que consigue hacerme arquear una ceja con expresión de curiosidad, quedándome dubitativo por un momento ante la mezcla de juego y coherencia aparente.

-Puede ser una búsqueda de lo más interesante...- respondo sin disimular mi diversión, al contrario que ella, hasta que su mano se apoya en mi mejilla y automáticamente la mía lo hace sobre su espalda, ejerciendo la suficiente fuerza como para que su pecho se apoye en el mío justo antes de notar la intensa descarga que me provoca su beso, esta vez iniciado por ella misma. Eso debe de significar algo, ¿no? Por un segundo llego a pensar que tal vez deberíamos hablar sobre ello pero al instante siguiente mis labios ya se han enredado demasiado en los suyos como para que esos "detalles" me preocupen, ahora resultan demasiado ínfimos y secundarios.

La beso, conteniendo algún que otro suspiro, mientras una serie de estremecimientos me recorren todo el cuerpo de manera demasiado agradable y placenetera como para querer detenerme, pero aún así lo hago, aunque sólo parcialmente. Mordisqueo su labio inferior suavemente con la punta de los dientes y entonces vuelvo a mirarla de manera distinta a las anteriores, con una mezcla de anhelo y algo mucho más intenso que no sería capaz de describir. Mis labios se depositan entonces en su barbilla con lentitud y desciendo a través de su cuello hasta hundirme y perderme en él, disfrutando del aroma de su cabello mientras los besos se vuelven cada vez más húmedos y mi mano encuentra el final de su camiseta para introducirse dentro de ella hasta acariciar, de manera directa, la cálida piel del bajo de su espalda.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Dom Ago 21, 2011 10:43 pm
De lo más interesante, sin duda. Un suspiro se escapó de los labios de la bruja al ver que él correspondía y de forma instintiva se movió hacia delante para pegar aun más el cuerpo al de él, para sentir el calor que desprendía. La capacidad de pensar con claridad se había visto reducida hasta límites puramente instintivos. Respiró hondo cuando se apartó de sus labios para mirarle, perdiéndose unos instantes en su mirada, apreciando aun más la intensidad de esos ojos al tiempo que su mano se desliza lentamente hasta sus hombros para seguir un lento camino hacia abajo deteniéndose solo un instante en la zona de su torso donde se encuentra el corazón sintiendo levemente el retumbar de su corazón que parece acompasado al suyo propio.

Un corazón, el suyo, que se acelera todavía más al notar los besos deslizándose por su cuello, como si fuera capaz de crear miles de llamas diminutas que lamen su piel. Dejó escapar un ligero suspiro apoyando con suavidad la mano en su cadera al tiempo que un escalofrío la vuelve a recorrer, provocando un ligero temblor, en el mismo instante que su mano llega a acariciar la piel de su espalda. Su espalda se arquea ligeramente girando el rostro para besar la piel de su rostro que tiene al alcance, apoyando por un momento la frente en su hombro respirando hondo y notando el olor característico de James.

Está claro…—susurra con tono divertido moviendo la mano que se había quedado en su cadera lentamente hacia arriba por su costado aun por encima de la ropa. — que ésta es una buena forma de combatir el frío.

No es el comentario más inteligente del mundo, pero no puede evitar una sonrisa antes de rozar su nariz en su hombro en un gesto puramente mimoso haciendo una línea imaginaria en dirección de su cuello en un perezoso movimiento de sus labios. Su mano finalmente pasa hacia la zona de la espalda terminando por subir con suavidad por la misma antes de volver a bajar hasta la zona de la cintura del pantalón recorriéndola ligeramente con sus dedos.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Lun Ago 22, 2011 7:28 pm
Cada uno de sus suaves suspiros consigue dibujarme sonrisas de satisfacción, complacido por ser capaz de generar esa reacción en ella, por resultarle agradable en cada uno de mis movimientos y gestos. No estoy demasiado acostumbrado a estos encuentros, generalmente los poco que he tenido han resultado más fríos y apasionados pero no se puede decir que hayan sido una de mis prioridades durante casi un siglo de existencia así que no puedo evitar plantearme a cada segundo, ¿estoy haciendo lo correcto...?

Mis labios descansan en su exquisito cuello, escuchando de lejos lo que dice sin prestar excesiva atención, saboreando su piel mientras mi mano recorre parte de su columna hasta terminar alcanzando su ropa interior. En esos momento abro los ojos de repente, como si cayera en ese pequeño detalle justo entonces, pero su gesto puramente afectuoso entorno a mi hombro consigue serenarme de nuevo mientras la observo de reojo, encandilado, jadeando entre dientes con suavidad al notar sus labios en mi cuello.

Justo entonces vuelvo a inclinarme, estirando el cuello de su camiseta para darlo de si mientras beso su clavícula, siguiendo su forma hasta llegar al hueco central en el cuál me permito el lujo de apoyar mi lengua antes de hacer lo mismo con sus labios, removiéndome ligeramente ante ese contacto que empieza a resultar francamente electrizante. Mi respiración se agita por momentos y mi pulso le sigue de cerca, queriendo más a cada instante que pasa, sin sentirme apenas capaz de contenerme.

-Hazlo... sigue- musito entonces cerca de su oreja mientras desciendo mi mirada hasta su mano cuya posición, quizá, incluso desconoce. El ver claramente como sus dedos rozan mi pantalón y mi piel a la vez consigue estremecerme mientras aprieto ligeramente los dientes y termino por sonreír de manera traviesa, apoyando mi propia mano sobre la suya para guiarla lentamente hasta donde hace un momento descansaba la hebilla de mi pantalón, continuando ese intenso recorrido a menos que ella haga el más mínimo gesto de desagrado u oposición.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Lun Ago 22, 2011 9:55 pm
Respiraba de forma entrecortada en una marea de sensaciones que amenazaban con dejarla sin aliento mientras que sentía el retumbar de su propia sangre en los oídos. Respiró hondo por un momento para después dejar escapar el aire entre los dientes en claro suspiro. La mano en su espalda estaba haciendo que se estremeciera sin poder evitarlo, que temblara con ligereza mientras que él recorría esa zona de su piel tan sensible, tan deseosa de recibir esas atenciones. Cuando se detuvo no pudo evitar quedarse por un momento quieta, quizá hubiera hecho algo mal.

La incertidumbre se rompió en el momento justo que notó cómo bajaba en dirección a su cuello y aguantó la respiración una vez más. Sentía casi las ganas de ponerse a ronronear como si se tratara de un gato grande. Era como si el tiempo se hubiera pasado, como si tuvieran todo el tiempo del mundo, como si en ese momento solo existieran ellos dos. Deslizó brevemente su lengua por su cuello, dejando un breve modisquillo sin llegar a hacer daño mientras que su mano sigue esa exploración acariciando la cintura del pantalón y en cierta forma la piel que había debajo.

Hasta que él se la cogió y es entonces cuando bajó la mirada a ese punto mordiéndose el labio inferior. Sin darse cuenta de lo que hacía tomó aire lentamente mientras con lentitud, casi a cámara lenta, ambas manos se dirigen hacia la zona delantera de su pantalón, deslizando suavemente sus dedos por la piel hasta llegar al punto donde se encuentra el botón. Se detiene, un segundo, en un momento de duda porque sabe que una vez hecho aquello no habría vuelta atrás, ¿y acaso eso era malo? Por los dioses que no.

Sin embargo se entretuvo introduciendo la mano por debajo de la camiseta para acariciar su abdomen unos instantes alzando la mirada para fijarla en los ojos de James. Fuera, la tormenta se desató con un trueno y un relámpago que iluminó por unos minutos la habitación antes de que el cielo pareciera que se abría en dos. Y aun así Viviane, salvo un ligero respingo cuando escuchó el trueno, no se inmutó mientras se movía hacia delante para unir sus labios con los del hechicero una vez más. Su cuerpo se movió ligeramente hacia delante mientras su mano bajaba hasta el botón que lentamente comenzó a desatar rozando con los nudillos la piel que estaba debajo en un lento movimiento.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Mar Ago 23, 2011 7:07 pm
Su suave mordisco consigue ponerme la piel de gallina y me arranca una sonrisa de placer un tanto absurda pero incontenible mientras sigo con la mirada el descenso de nuestras manos hasta que llegamos al botón en cuestión y me obligo a soltarla, dejándole total libertad de decisión mientras afuera la tormenta se vuelve más intensa... al igual que dentro de mi propio pecho.
Un trueno consigue hacer retumbar levemente toda la estancia pero ninguno de los dos le presta demasiada atención y seguimos centrados en nuestra propia mirada hasta que ella toma la iniciativa de volver a mí y yo la recibo con un beso intenso, algo más apasionado que los anteriores pero que aún así procuro que no resulte demasiado brusco.

Saboreo sus labios con anhelo, noto sus suaves dedos moviéndose entorno a mis pantalones y al final no puedo contener un jadeo de placer acompañado de un intenso estremecimiento al cuál le sigue una risa por lo bajo antes de apoyar una mano en su mejilla para seguir mordisqueando su labio inferior, tirando de él con suavidad para finalmente empezar a empujarla con lentitud hasta conseguir dejarla boca arriba, momento en el que empiezo a descender a través de su cuerpo rozando su camiseta con mi propia cara hasta detenerme a la altura de sus caderas.

La observo desde ahí con los ojos parcialmente entrecerrados y entonces levanto la tela que cubre su perfecto vientre para besarlo con húmeda devoción mientras una de mis manos se pierde en las intensas curvas de sus muslos y su preciado trasero según se mueve en la cama. Si todavía conservara algo de cordura y sensatez es posible que intentara refrenarme, detener la situación antes de que sea demasiado tarde y ya no pueda haber marcha atrás, pero me temo que ese momento llegó hace demasiado tiempo así que ahora ya no tendría demasiado sentido. La he deseado desde hace un tiempo, ese no es un sentimiento demasiado nuevo para mí, pero la diferencia con cualquier otra experiencia anterior radica en que a ella la quiero.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Mar Ago 23, 2011 10:31 pm
Su mente hacía tiempo que se había vuelto una nebulosa informe, un lugar donde las ideas no llegaban a formarse, donde solo sentía y se estremecía, donde no había hueco para nada más que ese momento que estaban compartiendo. Y no quería estar en ningún otro lugar. Mantuvo la mano que hasta hacía unos momentos había estado jugueteando con el botón en aquel lugar, acariciando apenas mientras que la otra se alzaba para entrelazar los dedos en su pelo. El beso, ese beso que se volvía cada vez más apasionado y que lograba que únicamente pudiera escuchar el latido de su corazón.

La tormenta estaba demasiado lejos, mientras que él estaba allí anclándola al presente. Un ligero gemido se escapó de sus labios mientras que notaba la presión de los dientes de James en su labio y su espalda por fin tocó la firmeza del colchón moviéndose hasta acomodarse arqueando por un momento la espalda para hacerlo. Sin saber bien qué estaba haciendo cerró los ojos como si de esa manera pudiera sentir muchísimo mejor cada una de las caricias, cada gesto que hace que su cuerpo se estremezca de arriba abajo.

Sus manos van subiendo lentamente en el mismo proceso por el que él baja, deslizando las manos por debajo de su camiseta para notar la piel de su espalda y rozarla apenas con las yemas de los dedos. No quería que aquello terminara, se había adentrado en una espiral en la que daba vueltas sin parar siendo James el mismo centro, el núcleo, el causante y el efecto al mismo tiempo. Acertó a mirarle a los ojos, notando un escalofrío sin poder evitarlo cuando sus miradas se entrelazan. Un ligero jadeo se escapó al sentir sus labios en la piel del vientre, respirando profundamente por un momento.

Alzó con suavidad una de sus manos para entrelazar los dedos en su pelo mientras que la otra se pierde en sus hombros volviendo a cerrar los ojos, a morderse el labio inferior. ¿Cómo podría haber imaginado aquello hacía unas semanas? ¿Qué sentido tenía?

Si estaba cayendo en la locura, no le importaba, mientras James estuviera con ella.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Miér Ago 24, 2011 2:03 am
Al notar sus manos acariciando y rozando parte de mi espalda y de mis costados no puedo evitar un escalofrío, aunque por esta vez no tiene nada que ver con el placer si no todo lo contrario. ¿Acaso lo ha notado?, ¿ya lo sabe...? Creo que no, el contacto ha sido demasiado fugaz y ella se encuentra demasiado a gusto como para haber apreciado las muchas marcas, cicatrices y deformidades que llenan mi piel pero ese simple gesto hace que todo cambie, consigue que dude, sobretodo de mí mismo.

Apoyo entonces la frente sobre su suave vientre, cierro los ojos tragando saliva con cierto esfuerzo y finalmente me doy cuenta de que no puedo. Sigo siendo un cobarde y no me atrevo a mostrar más de mí de lo que ya he enseñado. No podría soportar su rechazo, su cara de desagrado y repulsa. Las primeras veces cometí el error de correr el riesgo pero no, ya no me siento capaz de poder encajar ese tipo de reacciones, no si provienen de ella.
Así es como vuelvo a cubrir su piel cuidadosamente con su camiseta, abandono mi posición y vuelvo a tumbarme en la cama con normalidad, manteniendo escasa distancia de separación pero sin llegar a tocarla.

Por un momento siento deseos de pedirle perdón, incluso de darle explicaciones, pero al notar el nudo en mi garganta sé que cualquier cosa que pudiera decir sería totalmente absurda y banal. ¿Y si se siente rechazada...? Sería lo lógico, aunque me dolería, pero puede que sea mejor de esta forma. Seamos realistas, un ángel no va a poder estar nunca con un demonio, quizá va siendo hora de que me resigne a ello antes de terminar haciéndole daño de verdad.
La beso entonces en la frente de manera cariñosa pero mucho más casta que hace un instante y finalmente me giro para darle la espalda.

Éste soy yo, el malnacido que no te merece.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Miér Ago 24, 2011 11:27 am
El fuego que hacía un instante había estado presente abrazándola por completo parece congelarse en el momento en el que James la cubrió y se movió para separarse de ella tumbándose a su lado pero sin tocarla. Viviane dejó caer las manos confusa, quedándose durante unos instantes sin saber cómo reaccionar, sin saber qué era lo que había sucedido, qué había hecho mal. Si es que había hecho algo mal. Cuando volvió a moverse creyó, pensó… pero al notar el beso en su frente no pudo evitar fruncir por un momento los labios.

Algo había cambiado y no sabía de lo que se trataba. Se mordió el labio inferior mientras se movía ligeramente en la cama para ponerse de costado y mirar la espalda de James. Quizá necesitara descansar, habían decidido hacerlo, pero sin embargo… Se sentía dolida por el rechazo, con una especie de nudo en el estómago que no conseguía deshacer por mucho que lo intentara. Respiró hondo por unos instantes, revolviéndose inquieta. Durante unos instantes simplemente dejó que sus ojos se fijaran en la lluvia que caía fuera, en el trozo de cielo grisáceo y que parecía calar por completo en su interior.

No, aquello no podía ser. No sabía lo que había sucedido, no entendía los motivos del hechicero, pero en cierta manera quería saber. Y otra parte de ella la movía a acercarse a él aunque no sabía si podría soportar un nuevo rechazo. Quizá se había vuelto demasiado pesada, quizá se había sobrepasado en el contacto físico, quizá solo había sido un momento, una locura transitoria que se había pasado.

A la mierda.

¿James?—preguntó en un susurro, moviendo la mano para posarla con suavidad en su hombro mientras que se movía solo un poco hacia delante sin llegar a tocarlo.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Miér Ago 24, 2011 8:00 pm
Me siento tan rastrero y miserable que en ese preciso momento podría ponerme a gritar como un loco y empezar a romper cosas sin sentido pero nada de eso sucede, sería demasiado visceral para mí, ¿verdad? Me limito a observar la almohada con un sentimiento de culpabilidad que nunca creí posible y me limito a resignarme. ¿Cómo es posible que me sienta peor por esto que por matar a gente? Incluso a algunos inocentes, sí. ¿Y acaso creo que ella perdonaría tales atrocidades? No, claro que no, de hecho no quiero que lo haga porque entonces perdería su esencia y yo no tengo ningún derecho a hacerlo. No quiero seguir estropeando todo aquello que toco, empiezo a estar cansado.

Cuando escucho su voz me estremezco por completo sorprendido. No esperaba que después de cortar así la situación fuera capaz de dirigirme la palabra, sencillamente no me lo merezco, pero ella sigue siendo tan encantadora y única como siempre incluso sin proponerlo y eso lo complica más todo, lo vuelve más doloroso. Al notar su mano en mi hombro suspiro hondamente, sin molestarme en disimularlo, y cierro los ojos mientras me relamo los labios, algo dubitativo.

-No hagas esto, Viviane. No te condenes por mi culpa- termino diciendo con aparente calma, girando un poco la cabeza para mirarla de reojo pero obligándome a detener ese gesto cuando todavía no he terminado de llevarlo a cabo, volviendo la vista a la pared que tengo delante con fijeza mientras me cruzo de brazos con una actitud algo más tensa y a la defensiva que hace un instante. Querría quedarme con ella para siempre, esa es la verdad, pero no puedo permitirme tal lujo a sabiendas de lo que supondría para ella. ¿Cómo imaginar que podría sentir un mínimo de atracción por mí? Esto no debería haber sucedido, así de simple, apenas me había atrevido a soñar con alguno de sus besos y entonces... Se ha convertido en un sueño en vida, pero no voy a ser yo el que lo destruya.

Ódiame, será más fácil... al menos para ti.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Miér Ago 24, 2011 9:15 pm
Su mano se tensó por un momento ante el suspiro de James, mordiéndose el labio inferior con fuerza aunque manteniéndola al ver que no alzaba la mano para quitársela. Sin embargo sus palabras la dejan sin saber qué decir y su gesto, ese gesto defensivo, le llega directamente al corazón. ¿Qué es lo que ha pasado para que esté así? Intenta recordar lo que ha pasado, ver si ha hecho algo que le pudiera haber hecho sentirse de esa manera, pero no encuentra nada con lo que poder relacionarlo. Como siempre James se escapa por completo a su entendimiento, es como si de repente se encontrara con la única persona a la que no puede leer perfectamente como si se tratara de un libro abierto.

Y eso la intriga y la atrae, a partes iguales. ¿Condenarse? Su mano bajó ligeramente por su hombro hacia su brazo un instante en un gesto que en realidad no había sido predeterminado. Condenarse era estar en ese momento de esa manera, tan cerca y a la vez tan lejos, como si hubiera una enorme barrera trasparente que la impedía acercarse hasta él. Y necesitaba hacerlo. No entendía las razones, no se había parado a pensar en ellas, pero había comenzado a sentirse bien, segura, a salvo cuando estaba James a su lado. Eso era todo un lujo y un gesto egoísta, pero por una vez no le importaba serlo.

¿Por qué dices eso?

Quería entenderlo, quería saber el por qué de aquello, intentar ir más allá hasta poder mirarle directamente a los ojos. Se mueve entonces hacia delante apoyando la mano en la de James tras deslizarla con suavidad por su brazo al tiempo que apoyaba la frente en su espalda como una muda súplica al tiempo que se muerde el labio inferior intentando controlar unos latidos de corazón que late demasiado rápido dentro de su pecho amenazando con salirse del mismo, esperando unas palabras de las que no sabe qué esperar.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Jue Ago 25, 2011 2:14 am
Cuando noto como su mano se desliza a través de mi brazo no puedo evitar sentir un cosquilleo que consigue hacerme bajar la cabeza. Me cuesta contenerme, más de lo que me ha costado nunca. Normalmente la indiferencia y la frialdad son naturales en mí, sencillamente soy así, y aunque en este caso pueda parecerlo es muy distinto, porque ahora me veo obligado a fingirlo a sabiendas de que puedo dañarla. No me gusta, si pudiera lo evitaría a toda costa, pero no veo otra manera posible de solventar el embrollo que he creado yo solo y que nunca debería haber creado. Ni siquiera debería haber seguido visitando la tienda tras saber que su abuela había muerto pero... ya desde ese momento había algo en ella que me resultaba demasiado difícil de olvidar. Su mirada, sus gestos, incluso su bendita educación...

Es al sentir su suave mano sobre la mía y su rostro en la espalda cuando me doy cuenta de que no puedo negarle al menos una explicación. Quizá suene ridícula pero cabe la posibilidad de que la haga recapacitar. Sí, ¿por qué no? Es una chica lista, quizá entienda que es lo mejor y todo vuelva a la normalidad. La fría y distante normalidad -Porque yo ya he hecho demasiadas cosas malas en el pasado y no creo que vaya a cambiar. Tú eres buena por naturaleza, en el fondo sabes que sólo terminaría por destruir esa parte de ti. ¿Es lo que quieres...? Ni siquiera sabes de lo que he llegado a ser capaz- entrecierro parcialmente los ojos, recordando múltiples imágenes de muertos a mis manos, ya fuera por métodos toscos y directos o a manos de mi magia. No, ni siquiera me arrepiento de todo aquello. De algunos casos concretos sí, puede, son los que me provocan insomnio y no dejan de torturarme, pero si tenemos en cuenta el conjunto global se podría decir que soy un maldito psicópata o algo peor.

Tras unos segundos de silencio accedo a moverme. Empiezo a girarme con lentitud y termino por enfrentarme a sus ojos con una expresión que pretendo que resulte decidida y ceñuda, al menos es así como creo que me estoy mostrando, pero resulta que en el fondo mi mirada sólo transmite súplica. Patético.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Jue Ago 25, 2011 2:49 am
”No te apartes” pensó mientras se tensaba por un momento esperando sus palabras o sus acciones, algo, cualquier cosa. La atmósfera se había hecho pesada y no tenía nada que ver con la tormenta que azotaba aquella pequeña posada de Escocia, sino por las corrientes que se deslizaban entre ambos: invisibles, mudas. Viviane necesitaba saber, quería entender por qué él estaba así. Quería comprender las razones de que todo hubiera cambiado en apenas unos segundos. No pudo evitar acariciar brevemente con el pulgar su mano, un solo instante, antes de que comenzara a hablar.

No lo sabía, no sabía lo que había hecho en el pasado. No sabía nada de él, era cierto, de la misma forma que él solo había visto un parte de ella. Estaban empatados, igualados, al menos en ese aspecto. Sin darse cuenta de lo que estaba haciendo frotó suavemente su nariz contra su hombro antes de que él comenzara a girarse apenas apartándose para facilitarle el trabajo y poder mirarle a los ojos. ¿Debería apartarse? ¿Alejarse? ¿Dejar todo en ese momento y seguir su camino? Había visto parte de la violencia de la que era capaz: en la trastienda con el Equites, en el camerino cuando habían discutido. Y sin embargo no quería hacerlo. No estaba a favor de la violencia, siempre había estado relacionada de una manera u otra con movimientos pacifistas, siempre evitaba la confrontación y procuraba no llegar a nada que pudiera dañar.

No quiero que cambies.—le contestó, porque eso era lo primero que tenía que decir. — De la misma forma que yo no creo que pueda cambiar, ni tampoco quiero hacerlo.—aunque era cierto que en parte se había endurecido. Respiró hondo mientras fruncía los labios en una ligera mueca paseando su mirada por sus ojos pensativa. — Solo se algo James.—se mordió el labio inferior un instante, intentando encontrando palabras que pudieran decir con claridad lo que fuera que tenía que decir. — Estoy bien estando contigo, has hecho por mi mucho más que otras personas. Igual es egoísta…— y sabía perfectamente que lo era y mucho además. — pero n…no me importa.

Necesitaba expresar decisión y firmeza, pero no sabía si lo estaba consiguiendo. Necesitaba mostrarse firme, segura, dejar de lado las debilidades que tan poco le gustaban. Quizá nunca entendería las razones de James, pero si había algo que entendía es cómo se había portado con ella.

avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Jue Ago 25, 2011 8:14 pm
En cuanto empieza a hablar no puedo evitar arrugar parcialmente la frente un tanto preocupado. Apoyo una mano sobre mi propio pecho pero la otra permanece sobre el colchón, junto a la suya. Me resulta increíble la capacidad que tiene de serenarme, de conseguir que cualquier situación parezca más sencilla o al menos agradable con su simple presencia. ¿Cómo lo hace? Sencillamente siendo ella. No se trata de ningún tipo de truco, falsedad o engaño, ni siquiera estoy seguro de que supiera llevar a cabo nada de eso, y es precisamente por eso que me fascina. Frágil y dulce pero inteligente y decidida a la vez. Mi musa y mi perdición.
-¿Estás segura...?- pregunto vagamente mientras bajo la mirada unos instantes, pensativo, para inmediatamente después volver a mirarla directamente.

-Y aún así, ¿acaso importa lo que escojamos nosotros? La verdad es que nuestras afiliaciones no nos permitirían seguir juntos. Al menos la mía no, eso te lo garantizo. Como mucho intentarían aprovecharse...- sacudo ligeramente la cabeza, apartando de mi mente la multitud de ideas crueles y torturas que sé que podrían llevar a cabo contra ella y contra mí -Es arriesgado, y si todavía no han hecho nada al respecto es porque no han empezado a darle importancia pero tarde o temprano... lo sabrán. Y entonces vendrán a por nosotros- suspiro hondamente, presa de la frustración y la impotencia, pero al final empiezo a girarme hacia ella apoyando una mano en su mejilla, apartándole el pelo de la cara con cuidado.

-¿Vale la pena todo ese riesgo?- la observo con fijeza, expectante, y a pesar de que no digo ni opino nada más para no afectar a su propia decisión me muestro totalmente convencido de algo. De que sería capaz de caminar por el infierno si eso me asegurase quedarme a su lado.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Viviane M. Harker el Jue Ago 25, 2011 9:27 pm
Lo estaba, estaba segura. Había llegado al punto de no retorno, aquel en el que no le importaba nada más. No sabía bien cómo había llegado hasta allí, no estaba segura de las razones o los motivos, ni siquiera le importaba en realidad. Lo único que la preocupaba, si es que se podía llamar preocupación, era estar allí. Saber qué le ocurría, qué sentía. Sí, estaba segura de aquello. Aun así sus labios se fruncieron ligeramente al escuchar las palabras puesto que lo sabía, pero era la primera vez que hablaban de sus alianzas, de sus grupos, de forma tan abierta. Él era un Sol, ella una Noctem, tenían ideales tan diferentes que eran la cara y la cruz de una manera.

Era cierto que Viviane nunca había estado demasiado atada a su grupo, pero en ese momento estaba Ruth. Ruth había sido una buena amiga, alguien que la había apoyado y ayudado en esos meses. Había estado ahí para echarla una mano y al final habían terminado congeniando. Y aun así no dudaría en apartarse de ella por James. No lo terminaba de entender o mejor dicho, no quería analizar los porqués de estar tan segura de algo. Le gustaría tener todo, pero era imposible, incluso su mente más caprichosa se lo indicaba claramente. Se mordió el labio inferior. Era imposible, además, engañarlos. Era imposible mantenerse en secreto porque además no quería hacerlo. Fuera lo que fuera lo que estuviera naciendo entre ambos, no quería ocultarlo entre mentiras y engaños. No le parecía justo. Y Ruth era una Sight por lo que ocultarla algo era prácticamente imposible.

Y sin embargo…

Vale la pena.—movió ligeramente el rostro para poder besar el interior de la muñeca de James un minuto antes de volverse para mirarle a los ojos. —He vivido lejos de estas guerras durante muchos años, James.—había decisión en su mirada mientras que buscaba la otra mano de él para entrelazar sus dedos con los suyos. —Vivimos en riesgo todos los días, sé que sería mucho más complicado, pero también sé que justo en este momento quizá tengamos una oportunidad porque todas la miradas se vuelven en otras direcciones.

Y quizá en el fondo estuvieran dispuestos a hacer una tregua. La Profecía, los Fae, los Equites, se estaban abriendo demasiadas batallas y quizá podrían ser utilizadas. Quizá hubiera una oportunidad y se pensaba agarrar a esa esperanza.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por James Strauss el Vie Ago 26, 2011 6:11 pm
La observo en silencio y me alegra comprobar que no se precipita, que se toma su tiempo necesario para calibrar adecuadamente la respuesta que realmente quiere dar. No me gustaría que se dejara llevar por el momento y terminara diciendo algo de lo que pudiera arrepentirse luego, sea bueno o malo, pero en el fondo siempre ha demostrado ser una chica de lo más razonable y lista así que tampoco me sorprende en demasía. Lo que sí debo admitir es que me cuesta horrores contener mis gestos en ese preciso instante. Desearía acariciarla o apretar su mano pero me obligo a mantenerme inmóvil para no influir de modo alguno en su decisión, que por suerte tampoco se hace esperar en exceso.

En cuanto empieza hablar contengo el aliento durante ese breve período de tiempo. Me fascina la decisión con la que decide hacer frente a las consecuencias que pueda acarrear esto, nuestra... ¿relación? Sigue resultándome demasiado increíble poder hablar o pensar sobre ella en ese tipo de términos pero la verdad es que no creo que me cueste demasiado acostumbrarme. Su mención a la guerra, a la parcial tregua que eso puede darnos, me muestra su parte más racional aunque en cierto modo intuyo que es una especie de "excusa" para ambos, para convencernos de algo que en realidad deseamos con anhelo pero que nos da miedo asumir. Y no por nosotros mismos... si no por el otro. A pesar de que yo no estoy nada acostumbrado a pensar y preocuparme por otros en este caso se lleva a cabo una de esas excepciones que tan bien se le dan y sencillamente esos sentimientos fluyen con naturalidad.

Una vez termina esbozo una sonrisa y por fin me permito moverme nuevamente con libertad, apoyando la frente en la suya -Supongo que entonces es ahora o nunca- beso afectuosamente sus labios, aunque de manera superficial, y después la atraigo hacia mí mientras me tumbo boca arriba, dejándola recostada sobre mi pecho para que pueda descansar, queriendo y necesitando su contacto directo todo lo que pueda permitirme.

Acaricio su pelo con cuidado, llegando hasta su espalda, y ahí se detiene una de mis manos mientras con la otra sostengo algunos de sus pequeños dedos, emitiendo un suspiro de cierta preocupación antes de volver la vista hacia ella -Te quiero- musito por lo bajo cuando creo que ya se ha quedado dormida, cerrando los ojos entonces pero no antes.
avatar
Mensajes
24
Créditos
86
Aurumm~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Mensajes
24
Créditos
86
Contenido patrocinado

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.